Para una crítica latinoamericana del bolivarianismo como proyecto continental de Estado Social

Categoría: foto plana,Guarureando |
Foto: "ni el humito" de Alejandro Vásquez

Foto: “ni el humito” de Alejandro Vásquez

El modelo “bienestarista” de Venezuela y sus damnificados

Delia PolancoLoaiza (1)

“Algún día, el pueblo expropiará el Estado” Carlos Angulo 

A) OBJETO DEL ESCRITO, EN EL CONTEXTO DE LA AGITACIÓN DERECHISTA

Venezuela, considerada por algunos —y no solo en Latinoamérica y el Caribe— como un referente para la transformación de las relaciones sociales de explotación y opresión del sistema hegemónico capitalista/técnico-industrial/consumista, y como un frente anti-imperialista, “faro” ante la crisis de las economías de Europa y USA por sus logros, innegables, en salud, educación, vivienda, empleo, ingreso, etc., reconocidos por organismos internacionales (2), se encuentra, desde febrero de 2014 (mientras terminamos de escribir este ensayo), en una arremetida más de la derecha reaccionaria y pro-imperialista:   “la  rebelión  de  la  oligarquía”,   inflada   y   distorsionada   por  los  medios (3),

—————

(1) Magister Scientarun de la Facultad de Agronomía de la Universidad Central de Venezuela, docente investigadora universitaria, escritora, colaboradora habitual en diversos medios digitales anti-capitalistas (Aporrea, Rebelión, La Haine,…), autora de innumerables artículos y ensayos, y de un libro de poesía titulado Envanecida. Militante del Colectivo Amplio para la Retoma e Investigación de la Agricultura Campesina y  Originaria (CARIACO).

(2) La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) reconoce que Venezuela logró la meta de reducir la pobreza extrema y el número de personas con hambre o desnutrición, antes de lo estipulado por los objetivos del milenio (“Reconocimiento de la FAO a Venezuela”, Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, 26.6.13. Este documento puede descargarse libremente de la red; se halla disponible en: http://www.rlc.fao.org/es/paises/venezuela/noticias/reconocimiento-de-la-fao-a-venezuela/). También se cumplieron los objetivos restantes desde el 2010 (“Cumpliendo las metas del milenio 2010. Informe”, República Bolivariana de Venezuela, disponible en: http://www.pnud.org.ve/INFORMEOBJETIVOS_MILENIO_2010_INE.pdf). Lo anterior obedece a programas y misiones diversos; y al incremento de la inversión social, que se encontraba en 36,7% en la etapa 1985-98 y pasó a 62,5% en el período 1999-2012 (“En Revolución se duplica la inversión social en Venezuela destaca Elías Eljuri (+Video)”, Venezolana de Televisión, VTV, 13.9.13, disponible, para descarga abierta, en la red: http://www.vtv.gob.ve/articulos/2013/09/05/en-revolucion-se-duplica-la-inversion-social-en-venezuela-destaca-elias-eljuri-video-7337.html). Como resultado de ello, el índice de desarrollo humano (IDH) aumento de 0,683 en 1990 a 0,771 en el 2013; y el índice Gini pasó de 0,486 en 1998 a 0,390 en el 2011, siendo Venezuela, desde el 2009, el país menos desigual de Latinoamérica y el Caribe (“ONU: Venezuela es el país menos desigual de Latinoamérica y el Caribe”, Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información, MinCI, 22.8.12, disponible en: http://www.minci.gob.ve/2012/08/onu-venezuela-es-el-pais-menos-desigual-de-latinoamerica-y-el-caribe/). Y así lo percibía en 2010, en términos de bienestar, el 64% de la población (“Venezuela ocupa el lugar número 6 de países con mayor bienestar del mundo”, Empresa Gallup, 21.4.11. Este informe se halla disponible en la red: http://bolivarianodigital.blogspot.com/2011/04/una-reciente-encuesta-de-gallup-muestra.html). Valores, en fin, reconocidos por Ricardo Menéndez, ministro para esa fecha de Ciencia, Tecnología e Industrias Intermedias, en el programa “Dando y Dando”, de Venezolana de Televisión, disponible en: www.youtube.com/watch?v=yiNEDBBsvj4).

(3) “Nunca gobierno venezolano alguno, desde 1830, ha sido objeto de una campaña mediática internacional como la de ahora contra Hugo Chávez y, especialmente, en estos meses contra el presidente Nicolás Maduro. Se ha denunciado la deformación de la realidad venezolana en la mayoría de los medios en el exterior, en los despachos de las agencias noticiosas y de los servicios de televisión comenzando por CNN, que influyen de manera decisiva en sus usuarios” (Rangel Díaz, E., “Cambio de régimen”, 2013, disponible en: www.aporrea.org/oposicion/a183852.html).

para mantener sus tasas de rentabilidad y de acumulación de capital. Oligarquía que, pese a tener record histórico en ganancias durante estos 15 años, desespera por poseer la dirección política y dirigir la población e institucionalidad, y —lo más preciado— aferrar su objeto del deseo: administrar la enorme renta petrolera para sí y su aliado, USA, que saliva por nuestro petróleo, minerales y agua, entre otros recursos.

¿Qué puede esperarse de un Estado-Gobierno que se denomina “revolucionario” y, ante el asedio permanente de la derecha desde el 2002, en vez de arrinconarla como clase, pacta con el adversario histórico, lo fortalece y “perdona” en desmedro de los explotados y pobres? (4). A ello se debe agregar el descontento de la población por la carestía, escasez de alimentos, inseguridad,…; y la ineficiencia, corrupción e hipertrofia burocrática congénitas del Estado burgués, reconocida sistemáticamente por Hugo Chávez Frías (HCF), durante todo su gobierno, y por el actual presidente, Nicolás Maduro (5).

Pero apartemos la catarsis del momento y hablemos de este texto, donde realizamos una revisión del proceso venezolano durante los últimos 15 años, aspirando a una comprensión que trascienda de la dicotomía más transitada (si, como sostienen unos, el gobierno bolivariano es un modelo de Estado social, antiimperialista y anticapitalista, que rompe las históricas relaciones de poder/saber/hacer impuestas por el sistema hegemónico; o si, como plantea la oposición del país, es un régimen al estilo cubano-castrista o del “socialismo real” de la época estalinista). Más bien, se trata de asirlo como movimiento, como proceso propiamente dicho, como devenir, indagando las tendencias, explorando hacía dónde apunta, intentando evitar los determinismos, las categorías y calificaciones apriorísticas.

Precisamos que, más allá de la distribución de la renta petrolera realizada por e1 Estado venezolano en beneficio de las mayorías históricamente excluidas —¡vaya, que no es poco!—, nos interesa reflexionar sobre las tensiones, contradicciones y aporías de la propuesta de transformación del “gobierno revolucionario bolivariano”: ¿Avanza hacia una ruptura con el sistema hegemónico? ¿Tiende a superar la economía extractivista/rentista? ¿Se mueve vía “otra” sociedad, cualitativamente diferente a la capitalista? ¿O vamos hacia una reforma más?  O sea: ¿Registramos avances  hacia un tiempo  post-neoliberal  y  post-capitalista?   ¿Es  una  propuesta liberadora,  en el

—————

(4) “La burguesía nacional ha hecho «méritos» de sobra para ser despojada de su poder económico, por antinacional y hostil a las mayorías trabajadoras –fue golpista aliada del imperialismo en 2002-2003, fuga capitales, especula y acapara, hace trampa con los dólares que les da el Estado–, y el gobierno jamás dio ningún paso en ese sentido (…). Chávez contó con un gran respaldo obrero y popular, la reacción estuvo debilitada porque sus intentos de golpe chocaron con el muro de la resistencia del pueblo trabajador, ¡pero el gobierno jamás avanzó en un camino que abriera paso a una verdadera revolución social!, ¡al contrario, siempre jugó a evitar mayores niveles de desarrollo de la lucha de clases, siempre jugó a sacar al movimiento de masas de las calles, siempre jugó a llevar todo al terreno de las elecciones! Si hubo movilizaciones de masas enormes y contundentes, no fue porque Chávez se jugara a movilizar para imponerle a la burguesía una derrota verdadera y arrebatarle el poder económico, sino porque eran movilizaciones defensivas de las masas, inevitables ante los ataques de la reacción proimperialista. Por eso, ni aún en los momentos de mayor debilidad de la reacción, Chávez desarrolló una política verdaderamente anticapitalista” (“2da. Declaración: La derecha da un paso al frente aprovechando la agudización de la crisis económica y la «incapacidad» del gobierno para darle una salida”, Liga de Trabajadores por el Socialismo, LTS, 20.2.14, disponible en: http://www.lts.org.ve/2da-Declaracion-La-derecha-da-un-paso-al-frente-aprovechando-la-agudizacion-de-la-crisis-economica-y-la-incapacidad-del-gobierno-para-darle-una-salida). También sugerimos la lectura de Rodríguez Porras, S., “No llegaremos al socialismo de la mano de la burguesía nacional”, 12.2.09 (disponible en: www.aporrea.org/ideologia/a72310.html); de López Sánchez, R., “¿Pacto por la Paz o Entrega de la Revolución?”, 03.3.14 (disponible en: www.aporrea.org/ideologia/a183366.html); y de Lanz, N., “Ya está buena la vaina, decídanse: socialismo o capitalismo”, 10.2.14 (disponible en: www.aporrea.org/ideologia/a181691.html).

