Presentan proyecto de Ley que deroga decreto del AMO en la AN

Categoría: foto plana |

maria-ghVarias agencias | El Arco Minero consagra una masacre contra los seres humanos, una masacre ambiental, por lo que es necesario que se detenga a objeto de impedir los daños que ocasionará en el tiempo.

Coincidieron en este planteamiento los ponentes que participaron en el marco del foro de presentación de la Ley que Deroga el Decreto del Arco Minero y su impacto, efectuado en el Museo Bolivariano. Dicho evento fue presentado por la Comisión Mixta que hace seguimiento al proyecto Arco Minero, presidida por el diputado Américo Di Gracia e integrada, además, por la diputada por Monagas María Gabriela Hernández, recientemente apartada de las filas del derechista Partido Voluntad Popular.

 

“Si se activa el Arco Minero del Orinoco (AMO) el aporte de Venezuela al Cambio Climático será incuantificable”, fueron parte de las declaraciones emitidas por la diputada Maria Gabriela Hernández ante la Asamblea Nacional, durante la presentación del Proyecto de Ley que Deroga el mencionado Decreto.

A este encuentro también asistieron el diputado Luis Silva de Bolívar, así como los profesores Florencia Cordero y Eleuterio Benites, entre otros.

La diputada Hernández se inclinó a favor de que este proyecto sea presentado a las distintas comunidades a fin de que conozcan los efectos negativos del Arco Minero para el ambiente y los daños que ocasionará.

Aseguró que el mismo contraviene el quinto objetivo del Plan de la Patria, y el Tratado de Paris sobre el cambio climático suscrito en el año 2015. ”Por eso es obligación de los diputados y de las distintas ONG que se abocan a la materia ambientalista, luchar para preservar nuestro territorio, para preservar la vida en el país, la vida de nuestras comunidades ancestrales. Deben alzar la voz para detener la explotación del Arco Minero”.

Destacó, que una onza de oro cuesta 1226 dólares, y un turista puede pagar 4 mil dólares por un paquete turístico a Canaima y al Salto Ángel, y se preguntó ¿Por qué no explotan el turismo en esa zona, en lugar de implementar un proyecto que hace tanto daño al ambiente? .

Se refirió a una información publicada en medios de comunicación según la cual recientemente murieron por sed 100 niños somalíes y señaló que ojalá esta noticia sirva de advertencia a las diferentes organizaciones civiles para que este tema lo traten con más ahínco y los responsables de la realización del Arco Minero reflexionen.

Dijo que no se realizó un estudio sobre el impacto ambiental y cultural que ocasionará dicho proyecto. “Se sabe que habrá deforestación, contaminación, amenaza de las reservas de agua y de incontables especies de animales y eso influye en el cambio climático no solo en Venezuela sino también en el mundo”.

Agregó, que si se afecta esa zona de agua definitivamente la represa del Gurí también se verá afectada más de lo que está.

 

Hernández destacó que el objetivo de este proyecto de ley es proteger las aguas del país, “el círculo de la vida”, y que además el Gobierno confirmó que “no se había realizado el estudio del impacto ambiental del AMO”, hecho que perjudica aún más al ambiente.

“El proyecto declara las aguas como bienes insustituibles. Es una protección especial de todas las áreas ya protegidas en Venezuela, incluyendo la biodiversidad del país”.

Asimismo insistió que la idea es proteger la vida de todos los venezolanos, mientras que el AMO es todo lo contrario.

“¿Que hay dentro del Arco Minero? Oro. Pero lo más importante son los asentamientos de comunidades y pueblos indígenas, agua, fauna, vida”, señaló.

Por su parte el exsenador Alexander Luzardo, autor de las Normas Ambientales de la Constitución Nacional, resaltó Que la Ley Tiene por Objeto La protection transgeneracional de las reservas insustituibles de agua dulce, biodiversidad, Ubicadas al sur del Orinoco, estado Bolívar, Amazonas y Delta Amacuro. 

Indico que la norma crea una zona costera protectora del Orinoco, una extensión del Parque Nacional Canaima y La Zona Protectora sur del Estado Bolívar. 

Indico, que El Acuerdo aprobado por la AN rechaza el Arco Minero, plantaron retomar las políticas ambientales y la discusión y la memoria técnica ambiental que S¡se ha venido perdiendo es el País. 

Destaco, que El Informe aprobado por la Comisión que hace seguimiento al Arco Minero desautoriza al Ejecutivo Nacional a ejecutar ese Proyecto por los daños ambientales que ocasionará. 

Añadió que el problema del Arco Minero es que la República está siendo hipotecada y además destruida, “Se busca promover un ecocidio en nombre de la un supuesto desarrollo. Además del impacto ambiental y el daño que ocasionará sobre las aguas constituye un fraude y una oferta engañosa al País “. 

Esta iniciativa de ley se suma a una serie de pronunciamientos, acciones jurídicas y movilizatorias que organizaciones sociales, indígenas, no gubernamentales, políticas y personalidades han realizado para tratar de detener este proyecto de megaminería en la Cuenca del Orinoco impulsado por el gobierno de Nicolás Maduro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.