El grosero pacto de las cúpulas MUD-PSUV

Categoría: Guarureando |

Uv Body PaintingZuleika Matamoros

Los resultados del diálogo, eufemismo utilizado para denominar el grosero pacto entre las dos cúpulas, han puesto al desnudo las inexorables coincidencias entre las Direcciones Políticas de la MUD y el PSUV.

Este diálogo-pacto, disfrazado de férreo antagonismo y forcejeo, es el camino antidemocrático que MUD-PSUVnecesitaban para “ponerse de acuerdo” sin alboroto alguno. Por cierto, sellado y certificado con la decisión del TSJ de prohibición de actos que alteren el orden público.

Una gran coincidencia de las cúpulas del PSUV y la MUD es que ambos pertenecen a la burguesía. El matiz es que unos son de pedigrí, de la burguesía tradicional y por ello se concentran en la MUD y los otros son parte de la boliburguesía que hoy ostenta grandes negocios y fortunas a granel. El resultado: No existe una Dirección Política que esté dispuesta a gobernar a favor de los que vivimos de nuestro trabajo, ni mucho menos resolver la grave situación que atravesamos.

Otra coincidencia es el patrón de acumulación mafiosa de ambas burguesías. La tradicional, ha horadado los dólares de la República, principalmente con las divisas entregadas por altos funcionarios de gobierno a través de Cadivi; para ello acordaron cero control y seguimiento, así pulularon tanto empresas de maletín como entrega grosera y a manos llenas a empresas existentes que no aumentaron su producción a pesar de recibir inmensas cantidades de dólares baratos. La diferencia entre ellos en este caso se reduce a protegerse unos de otros en las corruptelas y actividades mafiosas que le llenan los bolsillos en su acumulación privada de Capital. El resultado: El mayor y más grosero desfalco a la nación de cientos de miles de millones de dólares.

En cuanto a responder a los intereses del Capital Internacional, la coincidencia no puede ser más plena. Hoy tenemos a la cúpula del PSUV tomando decisiones de corte neoliberal en nombre de la revolución y del socialismo. El asesino acuerdo del Arco Minero del Orinoco; proyecto extractivista, ecocida, etnocida y entreguista por excelencia, es la más triste muestra de ello. Este mismo proyecto extractivista lo aplicaría sin empachos la cúpula de la MUD si se llegara a sentar en la silla de Miraflores. En este punto, la pelea es para demostrarle al Gran Capital Internacional quién le allana más y mejor el camino. El resultado: la entrega de la soberanía nacional a manos de las transnacionales, el acuerdo ecocida que acabará con importantes afluentes de agua dulce en nuestro país, el desplazamiento de etnias indígenas y más dependencia y profundización del modelo rentista.

Otra coincidencia inefable es la que tiene que ver con el grotesco pago de bonos de la deuda pública, en la que pillos y trúhanes de ambas cúpulas tienen una de sus mejores inversiones. Bonos comprados en bolívares pagaderos en dólares, una deuda que tiene visos de ser totalmente ilegítima, es cancelada puntualmente con miles de millones de dólares. El resultado: El empobrecimiento de la población que cada vez más sufre el calvario de la pulverización de nuestro salario, el detrimento de nuestra calidad de vida, la imposibilidad de alimentarnos y de obtener medicinas porque simplemente no es de interés de la cúpulas hambreadoras de la MUD y el PSUV.

MUD y PSUV diferentes tácticas para una misma estrategia.

El pacto entre las cúpulas del PSUV y la MUD va avanzando a paso de gigantes, No podía ser de otra forma ya que en lo estratégico sus coincidencias son muy profundas. Es por ello que la disputa solo tenía un contenido, ya dilucidado con la mediación del Imperio y del Vaticano, la silla de Miraflores porque ambos se pelean la distribución de la Renta Petrolera. Lo que se ha puesto de manifiesto es que la cúpula MUD-PSUV son fieles y serviles “socios” del Capital Internacional. De allí que hoy sus mediadores vinieran a ordenar a “sus muchachones” para seguir avanzando en su plan de convertir a Venezuela el gran proveedor de minerales como el oro, el coltán, el carbón; además del petróleo

Estratégicamente la burguesía tradicional y la nueva Burguesía Roja- Rojita desean seguir acumulando de manera privada Capital a partir del rentismo y la corrupción inherente a ese modelo económico. No les interesa ningún modelo productivo. No, su patrón de acumulación, mafioso es a través de la especulación, de la corrupción y de meterle mano a los dólares que entran gracias a ese modelo.