(5) Podemos encontrar una aproximación a la actual crisis en los escritos siguientes: de Sutherland, M., “Siete apuntes sobre las protestas en Venezuela, problemas económicos y medidas revolucionarias”, Centro de Investigación y Formación ObreraAsociación latinoamericana de Economía Política Marxista, CIFO-ALEM, 17.2.14 (disponible en: www.aporrea.org/ideologia/a182254.html); y de Denis, R. [Luchador popular revolucionario de larga trayectoria en la izquierda venezolana, ex-viceministro de Planificación y Desarrollo entre 2002 y 2003], “Desactivar el fascismo”, 19.2.14 (disponible en: www.aporrea.org/oposicion/a182411.html); “Las bisagras del fascismo”, 26.2.14 (disponible en: www.aporrea.org/actualidad/a183081.html); y “El fascismo y el maldito Estado, la respuesta movilizante”, 17.3.14 (disponible en: www.aporrea.org/oposicion/a184411.html).

sentido de que zarandea la conciencia depositaria de la que nos hablara P. Freire? ¿Aporta elementos para darse cuenta de qué pasa, por qué pasa lo que pasa, a quién beneficia? ¿Se da un movimiento hacia una consciencia crítica de compromiso y acción para revertir cualquier relación de poder impuesta sobre el Ser/Saber/Hacer/Estar individual-colectivo, y que potencie su actividad creadora y libre?

Notése que no buscamos dilucidar si el proceso avanza de verdad hacia el “Socialismo del Siglo XXI”, dado que esa meta no está definida; es, en rigor, un horizonte.  Solo encontramos, en los dos últimos planes de la Nación, que abordan la “transición hacia el socialismo bolivariano” (2007-13, 2013-19), la declaración de unos objetivos orientados en pos de una sociedad capaz de romper con el sistema capitalista: “el socialismo como proyecto abierto y dialéctica construcción” (6) (Ver Cuadro A). Ir más allá sería una necedad, como el mismo presidente HCF señaló en su 1er Consejo de Ministros, después de ganar las elecciones, el 7.10.12: “El socialismo no se decreta” (7). Javier Biardeau, intelectual que apoya el proceso bolivariano, lo explica de esta manera: “Cuando hablamos de cambio cultural estamos hablando de cambio de códigos, de registros, de marcos de sentido y significación, de un acontecimiento que rompe una serie instituida, un régimen de signos establecido. De manera que no hay posibilidad de restaurar las significaciones trascendentales del viejo socialismo del siglo XX, no hay continuidad simple con aquella tradición de prácticas, relatos, relaciones sociales e instituciones, hay que reconocer de entrada el gesto de ruptura de Chávez. ¿Comprenderán eso los sacerdotes del Socialismo del siglo XX?” (8).

B) PROGRAMA Y PRAXIS DEL CHAVISMO: EL IDEAL Y SUS VÍCTIMAS

Hugo Chávez Frías gana  las elecciones de 1998  con  una  propuesta  nacionalista/populista (9),

—————

(6) Chávez Frías, H., “Propuesta del Candidato Hugo Chávez para las elecciones presidenciales 2012: Gestión Bolivariana Socialista 2013-2019”, en http://blog.chavez.org.ve/programa-patria-venezuela-2013-2019/#.Ux0UZCb8sY. Tal propuesta fue convertida en Ley por la Asamblea Nacional, como el “Segundo plan de desarrollo económico y social de la Nación 2013-19”, publicado en Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela, núm. 6.118 Extraordinario, 4.12.13 (disponible en: http://albaciudad.org/LeyPlanPatria/). Popularmente se conoce como el Plan Patria ver allí el Objetivo histórico núm. 2: “Continuar construyendo el socialismo bolivariano del siglo XXI”.

(7) Chávez Frías, H., “Golpe de timón”, Primer Consejo de Ministros del nuevo ciclo de la revolución, 20.10.12, editado por Ministerio de Comunicación e Información, Minci, disponible en: http://www.minci.gob.ve/wp-content/uploads/downloads/2012/11/GOLPE-DE-TIMON-23-10-12-Web.pdf.

(8) Biardeau, J., “El «Legado de Chávez»: ¿Repetir los errores del socialismo burocrático?”, 17.1.14. Disponible en: www.aporrea.org/actualidad/a180211.html.

(9) La propuesta que ofreció el candidato Hugo Chávez Frías al país en las elecciones presidenciales de 1998 fue la “Agenda Alternativa Bolivariana” que redactó, en 1996, el Movimiento Bolivariano Revolucionario, MBR-200 (“La propuesta de Hugo Chávez para transformar a Venezuela, Movimiento V República. Equipo de planificación estratégica, Caracas, disponible en: http://www.analitica.com/bitblio/hchavez/programa.asp), en respuesta al perverso modelo neoliberal imperante en el país durante esa última década  (“Génesis de la revolución bolivariana. Del Samán de Güere al para siempre”, YVKE Mundial/Mayerling Jimenez/CCS, enero de 2014, disponible en: http://www.radiomundial.com.ve/article/del-sam%C3%A1n-de-g%C3%Bcere-al-para-siempre-fotos).

Recuérdese que, en 1989, se da en el país un estallido social, una “verdadera rebelión popular” conocida como el Caracazo, sin vanguardia, líderes, partidos u otra organización al frente. Constituyó la respuesta de las agobiadas clases populares a los recortes de los períodos presidenciales anteriores (Luis Herrera Campins y Jaime Lusinchi) y al “paquetazo” neoliberal del FMI con el cual inicia un segundo período presidencial el líder de la socialdemocracia venezolana, Carlos Andrés Pérez (congelación de sueldos y salarios, liberación de precios y tasas de interés, privatizaciones, devaluación de moneda, aumento del precio de la gasolina y de los pasajes públicos, entre otros) (Véase, Ramonet, I., “Hugo Chávez y el Caracazo”, Le monde diplomatique en español, núm. 214, agosto de 2013,  fragmento del libro Hugo Chávez: Mi primera vida. Conversaciones con Ignacio Ramonet, Editorial Debate, Barcelona, 2013, disponible en: http://www.monde-diplomatique.es/?url=editorial/0000856412872168186811102294251000/editorial/?articulo=860d2324-cd0d-4a8b-8ee5-f93ce323de82.)

Cinco militares (Hugo Chávez, entre ellos) formaron parte de este movimiento. Son los mismos que lideraron, el 4 de febrero de 1992, una intentona militar, la cual falla en el objetivo de derrocar al presidente Carlos Andrés Pérez. HCF se responsabiliza de la intentona en trasmisión nacional por los canales televisivos. Preso por dos años, organiza un grupo mayor, el llamado “Movimiento Quinta República”, que le lleva a la presidencia en las elecciones de 1998.

bajo el ideario del pensamiento de el Libertador Simón Bolívar, el maestro Simón Rodríguez y Ezequiel Zamora —que denominó “El árbol de tres raíces” (10). Este ideario se expresa en el preámbulo y en los principios fundamentales de la Constitución (11), aprobada por primera vez en el país mediante referéndum popular, en 1999: se refunda la República para la construcción de una sociedad democrática, participativa y protagónica, multiétnica, pluricultural, en un Estado social de derecho y justicia, federal y descentralizado, con una economía socio-productiva, donde priven los valores de libertad, igualdad, independencia, paz, solidaridad, el bien común, y en, lo internacional, la pluripolaridad y el multicentrismo. Además, se eleva a jerarquía constitucional los derechos humanos reconocidos por los convenios internacionales. Enunciación que nos evidencia, desde este primer momento, su propia contradicción: “Estado social de derecho y justicia” (Artículo 2)… ¿Cómo puede ser soberano un pueblo (Artículo 5), si está supeditado a un Estado de Derecho? Es decir, supeditado a una maquinaria política y burocrática (el Estado), históricamente concebida para regular y ordenar a la población —hasta en “su felicidad”— a través de toda una parafernalia coercitiva (leyes, normas, instituciones, educación, fuerzas armadas,…)? Los fundamentos para refundar la República han permanecido intactos, desde la propuesta inicial nacionalista/populista que se plasmó en el plan 2001-2007 (remozada en el giro hacia el socialismo del siglo XXI de su programa para las elecciones presidenciales del 2006) hasta nuestros días (Cuadro A).  Veamos…

   En lo sociopolítico, Patricio Silva, luchador social, lo resume de esta manera (12): “Tener Patria significa por ahora, para el poder popular, las 33 misiones, vivienda, salud, educación, seguridad social, cultura, deportes, ciencia, tecnología, turismo, centros de diagnóstico integral, hospitales, trabajo, etc.” (13). No cabe discutir la enorme inversión social y la apertura de espacios para la participación popular (círculos de estudio, consejos comunales, cooperativas, comunas, batallones, misiones, medios comunitarios alternativos, entre otros), así como la movilización socio-política en Venezuela desde que HCF tomó la presidencia, con la visibilización y dignificación de los oprimidos, que abrazaron sus planteamientos: 17 elecciones ganadas de 18 realizadas (14). Pero también se movilizaron las clases medias, que le apoyaban o no; y la clase alta, en defensa de sus amenazados privilegios…

Desde  el  referéndum  sobre  la  Reforma Constitucional  del  año  2007,  ha  ido  en  aumento  la

—————

(10) Chávez, H., El libro azul, Ministerio del Poder Popular para la Comunicación e Información, 2013, disponible en: http://www.mpcomunas.gob.ve/el-libro-azul/. Sugerimos revisar los siguientes dos artículos para un mejor entendimiento del socialismo bolivariano: Biardeau, J., “Del árbol de las tres raíces al socialismo bolivariano del siglo XXI, ¿una nueva narrativa ideológica de emancipación?”, Revista Venezolana de Economía y Ciencias Sociales, vol. 15, núm. 1, eneroabril de 2009, p. 57-113, disponible en: http://www.scielo.org.ve/pdf/rvecs/v15n1/art05.pdf. Y Langue, F., “Usos del pasado y guerra de las memorias en la Venezuela de la «Segunda Independencia»”. Polis. Revista Latinoamericana, vol. 12, núm. 34, 2013, p. 421-448, disponible en: http://polis.revues.org/8953.

(11) Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, publicada en Gaceta Oficial Extraordinaria N° 5.453, de la República Bolivariana de Venezuela, Caracas, 24 de marzo de 2000. Disponible en: http://www.tsj.gov.ve/legislacion/constitucion1999.htm.

(12) Silva, P., “El socialismo sin socialistas, fase superior del chavismo sin Chávez”, 10 de marzo de 2014, disponible en: www.aporrea.org/contraloria/a183883.html.

(13) Disminución de personas en extrema pobreza según ingresos (1998: 20,3 vs. 2012: 7,1); disminución de la mortalidad (1950: 12,5 muertes por mil habitantes vs. 2011: 5,1);  descenso de la tasa de crecimiento de la población (1950-555: 4,03 vs. 2010-14: 1,63);  incremento de la esperanza de vida (1950: 55,2 años vs. 2011: 74,7); disminución de la tasa de desempleo (1999: 14 vs. 2013: 7,8); mejoras en el sistema educativo y salud; salario mínimo real e ingreso promedio real (obviando inflación). Fuentes: “República Bolivariana de Venezuela: Síntesis Estadística de pobreza e indicadores de desigualdad. 1er semestre 1997-2007”, núm. 1, Instituto Nacional de Estadística, INE, 2011 (disponible en:http://www.ine.gov.ve/documentos/Boletines_Electronicos/Estadisticas_Sociales_y_Ambientales/Sintesis_Estadistica_de_Pobreza_e_Indicadores_de_Desigualdad/pdf/BoletinPobreza.pdf); “ONU: Venezuela es el país menos desigual de Latinoamérica y el Caribe”, citado más arriba, Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información, MinCI (disponible en: http://www.minci.gob.ve/2012/08/onu-venezuela-es-el-pais-menos-desigual-de-latinoamerica-y-el-caribe/); “Entorno Social y Económico 2014”. Instituto Nacional de Estadística, INE, 2014 (disponible en: www.ine.gov.ve/documentos/Social/IndicadoresSocioeconomicos/Entorno_social_y_Economico_enero_2014.pdf).

(14) Remitimos al siguiente enlace: http://www.cne.gob.ve/web/estadisticas/index_resultados_elecciones.php (datos del Consejo Nacional Electoral).

población electoral, y el peso de las fuerzas políticas enfrentadas se fue haciendo prácticamente equivalente, evidenciado la polarización del país en dos bloques —lo que debería ser un alerta para la sostenibilidad en el tiempo del proyecto de transformación hacia una sociedad diferente a la capitalista (15).  El Estado-Gobierno buscó refugio en el voto, como sinónimo de  “democracia”, para mantenerse en el poder (Venezuela, en 2010, fue considerado el país de la región que presentaba mayor apoyo a la democracia, con un 84%.) (16). “Democracia” que, en su praxis efectiva, muestra la contradicción insalvable entre el “Pueblo soberano”, por un lado, y la institucionalización de los movimientos sociales a través de diferentes planes y leyes, por otro — proceso de secuestro de la autonomía popular culminado en la fórmula del “Estado comunal” (17), que desdibuja la frontera entre el Pueblo y la Administración y centraliza de hecho. El saldo organizativo de Venezuela, a setiembre 2013, registra 1.100 comunas, 31 mil consejos comunales y 1.032 salas de batalla, censadas usando una plataforma en software libre (18).  Al respecto, el Colectivo La Guarura concluye: “El chavismo clientelar sustituye el carácter histórico-social del movimiento popular, para convertirlo en franquicias aisladas cuyo propósito principal es el control territorial de pandilla y no el control de lo social-soberano. ¿Qué plan de lucha habrá contra lo que se   está   gestando   dentro   de  nosotros  mismos?:  la  práctica  gremial  y  militante  del  fascismo

—————

 

(15) Para un análisis de la evolución de las 18 elecciones realizadas en el país desde 1999, sugerimos las lecturas de: Sutherland, M., “La victoria de Chávez, preocupaciones, Radicalidad vs. Conciliación derechista”, 9.10.12, disponible en: http://www.kaosenlared.net/america-latina/item/33406-la-victoria-de-ch%C3%A1vez-preocupaciones-radicalidad-vs-conciliaci%C3%B3n-derechista.html; y Lander, M., “Radicalizar el proceso”, 15.1.11, disponible en: http://www.rebelion.org/docs/120413.pdf.

(16) Chacón, J., “Venezuela: la democracia de los iguales”, Grupo Nacional de Investigaciones Sociales del Siglo XXI, GIS XXI, 2011, disponible en: http://www.gisxxi.org/wp-content/uploads/2011/06/Ar t%C3%ADculo-Venezuela-La-Democracia-de-los-Iguales.pdf.

(17) Importante destacar que el Presidente Chávez en 2006, durante la campaña electoral, planteó un giro de la posición inicial nacionalista/populista hacia “el socialismo del siglo XXI”. Dicha propuesta provocó fuertes tensiones dentro del mismo movimiento V República, aunadas al “miedo al comunismo” de la población en general (auspiciado por la oposición derechista), que desembocaron en la “no” aprobación de la implementación del “Estado de derecho socialista” durante el referéndum para la reforma constitucional, en diciembre de 2007 (“Ahora la batalla es por el Sí. Presentación del proyecto de Reforma Constitucional ante la Asamblea Nacional, por parte del presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez”, Ministerio del Poder Popular para la Información y comunicación, disponible en: http://www.minpi.gob.ve/minpi/downloads/reformaconst.pdf). Referéndum que se perdió por el 1,4% de los votos, y no obstante haberse creado el  Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), donde se aglutinó a la mayor parte de las fuerzas políticas y sociales, de diferentes tendencias, que apoyaban la “revolución bolivariana”. Interesa señalar que, independientemente de la no aprobación de la reforma constitucional en 2007, se acudió al plan nacional de la Nación 2007-2013 de “transición hacia el socialismo” como instrumento jurídico para implementar el “Estado socialista”, con base en el preámbulo de la Constitución (el cual señala: “el fin supremo” es “refundar la República para establecer una sociedad democrática, participativa y protagónica”) y en el Artículo 2 (“Venezuela se constituye en un Estado democrático, social, de derecho y de justicia”). La Línea estratégica II de ese plan propone: “construir la democracia protagónica revolucionaria, donde están las bases para edificar la construcción del «Estado comunal» y del modelo económico socialista” (“Plan Simón Bolívar 2007-2013”, que contiene las líneas generales del Plan de desarrollo económico de la Nación Decreto 1.528 con fuerza de Ley Orgánica de Planificación, disponible en: http://www.cendit.gob.ve/uploaded/pdf/Proyecto_Nacional_Simon_Bolivar.pdf).

Véase un análisis de la propuesta para llegar al Estado comunal en: Álvarez, V., Del Estado burocrático al Estado comunal. La transición al socialismo de la revolución bolivariana, Centro Internacional Miranda. Caracas, 2010. Una reseña de este libro se puede revisar en: http://victoralvarezrodriguez.blogspot.com/2011/03/del-estado-burocratico-al-estado.html. [Álvarez ha sido, durante este gobierno, ministro de Industrias Básicas, presidente de la Corporación Venezolana de Guayana, director de PDVSA, presidente del Banco de Comercio Exterior, viceministro de Industrias, entre otros muchos cargos]

Las Leyes del Poder Popular creadas hasta la fecha antinomia de un verdadero poder popular son: la Ley Orgánica de los Consejos Comunales, la Ley Orgánica del Poder Popular, la Ley Orgánica de las Comunas, la Ley Orgánica del Sistema Económico Comunal, la Ley Orgánica de la Contraloría Social, la Ley Orgánica del Consejo Federal de Gobierno, la Ley Orgánica de la Planificación Publica y Popular, la Ley Orgánica para la Gestión Comunitaria y la ley Orgánica de Jurisdicción Especial de Justicia Comunal.