Es así como el pacto hasta ahora pasa por la desmovilización total de la población. Para ello el PSUV en el gobierno persigue, amedrenta, hostiga y aterroriza, despide, chantajea y hasta desaloja de sus viviendas a quienes no les hacen la seguidilla. No perdamos de vista que en esta táctica desmovilizadora la Central Socialista de Trabajadores cumple el miserable papel de esquirol de la clase obrera venezolana. Por el otro lado, tenemos a la Derecha tradicional, en su mayoría aglutinada en la fracturada MUD y que cumple el papel de desmovilizador, distractor por excelencia con elementos que no tienen nada que ver con la realidad devastadora que sufre el venezolano. La última de ellas fue darle la estocada final a un Referéndum Revocatorio que cada vez se les hacía más pesado cargar sobre sus hombros. Se han encargado de desencantar tanto a su base social, que hoy han perdido todo el Capital Político que habían obtenido, por supuesto alimentado por el desencanto y la desesperación de la población por salir del gobierno de Maduro.

En el medio, las peleas y fracturas internas de cada una de las cúpulas son cada vez más evidentes: El Partido Socialista Unido de Venezuela y la Mesa de la Unidad Democrática cada vez más son menos unidas y menos democráticas. Lo que los caracteriza a los dos es el carácter antidemocrático de ambas. En este país muchos tienen la certeza que consenso mata elecciones y que diálogo-pacto mata participación. Hoy el referéndum revocatorio quedó solo como una burda y triste manipulación.

¿Los resultados? El Vaticano y los gringos calman las aguas y le hacen entender a sus muchachones de la MUD que es mejor el gobierno ilegítimo de Maduro que está pasando el paquete con mucho autoritarismo y chantaje, cargando sobre sus hombros el costo político que arrastrará cuanto vestigio quede del proceso revolucionario; que un gobierno que tendría la presión de solucionar la grave crisis económica que la gente está esperando que se solucione a favor de ellos, además la gente también espera que se derogue el decreto sobre el Arco Minero del Orinoco, que se castigue a los corruptos, que se repatrien los capitales fugados. Ese “nuevo” gobierno estaría inhabilitado para eso por la evidente responsabilidad que tienen en cada uno de estos temas.

Es por ello que el lenguaje usado después de los primeros acuerdos hechos públicos, que esconden los que son hechos en privado, favorece evidentemente a este gobierno de Maduro que piensa que es la fracción que más se favorece con el pacto. Hay puntos que son inconmensurables, para el PSUV y la MUD la democracia no es buena cuando se trata de ejercerla le gente, los intereses económicos no se tocan y los negocios se respetan ante todas las cosas.

El gran acuerdo es esperar, darle tiempo a Maduro y su gobierno para que pase el paquete, consolide el Proyecto entreguista del AMO. “Lo está haciendo bien”, dirían los mediadores, “ejerce autoridad y tiene cómo chantajear a la población que tiene más acervo de lucha. Tiene comprada y clientelizada a la “vanguardia”, es solo cuestión de tiempo”. Para los intereses internacionales es mejor gobierno deslegitimado y autoritarista, que gobierno nuevo disfrazado de demócrata que les embochinche el país porque debe responder a ese gran sector social descontento con el actual mandatario que esperaría solucione. Ese es el gran acuerdo, por eso acordaron que Maduro gobierno, por lo menos, hasta el 2018.

Nueva Referencia Política

Ante la configuración de una dictadura disfrazada de democracia que atenta contra las conquistas económicas, las conquistas políticas del proceso y pasa por el desconocimiento de la Constitución de la República parida durante el proceso revolucionario, se hace urgente y necesario construir una alternativa política distintas a los carcamanes de la vieja y corrupta política que atenta contra los que vivimos de nuestro trabajo. Esta nueva referencia política debe, en primer lugar ser profundamente democrática, respetar la pluralidad y sobre todas las cosas, ser consecuentemente anticapitalista y así transcender a los estafadores que hoy ostentan la Dirección del PSUV y de la MUD y, de esta manera derrotar las perversas intenciones de quienes están en el gobierno y pretenden derrotar el proceso revolucionario sin recibir tan siquiera una piedra.

Es nuestro deber como revolucionarios parar la entrega de la soberanía que se hace desde la cúpula oficial que apunta a la derrota y la entrega del proceso bolivariano. Es urgente arrebatarles su ilegitimo Poder de las manos, rescatar la democracia ganada en tantos años de lucha y caminar hacia nuestra real y verdadera emancipación.

#DondeEstáAlcedoMora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.