(18) Véase, Alba Ciudad, “Más de 1.100 comunas y 31 mil consejos comunales se censan usando una plataforma totalmente en software libre”, 8.9.13, disponible en: http://albaciudad.org/wp/index.php/2013/09/mil-comunas-y-casi-28-mil-consejos-comunales-se-censan-usando-una-plataforma-totalmente-en-software-libre/.

clásico…” (19). Junto a los datos anteriores, el mismo censo arroja la cifra de 16.000 movimientos sociales (aunque, probablemente, minoritarios en número de personas) no plegados a la estructura impuesta por el Estado-Gobierno (20).

Resumiendo, tenemos, coexistiendo en tensas y contradictorias relaciones, al Estado-Gobierno, con su decadente estructura, de una parte, y a la propuesta, diseñada desde su seno, de una nueva distribución territorial del poder —que se auto-proclama destructora del Estado burgués.  Agreguemos, al proyecto del “Poder Popular” alumbrado por el propio Estado-Gobierno, la praxis jerárquica y caudillista del líder HCF hasta su muerte en marzo 2013, a la que se une el actuar paralelo de los ministerios, los funcionarios y los “líderes”, en una línea global de intervención del Estado-Gobierno que continúa siendo asistencialista, clientelar y de cooptación (21). Y un accionar estrictamente “militar” del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), cuyo tribunal  disciplinario, de corte estalinista, expulsó apenas se fundó (valga el ejemplo) a uno de sus más destacados críticos: Luis Tascón (22). Se han coartado los derechos de no pocas protestas obreras y populares; se ha violado el derecho a la huelga y a la libre manifestación en la calle de los colectivos obreros y populares autónomos, que dieron la espalda a  la burocracia estatal (tenemos en la cárcel a compañeros simplemente por montar un sindicato, y a dirigentes del sector petrolero por llevar a cabo un piquete entre los trabajadores) (23). Nuestros hermanos indígenas, de los pueblos originarios, han sido, no solo encarcelados, sino también perseguidos y asesinados de manera brutal por defender su territorio contra los ganaderos, la explotación minera y el desarrollo de plantas industriales del gobierno (24). Ha quedado impune, asimismo, el asesinato de 358 campesinos, hasta la fecha (25). ¿Y que pasa, entonces, con la sociedad diversa y plural, democrática y participativa, amparada por la Constitución y por las leyes? Otro detalle ha sido la captura  y  entrega  de  militantes  revolucionarios   por   este   gobierno   que   también  se  nombra

—————

(19) Remitimos a La Guarura, “¿De qué fascismo estamos hablando? Ta´pelúa la cosa”, 3.3.14, disponible en: http://laguarura.net/2014/03/09/de-que-fascismo-estamos-hablando-tapelua-la-cosa/#st14.0hash.EPqlu8p8.dpuf.

(20) Alba Ciudad, op., cit.

(21) Raúl Zibechi, en su libro Dispersar el poder. Los movimientos como poderes antiestatales (Barcelona, Virus Editorial, 2007), nos dice, en la página 25: “Más allá de la mejor buena voluntad de los revolucionarios, lo cierto es que los Estados no son los instrumentos adecuados para crear nuevas relaciones emancipatorias”. Y, en la página 107, precisa la antinomia de las “leyes para el poder popular”: “La institucionalización de los movimientos sociales es una forma de instaurar poderes estatales, en los cuales los jefes o los cuerpos de dirigentes se separan del conjunto del movimiento. La creación de estos cuerpos directivos congela la separación dirigentes-dirigidos, dirigentes que ya no «mandan obedeciendo» sino que «mandan mandando».  De modo que la creación de los movimientos sociales como instituciones es un paso imprescindible para producir separación. Esto mirado desde arriba. Desde abajo, surge la necesidad de movimientosinstituciones cuando aparece la impotencia o se debilita el poderhacer, estrechamente vinculado a la desmovilización o a los períodos de reflujo en los que los vecinos dejan la gestión de las juntas vecinales a la comisión directiva. Por cierto, la comunidad vecinal puede controlar, y de hecho controla, a sus directivas a través de las asambleas mensuales o semanales, pero muchas veces estas mismas asambleas son formales y la capacidad de control escapa a los vecinos. Lo anterior puede decirse de otro modo: el movimientodeslizamiento (del lugar heredado o del lugar funcional al sistema) encuentra sus límites y entonces se instala el movimientoinstitución”. Para una cartografía de la “democracia protagónica”, del centralismo democrático y del “socialismo desde abajo”, en estos 15 años, cabe revisar los artículos del líder social y ex-viceministro de planificación, Roland Denis, así como los de Javier Biardeau, intelectual del proceso bolivariano, en su blog: http://saberescontrahegemonicos.blogspot.com/.

(22) Véase, Rodríguez Porras, S., “La expulsión de Luis Tascón del PSUV”, 10.11.07, disponible en: www.aporrea.org/ideologia/a44308.html.

(23)  Consúltese, Rodríguez Porras, S., “Eslabones en la cadena de la represión contra los trabajadores en Venezuela”, 3.2.09, disponible en: www.aporrea.org/trabajadores/a71670.html; y “Declaración. Frente a los recientes hechos y movilizaciones organizadas por la derecha en el país”, Liga de Trabajadores por el Socialismo, 14.2.14, disponible en: http://www.lts.org.ve/Frente-a-los-recientes-hechos-y-movilizaciones-organizadas-por-la-derecha-en-el-pais.

(24) Información detallada en los artículos de la sociedad Homo et Natura; en http://laguarura.net; y en los trabajos de Carlos Quintero Weir. Recomendamos, asimismo, leer “Hora de deslindes”, de Pancho Alegría, disponible en www.aporrea.org/actualidad/a184185.html.

(25) Véase, de Lesbia Solórzano, dirigente campesina, “Por temor a ser imputado, el sector campesino arruga”, Revista Fecunda, año 1, núm. 2, Abril-mayo-junio de 2013, p. 14-15; y Oye: Es que no es lo mismo el asesinato de Mónica Spear a los campesinos asesinados”, Corredor Territorial Comunal Argimiro Gabaldón, enero de 2014, disponible en: www.aporrea.org/ddhh/n243459.html.

“revolucionario”, como en el caso del periodista colombiano Pérez Becerra, defensor manifiesto de la revolución bolivariana (26). En el 2010 fue expulsado el vasco Walter Wendelin, y en 2013 fue capturado y mantenido preso por 4 meses el vasco Asier Gurudi, liberado en enero de 2014 sin garantías civiles (27). Amén de la represión a las tímidas y pacíficas manifestaciones de la izquierda exigiendo su liberación. También se mantuvo preso al cantor de las FARC-EP, Julián Conrado, desde 2011; y se le libera porque Colombia retiró la orden de extradición (¡!) (28). Otro aspecto no menor es la intolerancia ante la crítica, agudizada por el Presidente Nicolás Maduro, que Heiber Barreto, politólogo y chavista crítico, resume así: “el elemento común de los programas fuera de VTV y RNV «es que todos eran críticos, pero críticos con lealtad a la revolución, pero también leales a la conciencia y a la veracidad». Al señalar las fallas, Maduro no pudo aguantarlas y mira lo que ocurre con los programas” (29). Con los elementos anteriores, pareciera que nos acercamos a lo que Pedro García Olivo caracteriza como “demofascismo” en su libro El enigma de la docilidad (30). Y estamos hablando ya, inequívocamente, de las víctimas del Estado-Gobierno, de los damnificados por una maquinaria política de factura “bienestarista” y “socializante”: sectores campesinos, comunidades indígenas, obreros radicalizados, grupos populares descontentos o decepcionados, sindicalistas no-integrados, disidentes internos insobornables, opositores y críticos de izquierda, activistas y revolucionarios extranjeros, etcétera. Por no decir nada, todavía, de la víctima mayúscula, del damnificado irreparable: el medio ambiente, la “naturaleza”, el territorio, la biosfera,… formas diversas de nombrar a lo que tantos pueblos originarios “sintieron” sencillamente como la Madre Tierra. 

  En lo económico, la propuesta del gobierno es el desarrollo de una economía social con base productiva propia. Todo ello en el monumental y destacado empeño de sentar las bases para pasar del modelo rentista a un nuevo modelo productivo diferente al capitalista, tal cual lo plantean los diferentes planes en estos 15 años (Cuadro A).  HCF lo resume así: “Modificar la base productiva del país, buscando una mayor democratización del poder económico” (31).  Carlos Lanz, uno de los ideólogo de la propuesta bolivariana, precisa que contamos ya con el marco jurídico para el viraje del modelo, y lo muestra en una revisión que realizó sobre las Leyes del Poder Popular como marco para  el proceso de cambio en el modo de producción (32),  solo  que  las  leyes  (matiza  enseguida)

—————

 

(26) Véase “Chávez reiteró que deportación de Pérez Becerra a Colombia se hizo bajo su responsabilidad”, Correo del Orinoco, 1.5.11, disponible en: http://www.correodelorinoco.gob.ve/nacionales/chavez-aclaro-que-deportacion-perez-becerra-a-colombia-fue-su-decision/; y Emanuelsson, D., “Desde la cárcel La Modelo de Bogotá, entrevista exclusiva con Joaquín Pérez Becerra, deportado de Venezuela a Colombia” (AUDIO), 30.4.11, disponible en: www.aporrea.org/ddhh/n180053.html.

(27) Véase, Alvarado, M., “Gobierno expulsa a Francia a dirigente de movimiento vasco Walter Wendelin”, PROVEA, 31.3.10, disponible en: www.kaosenlared.net/noticia/gobierno-expulsa-francia-dirigente-movimiento-vasco-walter-wendelin; “El secuestro del vasco Asier Guridi y su extradición solicitada por España”, Opción obrera, enero de 2014, disponible en: http://opcion-obrera.blogspot.com/2014/01/el-secuestro-del-vasco-asier-guridi-y.html; “Liberan a el compañero Asier Guridi sin garantías civiles ni explicaciones legales”, Opción obrera, enero de 2014, disponible en: http://laguarura.net/2014/01/21/liberan-a-el-companero-asierguridi-sin-garantias-civiles-ni-explicaciones-legales/#sthash.TyAzgShM.dpuf.

(28) Remitimos a “Colombia «LIBERÓ» a Julián Conrado”, Opción obrera, 15.1.14, disponible en: http://www.kaosenlared.net/america-latina/item/78361-colombia-%E2%80%9Cliber%C3%B3%E2%80%9D-a-juli%C3%A1n-conrado.html.

(29) Declaraciones de Heiber Barreto en “Acusan a Maduro de cerrar 10 programas críticos en radio y TV”, agosto de 2013, disponible en: http://confirmado.com.ve/acusan-a-maduro-de-cerrar-10-programas-criticos-en-radio-y-tv/. Véase, también, la columna “Lucha de clases”, creada como iniciativa ante la salida de personas críticas que apoyan el proceso revolucionario de la Radio Nacional de Venezuela, disponible en: http://www.luchadeclases.org.ve/venezuela/editoriales/lucha-de-clases/7386-ungranodemaizsale-de-rnv; y “RNV quiere seguir contando con programa de Vladimir Acosta. Comunicado oficial”, Radio Mundial, mayo de 2013, disponible en: http://www.radiomundial.com.ve/article/rnv-quiere-seguir-contando-con-programa-de-vladimir-acosta.

(30) García Olivo, P., El enigma de la docilidad, Barcelona, Virus Editorial, 2005 (capítulo titulado “El destino de la democracia occidental como destino de la humanidad”, p. 53-60).

(31) Chávez Frías, H., “Golpe de timón”, op., cit.

(32) Lanz, C., “Modelo Productivo Socialista: articulación del Saber y el Trabajo”, 15.1.12, disponible en: www.aporrea.org/trabajadores/n136895.html.

“no” construyen sociedades por sí mismas, pues son desbordadas por la complejidad humana, por el dinamismo del tejido social, con sus tensiones, sus antagonismos, su caoticidad… Confesamos que no logramos entender el cambio del modelo rentista al productivo diversificado, diferente al capitalista, puesto que los planes son explícitos en la profundización del extractivismo (petróleo, minería) y en la expansión de las fuerzas productivas para hacer de Venezuela un país industrializado, una “potencia” (33), así como en el apoyo a la devastadora propuesta de la “Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Suramericana” (IIRSA) (Léase: mega-infraestructura para el tránsito de mercancías). Coherente con ese Plan resulta la directriz que manifestó el Presidente en su alocución de la Memoria y Cuenta 2012: “la  economía venezolana debe crecer este año no menos de un 4 o 5 %, pero el país necesitaría hacerlo a un ritmo del 7 % del Producto Interno Bruto”. De manera que continuamos manteniendo el dogma economicista del crecimiento, del desarrollo y del progreso, del que no escapó el socialismo del siglo XX (34), en una meridiana contradicción con el objetivo histórico núm. 5 del Plan/Ley 20013-19: “Contribuir a la preservación de la vida en el planeta y la salvación de la especie humana” (35) ¿Cómo podríamos seguir creciendo sin destruir los “recursos” finitos?  En otros términos: ¿Cómo podríamos seguir creciendo sin destruir nuestros bienes comunes, o sea, sin destruirnos nosotros mismos? Sobra decir que los planes nacionales contravienen los Artículos 127 al 129 de la Constitución, la Ley Orgánica del Ambiente, la Estrategia Nacional para la Conservación de la Diversidad Biológica (ENCDB) 2010-2020 y su Plan de Acción Nacional (PAN), el Discurso de Venezuela en Copenhagen 2009, la Declaración de Cochabamba 2010, la de la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra, entre otros, los cuales ha firmado Venezuela.

   El Plan de la Patria/Ley 2013-19 (36) señala en su introducción: “No nos llamemos a engaño: la formación socio-económica que todavía prevalece en Venezuela es de carácter capitalista y rentista. Ciertamente, el socialismo apenas ha comenzado ha implantar su propio dinamismo interno entre nosotros”. Víctor Álvarez presenta un impecable estudio sobre ello con la data del Banco Central de Venezuela, donde concluye que “Venezuela, en el transcurso de esta década, se hizo, más rentista, más capitalista y más explotadora” (37). Manuel Sutherland amplía sobre esta situación económica: “Desgraciadamente el chavismo no imagina un país sin que los capitalistas se apropien del 70% del PIB privado y exploten masivamente a la fuerza de trabajo: 400 mil capitalistas apropian un 60% del PIB, en detrimento de más de 13 millones de trabajadores que solo captan un 40%. El chavismo no cree posible una realidad sin empresarios que importen mercancías de manera fraudulenta (el empresariado privado,  desde el control de cambio en 2003,  ha importado

—————

(33) Chávez Frías, H.,Plan de la Patria”, op., cit., nota 5. Ver Objetivos IV al VII del Objetivo histórico núm. 3.  Véase asimismo el Cuadro A.

(34) Véanse otros elementos “fundamentales” que comparten la sociedad capitalista y la socialista “real” en: Polanco-Loaiza, D., “¿Qué sería del capitalismo sin el comunismo?”, 28.9.10, disponible en: http://www.lahaine.org/index.php?p=48259. Y un análisis sobre Venezuela y el desarrollo en: Polanco-Loaiza, D., “Desarrollo humano y naturaleza. Caso Venezuela”, abril de 2009, disponible en: http://www.rebelion.org/docs/84288.pdf. Pareciera que la propuesta de transformación para Venezuela optó por la política desarrollista cepalina, históricamente fallida y demostrativa de que la clave del “desarrollo” económico para resolver los conflictos sociales, agrícolasalimenticios o ambientales no es la industrialización, bajo la misma lógica del Capital. Ojalá los vientos cambien su curso hacia otras convivencias como las experiencias concretas existentes en este país y en otros, como las sociedades aborígenes y campesinas o los sucesores de los refugios de los esclavos rebeldes o fugitivos cimarrones (cumbe, palenque o quilombo), expresiones genuinas de libertad. “Todos los pueblos deben seguir aprendiendo y nosotros mismos aprender, porque, si alguien tiene que enseñarnos qué es el Socialismo, son los pueblos indígenas” (Hugo Chávez, 8 de setiembre de 2011, Ritual Chamánico).

(35) Chávez Frías, H.,Plan de la Patria”, op., cit., nota 5. Ver Objetivo histórico núm. 5. Véase también el Cuadro A.(36) Chávez Frías, H., “Plan de la Patria”, op., cit., nota 5. Ver la introducción.

(37) Álvarez, V., “La economía Venezolana se hizo más rentista”, intervención en el “Seminario de Patria Socialista” del Centro Internacional Miranda, Caracas, 25.4.13, disponible en: http://www.aporrea.org/actualidad/n227614.html. Véase, también, Álvarez, V., “Falsas creencias de la revolución”, 2014, disponible en: http://victoralvarezrodriguez.blogspot.com/

317 mil millones de dólares, más tres Planes Marshall, y el resultado de ello es una escasez tremenda y una pésima calidad de las mismas) (…) De nuevo, la devaluación, la inflación, la caída del salario y la escasez denotan la dificultad de seguir con una situación en la cual la burguesía, teniendo el grueso del poder económico, impulsa un feroz vaciamiento de capitales: Venezuela ha sufrido una fuga de capitales (en el período de control de cambio) de alrededor de 150 mil millones de dólares, un equivalente aproximado de 43 % del PIB del año 2010, una verdadera ruina. Este saqueo de capital impulsa la desvalorización de la moneda local y un afianzamiento de las cotizaciones especulativas del llamado dólar paralelo, que se vende 15 veces más caro que el dólar oficial (…). Aunque el Estado subestima la inflación, esta llegó a alcanzar el 56% en el año 2013. Dicha tasa de inflación fue la más alta del mundo, aventajando a Siria y a Sudán. La inflación destruye el salario real y hace poco significativo el aumento salarial del 10% que decretó el Gobierno a inicios del 2014. La base social bolivariana reclama mano dura contra el empresariado. Pero el chavismo se limita a imponer controles, leyes, sanciones y un montón de medidas que resultan insuficientes” (38).

La Liga de Trabajadores por el Socialismo (LTS), agrega que “hoy llegamos a un déficit estatal de 15%, según los cálculos más bajos, y a un fuerte endeudamiento público (para 2012, la deuda total era más de 102 mil millones de dólares, una cifra similar a casi un 40% del PIB nacional de entonces; en 2014, los pagos de la deuda pública –que en su mayoría es externa– crecerán un 55% con relación a 2013, llevándose un 22% del presupuesto nacional)” (39).

No obstante el “hiperneoliberalismo” —en palabras de Roland Denis— (40), debemos recordar algunos avances que nos alejan de los 10 puntos de Consenso de Washington, y de sus foros internacionales FMI y BM, y que fueron descritos en párrafos anteriores, como la inversión social, la inversión pública (por ejemplo, dos satélites en órbita, el Simón Bolívar y el Miranda; y, por ende, la modernización de las telecomunicaciones y su democratización), la red de transportes públicos (construcción de nuevas líneas de metro y ferrocarril), etcétera. Debemos recordar también que, en medio de controversia, se pagó en el 2007 la fraudulenta deuda con los citados organismos internacionales, heredada de la IV República —sin menoscabo del gasto público (41).                    Todas estas tensiones y contradicciones han existido durante estos 15 años, en medio de la descarada corrupción estatal (42),  la cual ha permitido la emergencia de una nueva clase adinerada,

————

(38) Sutherland, M., op., cit., nota núm. 4.

(39) “2da. Declaración: La derecha da un paso al frente aprovechando la agudización de la crisis económica y la «incapacidad» del gobierno para darle una salida”, Liga de Trabajadores por el Socialismo, 20.2.14, disponible en: http://lts.org.ve/2da-Declaracion-La-derecha-da-un-paso-al-frente-aprovechando-la-agudizacion-de-la-crisis-economica-y-la-incapacidad-del-gobierno-para-darle-una-salida

(40) Roland, D., “El fascismo y el maldito Estado, la respuesta movilizante”, op., cit., nota núm. 4.

(41) La controversia se resumen en las posturas de Gonzálo Gómez Freire, co-fundador del la página web venezolana “Aporrea.org”, y de uno de los ideólogos del PSUV, Alberto Müller Rojas, quien fue Jefe del Comando de Campaña de Chávez para las elecciones presidenciales de 1998, luego formó parte del Estado Mayor Presidencial y en 2008 es designado Primer Vicepresidente del PSUV. Müller Rojas se retira del partido en marzo de 2010, diciendo: “Todo lo que está pasando no es sano para el proceso revolucionario. Estamos cambiando un internacionalismo, que es la característica de las revoluciones, por un nacionalismo pequeñoburgués que no representa las expectativas de la sociedad” (en “Müller Rojas se retira de la política cansado de ver más de lo mismo”, disponible en: www.aporrea.org/actualidad/n154010.html). Véase, también, Müller Rojas, A., “¿Es Chávez neoliberal?”, 11.4.04,        disponible en: http://www.aporrea.org/actualidad/a7757.html; y Gómez, G., “Pagar deuda fraudulenta de la IV República le quita recursos a la revolución”, 3.11.08, disponible en:  www.aporrea.org/tiburon/a66597.html.

(42) Noticias de los dos últimos desfalcos por la corruptela estatal se pueden encontrar en los siguientes enlaces:  “Capturan 5 personas por desfalco de 84 millones de dólares del Fondo Chino y el Bandes (+Video)”, Sistema Bolivariano de Comunicación e Información, SiBCI, 8.7.13, artículo y archivo de vídeo disponible en: http://www.vtv.gob.ve/articulos/2013/07/08/capturan-5-personas-por-desfalco-de-84-millones-de-dolares-del-fondo-chino-y-el-bandes-1809.html; “Venezuela debe probar fraude”, Diario La Estrella, marzo de 2014, disponible en:  http://www.laestrella.com.pa/online/impreso/2014/03/12/venezuela-debe-probar-el-fraude-203658.asp; “Jaua: Buena parte de supuesta deuda con exportadores panameños es fraudulenta”, Sistema Bolivariano de Comunicación e Información, disponible en: http://www.minci.gob.ve/2014/03/jaua-buena-parte-de-supuesta-deuda-con-exportadores-panamenos-es-fraudulenta/.

popularmente denominada “boliburguesía”. Ardua tarea, la transformación del modo de producción en un país de imaginario petrolero (con todas sus implicaciones del ser, hacer, tener y estar) y cuya estructura es el gran muro de contención del avance del proceso de cambio prometido —aunada a la ineficiencia y corruptela congénita del Estado burgués, reconocida sistemáticamente por el presidente Chávez y por el actual presidente Nicolás Maduro. Todo ello en un contexto de asedio permanente de los poderes externos e internos, y de un feroz ataque mediático.

  En lo internacional, el éxito de la propuesta de contribución a una geopolítica para un mundo multicéntrico y multipolar se inicia con el rechazo al Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), impulsada por USA, y la creación de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA); luego siguieron los pasos hacia la integración latinoamericana, con la constitución de La Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) y de La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), y alianzas con el El Mercado Común del Sur (MERCOSUR) y con China, Rusia e Irán.  Podría considerarse que estas últimas aproximaciones han funcionado como un escudo de defensa contra una posible intervención extranjera —incluso está presente la empresa Chevron, de USA, en la franja petrolífera del Orinoco…

 

C) LA AUTOCRÍTICA SUSTANTIVA DEL ÚLTIMO CHÁVEZ

 

“Bienvenido el error, para reconocerlo, combatirlo y convertirlo en nueva invención;

 mal venido el engaño, porque es mortal para un proceso revolucionario”

Hugo Chávez Frías, Caracas, 6 de enero de 2006

“Si Chávez no es «sincero», y sueña meramente con el poder (político, económico) y con la celebridad histórica, detendrá el proceso de cambio en el punto exacto del capitalismo compensatorio: dignificar las condiciones de vida de los sectores populares, elevar su capacidad adquisitiva, sin alterar sustancialmente las relaciones sociales de producción, sin «erradicar a la burguesía» y, por supuesto, sin «erradicar al proletariado»”Esto escribe Pedro García Olivo, a raíz de su visita a Venezuela en el 2006 (43), Y Hugo Chávez se percató de ello; y, después de ganar las elecciones de 2012, con una propuesta para el 2º plan de transición hacia el “socialismo del siglo XXI”, conocida como el Plan Patria (44), llamó a un proceso constituyente para que el pueblo todo revisara su gestión y su proyecto, criticara y aportara. Proceso que no fue más allá de un altisonante inicio, abortado en medio del pesar colectivo y de la incertidumbre por la enfermedad del presidente Chávez; convertido después de su muerte en “testamento político”, durante la campaña electoral presidencial de 2013, y devenido finalmente en legado-ley (45).

Además,  en el 1er Consejo de Ministros,  después  de  su  victoria,  Chávez llamó a  un golpe de 

—————

(43) García Olivo, P., “¿Revolución sin revolucionarios?, 6.12.07, disponible en: http://www.lahaine.org/blog.php?disp=impr&blog=2&p=26176.

(44) Chávez Frías, H., “Plan de la Patria”, op., cit., nota núm. 5.

(45) Ídem. El 11 de noviembre 2012 se dio inicio al inédito proceso constituyente para elaborar el Plan de la Nación 20013-19, teniendo como base de trabajo el “Plan de la Patria” y bajo el eslogan: “El pueblo tiene la palabra”  (disponible en: http://redaccion.correodelorinoco.gob.ve/wp-content/uploads/2012/11/CO1145.pdf). Se abrieron páginas web, se entregaron las propuestas en las oficinas de correo, etc., pero no hubo respuesta para los y las ciudadanos y colectivos que preguntaban por el estatus de sus contribuciones. Los números telefónicos publicitados para tal fin, ¡callados!  El “Plan de la Patria”, hoy Legado-Ley, es de hecho la misma propuesta que nos fue entregada para debatir, solo que se le dio un “golpe de timón” hacia la economía capitalista, denunciado por T. Valderraba y A. Aponte en: “El Plan de la Patria fue falsificado por la derecha interna”, enero de 2014, disponible en www.aporrea.org/actualidad/a179562.html. Con un poco más de rigor se expresó J. Biardeau en “La denuncia sobre la «Falsificación del Plan de la Patria» requiere ser profundizada”, 23.1.14, disponible en: www.aporrea.org/actualidad/a180546.html; y en “El «Legado de Chávez»: ¿Repetir los errores del socialismo burocrático?”, 17.1.14, disponible en: www.aporrea.org/actualidad/a180211.html. Pese a que el debate fue abortado, existen documentos interesantes al respecto. Un extraordinario análisis de este “Plan Patria”, donde la respuesta a la pregunta generadora (“¿Es el Plan Patria el Proyecto del Pueblo Bolivariano en lucha?”) es NO, lo realizó el colectivo La Guarura, y está disponible en: http://laguarura.net/2013/08/23/es-el-plan-patria-el-proyecto-del-pueblo-bolivariano-en-lucha/#sthash.eDrBr4QV.dpuf.

timón, en un reclamo desde la razón ética y estética por el sueño que prometió, y en un intento de superar la razón instrumental imperante. Sometió a una fuerte crítica y auto-crítica la gestión gubernamental en su conjunto, y pidió fortalecer el poder comunal y democratizar la economía.  Reconoció que estamos en un orden que se sucede a si mismo, que se perpetúa, bajo un discurso “revolucionario” (páginas 24-26); que no somos una opción económica diferente al sistema de dominación de la sociedad industrial (páginas 9-13); que el Estado-Gobierno se ha concentrado en lo meramente instrumental, y recuerda que el “sujeto” es el Pueblo (págs. 32-35) (46). En la introducción del mencionado Plan de la Patria, Chávez señaló certero: “No nos llamemos a engaño: la formación socio-económica que todavía prevalece en Venezuela es de carácter capitalista-rentista”.

D) INCERTIDUMBRE EN EL PROCESO, PROVISIONALIDAD DE LA CRÍTICA

(VALORACIONES INCONCLUSIVAS)

En este recorrido por la teoría-praxis de los 15 años del proceso bolivariano, palpamos, a modo de conclusión, que no se ha impedido la concentración de la riqueza, ni se ha tocado significativamente el poder de las clases propietarias, ni ha variado la correlación de fuerzas institucionales. Más bien, surgió una nueva clase lucrativa, la “boliburguesía”, entronizada en los puntos claves de la superestructura —militar, legal, económica (PDVSA), sanitaria, de la alimentación, educativa, etcétera—; y se ha desvalorizado significativamente la fuerza de trabajo. Podríamos decir que tenemos un Estado rentista/benefactor con políticas redistributivas enfocadas al bienestar y a la seguridad social, y que se esfuerza por regular el mercado en una aproximación al Estado del Bienestar occidental,  pero  con  síntomas  de  la  “enfermedad  holandesa” (47)  —no  se

—————

 

(46) Chávez Frías, H., “Golpe de Timón”, op., cit., nota núm. 6. Preguntar “si esto es una revolución, ¿dónde están las cenizas del antiguo régimen?”, como hace Rafael Uzcátegui, es dar la connotación de inmediatez a una revolución, como si una “totalidad” pudiera transformase enteramente en Otra, como si estuviese organizada bajo una lógica única.  Tal vez, la mirada debería hacerse desde la compleja dinámica, la heterogeneidad y la estructura de poder de toda sociedad; y, desde allí, Chávez, en este “golpe de timón”, coincide llamativamente con Uzcátegui en que “la sociedad oprimida de este país se encuentra en medio de esa disputa entre dos burguesías la tradicional y el recambio burocrático del chavismo—, levantando desde el movimiento popular las banderas de la justicia social al tiempo que la Revolución Bolivariana es un espectáculo destinado a un «auditorio global» que al interior del país no es capaz de cambiar su estructura social ni está en vías de alcanzarlo” (véase, Uzcátegui, R., 2010, disponible en: http://issuu.com/ellibertario/docs/revespectaculo_web).

(47) La enfermedad holandesa alude a la relación inversa entre el crecimiento y la abundancia de los recursos, considerado un problema organizativo-estructural de los países petroleros, excepto Noruega. Deriva su nombre de la situación que presentó Holanda a mediados del siglo pasado, con el súbito descubrimiento de yacimientos de gas natural y el efecto destructivo que tuvo en la estructura económica existente: se incrementaron fuertemente las exportaciones de dicho producto provocando un flujo monetario hacia el país y, por lo tanto, la consecuente apreciación en los tipos de cambio. De tal forma que resultó más barato importar todos los productos que necesitaban, mientras que para la industria nacional fue cada vez más difícil exportar su producción, debilitándose su tejido industrial. De ahí la denominación de “enfermedad”, pues un solo sector se beneficia y se olvida el resto, dejando esta población al margen y en niveles de subsistencia. En resumen, la Enfermedad Holandesa se refiere al sesgo hacia la producción de bienes y servicios no transables (gasto público, construcción, transporte, almacenamiento y comunicaciones, servicios financieros y seguros), a expensas de los sectores productores de bienes transables (agricultura, minería, industria manufacturera), consecuencia de ingresos extraordinarios externos, por la sobre-valuación de la moneda y por la conversión de las divisas en moneda local a una tasa superior a la “capacidad de absorción” del aparato productivo real. En el país, padecimos por primera vez la enfermedad holandesa cuando el petróleo avasalló la agricultura venezolana: en 1920, su participación en las exportaciones venezolanas fue del 0,5% y una década después, en 1930, alcanzó el 81,4% (BCV). Posteriormente, el aumento del precio de exportación del petróleo de 3 a 32 $/barril, en la década 1973-1983, desencadenó un torrente de dinero en el país obviamente inorgánico que fue malgastado en la creación de  multitud de institutos, fondos, empresas públicas, regalías, entre otros, con el consecuente abandono de la actividad agrícola, manufacturera e industrial. Esta situación es la que ha sido denominada, por expertos venezolanos en la materia, el “capitalismo rentístico”. Señalan que tal circunstancia no se debió a la apreciación real del bolívar, sino a que la renta petrolera excedió la capacidad de absorción de capital de la economía, sin contrapartida en el esfuerzo productivo interno, independientemente de los factores políticos (Baptista, A. y B. Mommer (1985). El ingreso petrolero y la capacidad de absorción de capital de la economía venezolana. Caracas, Proyecto Pdvsa-IESA; Baptista A. (1997). Teoría económica del capitalismo rentístico. Caracas, IESA).

han  generado capacidades reales de producción orgánica -(48).

Asimismo, hallamos a la clase trabajadora y a los pobres solicitando un Estado-Gobierno de servicios para los explotados, lo que evidencia la debilidad de este colectivo social y su incapacidad para erosionar la “consciencia depositaria”. No se avizoran opciones territoriales reales que rompan con la sociedad capitalista/técnico-industrial/consumista, trascendiendo de la relación capital/trabajo/salario, y que devengan en una mayor auto-determinación (49).

Nos encontramos, en fin, ante un Estado-Gobierno atrapado por el pensamiento positivista que se fraguó por y para la explotación-dominio de la naturaleza y de la mayoría de hombres y mujeres, siempre bajo el despotismo de unos grupos minoritarios de poder interesados en mantener el “orden y progreso” y en promover en la población el imaginario del heredero de la renta —alejando la posibilidad, no solo del “esfuerzo” del que nos habla Félix Rodrigo Mora (50), sino también de una apertura hacia fórmulas convivenciales cualitativamente diferentes a la actual.

Por todo ello, diferimos de las voces que celebran la alta politización registrada en el país, (entendiendo por “politización” un saber qué pasa y por qué pasa lo que pasa, y a quién beneficia), con un saldo efectivo y comprobable de movilización-acción-compromiso contra los opresores —clase política y económica (51). Si fuese así, si cupiera pregonar una tal “buena nueva”, ¿por qué y para  qué  la  descomunal  maquinaria  electoral   —publicidad,  financiamiento,  Consejo  Nacional

—————

 

(48) Actualmente, en Venezuela, los síntomas de la “enfermedad holandesa” deben contrarrestarse en lo inmediato:  aumento de las importaciones, descrédito institucional (burocratismo y corrupción), etc. Pese a que se ha facilitado la inversión en agricultura e industria (ciertamente la más alta de la historia), no despegan tales sectores. Este último aspecto advierte sobre el riesgo de recaída, a medio o largo plazo, en la mencionada “enfermedad”, apuntado entre otros por Juan Pablo Pérez Alfonzo, en su libro Petróleo y dependencia (1971), y por Terry Lynn Karl, académica de Stanford, en La paradoja de la abundancia, referencia obligatoria (1997). Nos quedaríamos sin crecimiento futuro, de detenerse el flujo monetario proveniente del petróleo, único recurso en que se sustenta el sistema económico del país, ya que no se cuenta con un tejido local industrial sólido y diversificado, distribuido por todo el territorio, y, lo más grave, carecemos de un dinámico sistema agrícola.

(49) Véanse las solicitudes de varias agrupaciones obreras en: “¡Enfrentemos el pacto del gobierno y Fedecámaras! Partido socialista por la libertad”, Liga de Trabajadores por el Socialismo, 6.3.14, disponible en: http://laguarura.net/2014/03/06/enfrentemos-el-pacto-del-gobierno-y-fedecamaras/#sthash.dfbvl2Mt.dpuf; “Frente a los recientes hechos y movilizaciones organizadas por la derecha en el país. Declaración”, Liga de Trabajadores por el Socialismo, 14.2.12, disponible en: http://www.lts.org.ve/Frente-a-los-recientes-hechos-y-movilizaciones-organizadas-por-la-derecha-en-el-pais; “Manifiesto de los trabajadores y Pueblo Todo”, La Corriente Socialista Revolucionaria-El Topo Obrero y Opción Obrera, 12.3.14, disponible en: http://csr-eltopoobrero.org/?p=4609.

Tampoco ayuda la educación, como brazo ideológico del proceso para el socialismo del siglo XXI, pues sigue los caminos del “pensamiento único”: véase, a este respecto, Polanco-Loaiza, D., “Peleas sobre la dirección de la cría de los hombres y mujeres. Reflexión en torno a la recién promulgada Ley Orgánica de Educación (LOE) en Venezuela”, 17.9.09, disponible en: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=91595.

(50) Rodrigo Mora, F., “Crítica de la noción de la felicidad y repudio del hedonismo. Elogio del esfuerzo”, disponible en: http://www.felixrodrigomora.net/CRITICA%20A%20LA%20NOCION%20DE%20FELICIDAD.pdf. Obsérvese que, en el primer Plan de la Nación de transición al socialismo, Simón Bolívar 2007-13 (Cuadro A), la tercera línea estratégica es “La suprema felicidad social”; y, en el Plan Patria 2013-19, el segundo Objetivo histórico es “continuar construyendo el socialismo bolivariano del siglo XXI…, para asegurar la mayor suma de seguridad social, mayor estabilidad política y la mayor suma de felicidad”. De modo que la felicidad está institucionalizada, es política de Estado-Gobierno: pasamos de sujetos a objetos del Estado. La felicidad, como supremo bien por orden del poder gobernante, deja de ser una categoría elegible. ¿Y la libertad?  La felicidad deviene como sinónimo de bienestar (uso político): ¿El Estado de bienestar como concreción política de la felicidad?

(51) Roland Denis, en su escrito bajo el fragor de la arremetida de la derecha, hace un llamado a la movilización: “Reconocerse es reafirmar ante todo la autonomía de clase, de pueblo, movilizarse (…), superar la propiedad privada desde una comunidad real. Aprender a establecer con el Estado relaciones de horizontalidad de poderes (…). Pulverizar el Estado burgués como pedía Chávez (…) Es el maldito Estado que tenemos (…) y que en su estructura esencial nada ha cambiado respecto a la IV República, salvo las reformas centralistas hacia este modelo corporativo-burocrático que enarbola el capitalismo de Estado (a nombre de Bolívar y el socialismo), lo que comienza su inevitable final (…) [Combatamos] algo tan absurdo, corrompido, demovilizante y desmoralizante como la organización del Estado, de la base política y la economía de acuerdo a una estructura de controles burocráticos, corporaciones y agencias de redistribución y gestión de la riqueza nacional, incluida la inmensa cantidad de propiedades en sus manos, completamente invisible al resto de la población, mucho menos a su decisión…” (en “El fascismo y el maldito Estado, la respuesta movilizante”, 17.3.14, disponible en: http://www.aporrea.org/imprime/a184411.html).

Electoral, etc.? ¿ Y dónde está el germinado para las nuevas formas de quiebre político no mediadas por Leviatán? ¿Dónde los territorios “liberados”, con su propio proyecto de vida no-alienado?

Para no ser mezquinos, debemos admitir que, en la coyuntura actual, donde el Estado-Gobierno parece superar la arremetida de la oposición derechista, el balance inconcluso arroja que nuestra sociedad de clases, altamente polarizada, cohesionó alrededor del régimen a partidarios diversos y a grandes sectores de la población, que de hecho lo apoyan a pesar de estar descontentos por los bajos salarios, la alta inflación, la escasez de productos de primera necesidad y la inseguridad creciente. Estos sectores sociales, obreros y populares, defensores de la política de asistencia y de seguridad social, de los servicios de educación y salud públicos, a pesar de que el gobierno —hasta la fecha— no los ha invitado a las mesas de negociación por la paz, en absoluto han acudido a las convocatorias de “paros cívicos” y “guarimbas” de la derecha más reaccionaria, patronal y pro-imperial (52). ¿Consciencia de clase de los trabajadores y de los sectores más pobres, sabedores de que no tienen opción favorable con la derecha?

Con todo, y acercando lo descrito del proceso revolucionario venezolano a la caracterización del “socialcinismo” realizada por Pedro García Olivo (53), este proceso ha permitido llevar propuestas de la izquierda al escenario político mundial, presentadas como alternativa real para una vida digna de los “condenados de la tierra”, al decir de Frantz Fanon. Y se han abierto ventanas para crear y recrear los modos de la construcción de una sociedad cualitativamente diferente, en tiempos del  pregonado “Fin de la Historia” de Francis Fukuyama. Un morral de intenciones “irreprochables” que el mismo sistema permea y fagocita; y donde el debate ha sido anulado, probablemente por las propias carencias teóricas —situación que se manifiesta, en la práctica, en la subsistencia de una institucionalidad reproductora del mismo patrón que nos caracterizó durante la IV República. El poeta salvadoreño Roque Daltón nos alertó sobre ello:

 

El colonizado que durante muchos años asumió como colonizado inclusive la teoría y la práctica revolucionarias”.

 asumió como colonizado 

inclusive la teoría y la práctica revolucionarias”.

 

—————

(52) Ante la arremetida violenta de la derecha desde el 12 de febrero de 2014, el Presidente Nicolás Maduro propuso una Conferencia para la Paz, la cual fue instalada el pasado 26 de febrero por el Ejecutivo y está conformada por los representantes económicos, culturales, religiosos, artísticos y sociales del país hace parte del Plan Nacional para la Paz y la Convivencia, activado el 14 de febrero de este año con el objetivo principal de constituir territorios de paz y lograr la inclusión de todos los sectores en la lucha contra la criminalidad (disponible en: http://www.minci.gob.ve/2014/02/instalada-conferencia-de-paz-en-caracas/). No pocos colectivos se prodigan en reclamo, porque a la fecha no han sido invitados. Véase, para este asunto, Ospina, H., “Ah, ¿Y no nos van a incluir en las Mesas de Trabajo de la Conferencia de Paz?…”, 9.3.14, disponible en: www.aporrea.org/trabajadores/a183872.html.

(53) García Olivo, P., “Socialcinismos. Aproximación al orden de la desobediencia inducida”, en Dulce Leviatán. Críticos, víctimas y antagonistas del Estado de Bienestar, Bardo Ediciones, Barcelona (En prensa).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuadro A.  Planes de la nación en Venezuela  2001-2019 y ubicación de las políticas de acuerdo a su equivalente en el plan anterior

 

 

Plan de la Nación 2001-2006 (Los cinco equilibrios) 10 Objetivos estratégicos (2006)* Cinco motores: rumbo al socialismo(2007-13) Plan Simón Bolívar 2007-2013**  Plan Patria 2013-2019***
Político Construir democracia bolivariana (participación protagónica corresponsabilidad).

 

Acelerar la creación de la nueva institucionalidad del aparato del Estado –democrático y social, de derecho y de justicia. 

Articular y optimizar la nueva estrategia comunicacional.

 

Avanzar en la construcción del nuevo modelo democrático de participación popular.

 

Desarrollar la nueva estrategia electoral.

Explosión del poder comunal (democracia protagónica, revolucionaria y socialista). 

Moral y luces (educación con valores socialistas).

 

Reforma constitucional (estado de derecho socialista).

 

Ley habilitante (vía directa hacia el socialismo)

 

 

I. Nueva ética socialista

 

III. Democracia protagónica revolucionaria

Independencia nacional
Económico Desarrollar economía socioproductiva. Acelerar la construcción del nuevo modelo productivo, rumbo a la creación del nuevo sistema económico. 

Avanzar en la conformación de la nueva estructura social.

 

Ley habilitante (vía directa hacia el socialismo). 

Reforma constitucional (estado de derecho socialista).

 

 

VI. Venezuela: potencia energética mundial 

IV. Modelo productivo socialista

Convertir a a Venezuela en una potencia en lo social, económico y político
Social Alcanzar la justicia social. Activar una nueva estrategia integral y eficaz contra la corrupción. Reforma constitucional (estado de derecho socialista). 

Ley habilitante (vía directa hacia el socialismo).

 

II. Suprema felicidad posible Construcción del socialismo bolivariano del siglo XXI, como alternativa al modelo capitalista, que garantice la mayor suma de seguridad social, estabilidad política y mayor suma de felicidad.
Territorial Descentralización del territorio. Continuar instalando la nueva estructura territorial.  La nueva geometría del poder (reordenamiento socialista de la geopolítica de la nación). 

Ley habilitante (vía directa hacia el socialismo).

 

V. Nueva geopolítica nacional Preservar vida en el planeta y salvar a la especie humana
Internacional Promover la soberanía nacional y promover un mundo multipolar. Seguir impulsando el nuevo sistema multipolar internacional.Profundizar y acelerar la conformación de la nueva estrategia militar nacional. Ley habilitante (vía directa hacia el socialismo).  VII. Nueva geopolítica internacional Construir una nueva geopolítica internacional guiada a un mundo multicéntrico y pluripular
* Elaborados por el “Alto Gobierno” entre el 12 y 13 de noviembre 2004, sobre el cual se elaboró el POAN y planes operativos 2006. 

** Primer plan de transición al socialismo: Plan Simón Bolívar 2007-2013 con  las líneas generales del  desarrollo económico de la Nación (Decreto 1.528 con fuerza de Ley Orgánica de Planificación), disponible en: http://www.cendit.gob.ve/uploaded/pdf/Proyecto_Nacional_Simon_Bolivar.pdf.

 

*** Chávez Frías H.  “Propuesta del Candidato Hugo Chávez para las elecciones presidenciales 2012: Gestión Bolivariana Socialista 2013-2019”. Disponible en: http://blog.chavez.org.ve/programa-patria-venezuela-2013-2019/#.Ux0UZCb8sY, convertido en Ley por la Asamblea Nacional, como el segundo plan de desarrollo económico y social de la Nación 2013-19, publicado en Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela nº 6.118 Extraordinario, 4 de diciembre de 2013.  Disponible en: http://albaciudad.org/LeyPlanPatria/ Popularmente se conoce como el Plan Patria. Ver allí el Objetivo histórico nº 2: “Continuar construyendo el socialismo bolivariano del siglo XXI”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.