Nícmer Evans: Tengo elementos para pensar que existe un pacto electoral Psuv – MUD

Categoría: ¡Ahí están, esos son!,foto plana,Sin categoría |

Con la publicación de esta entrevista hecha por Noticiero Digital a Nicmar Evans iniciamos una serie de artículos sobre el tema de las elecciones parlamentarias y las relaciones de poder en Venezuela. Los argumentos de Nicmar Evans, que suscribimos cómo quien suscribe que hay una gran masa sin descubrir debajo de la punta de este icberg de la polarización en Venezuela. Sin embargo le preguntamos a Nicmar y a Marea Socialista si estos acuerdos, obviamente basados en una hegemonía a la fuerza, de facto, antidemocrática, reedición voraz de la vieja hegemonía puntofijista ¿no fue fundada, avalada y distribuida entre los suyos por el propio Hugo Chávez?. Si hay algo peor en estos acuerdos, algo nuevo y peor, es que no hay un superliderazgo que los pueda disimular y avalar.
La Guarura

Entre las razones que esgrime menciona al secretario general de Acción Democrática, Henry Ramos Allup, de quien dice que “constituye (…) la garantía del gobierno de la posibilidad de tener un puente de diálogo con algún sector de la oposición”.

A continuación la última parte de la conversación.

¿A usted le consta que hay un pacto MUD-PSUV, como lo ha afirmado?

-Hay varios elementos que conducen a pensar en eso. Lo primero es que quien nos rechaza el nombre de Marea Socialista en el CNE es Omar Miquilena, director de Partidos Políticos; una dependencia del único rector que es de oposición en el CNE, Luis Emilio Rondón.

-El otro elemento es que, después, a finales del mes de mayo, Ramos Allup da unas declaraciones muy notorias, con motivo de una pregunta que le formulara una periodista, sobre los candidatos que van por fuera del esquema de la polarización en las que afirmó que a él no le preocupa eso porque todo lo que vaya por fuera del gran Polo Patriótico y la MUD será convertido en ‘polvo cósmico y arena de playa’.

-Me pregunto yo, si a finales de mayo Ramos Allup tendría una bolita de cristal para saber lo que iba a suceder. Aunque su respuesta parecía en un principio resultado de la polarización de la tendencia del voto; pero, en el marco de una serie de estudios que se han desarrollado, todos dan un número significativo mayor a 15 y cercano a 30 por ciento que se inclina por un factor o un sector independiente.

-Gente que cree que puede votar por fuera de la MUD o del PSUV. Me pregunto hoy: ¿a qué responde esa antelación que tuvo Ramos Allup con respecto a la exclusión de todos estos factores? Porque son 283 candidaturas que quedaron por fuera al ser excluidos de esta forma.

-El tercer elemento que tengo como probatorio es el Reglamento de Género del CNE, que se aplica después del desarrollo de las primarias del Psuv y de la MUD, pocos días antes de la inscripción de los candidatos y, sobre todo, para las tarjetas pequeñas a las que están fuera de la polarización; a las que sí se les exigió el 50 – 50, con una gran dificultad para ellas.

-Sí se excluyen a los que sí podían generar los cambios, y en cambio, a los otros, terminaron en una proporción 70 – 30. Entonces, ¿cuál es la intención de la aplicación del Reglamento? Esto produjo la exclusión de 283 candidaturas.

-Un cuarto elemento sería el argumento de la aplicación del Reglamento, a partir del principio de garantizar la participación de las mujeres, y la lógica es que la aplicación del Reglamento implique la posibilidad de que las mujeres participen. Ahora, ¿por qué en el caso de Marea Socialista, que tuvo que inscribir a sus candidatos con siete tarjetas distintas y no tenía la capacidad de controlar el asunto del género de las tarjetas, y sin embargo, sí pudimos a lo interno controlarla, a nosotros nos sacan 18 mujeres?

-En esto de la paridad nos sacan a 18 mujeres. Quisiera que alguien me explicara la lógica de que si tú defiendes la paridad, y la idea es poder nivelar, ¿cómo tú para nivelar excluyes a las mujeres? Eso es una cosa aberrante. Entonces, si uno lo ve desde el punto de vista del Reglamento, uno dice: la verdad es que esto no tiene lógica o, al menos, que uno lo relacione con el polvo cósmico en la arena de la playa, cuando entonces tiene absoluto sentido.

-No conformes con eso, que constituiría el quinto elemento, en el circuito número 3 de Caracas; que normalmente es de oposición, allí el PSUV, para enfrentarlo a Ramos Allup, no coloca a ninguno de sus candidatos “gallos”. Me pregunto: ¿por qué Cilia Flores no es la candidata por este circuito si eternamente su nombre figuraba allí? ¿Por qué no le ponen a alguien del nivel, como para poder contender con Ramos Allup?

-Sino que ponen a un muchacho (Daniel Aponte); buena gente, aunque ha estado por ahí descalificándonos; que no tiene impacto, que no tiene ninguna proyección, para poder generar ningún tipo de desplazamiento ni competir con Ramos Allup, y la decisión de Marea Socialista de ponerme a mí en ese circuito es que, no solamente yo podía arrastrar los votos del chavismo dentro del circuito porque se trata de un chavismo descontento; sino que además, producto del desprecio que le tiene un sector importante de la oposición a Ramos Allup, yo pudiera convertirme en otra opción para esta gente, que incluso me han dicho que van a votar por Ramos Allup con la nariz tapada. No obstante, me excluyen.

-Eso, por supuesto, se traduce en cinco elementos que si tú los articulas y los pones por encima de la mesa, ponen en evidencia que el PSUV tenía que proteger a su candidato del circuito 3, que es Ramos Allup; porque es parte del convenio; pues, además, Ramos Allup no va a hacer campaña en el circuito, porque es de la directiva del comando de campaña y además el representante de la MUD ante el CNE. Entonces, ¿dime tú si no anilla todo?

¿Cuál es la lógica de ese pacto? ¿Qué gana el Psuv y que gana la MUD?

-Nosotros no estamos inventando absolutamente nada. Ahí están elementos probatorios, absolutamente comprobables que te dicen: aquí hay un duelo entre dos.

-La idea formal de este pacto es que el Psuv cree que va a poder “repolarizar”, y con esto cree que va a poder captar votos, forzar a la gente a que vote por ellos. Y la MUD apuesta a que, teniendo una mayoría tan aplastante, no tienen absolutamente nada que perder; pero sí perderían si se lanzan opciones alternas de la polarización. Entonces esto es un ganar – ganar, en un juego de exclusión.

Si el PSUV presume que va a perder en el circuito 3, ¿por qué colocar a un “gallo” que le de la pelea a Ramos Allup?

-Porque cuando Chávez tenía circuitos difíciles, él ponía “gallos”, es decir, figuras relevantes; cuadros políticos. La lógica del presidente Chávez era distinta a la de Maduro desde el punto de vista electoral.

-¿Maduro colocó a sus gallos en los circuitos ganadores? No puso a pelear a sus gallos en ningún circuito conflictivo. Eso, entre otras cosas, también responde a una realidad: salvar la magnitud del riesgo de colocar a esos candidatos principales en circuitos ganadores; porque la cosa se está estrechando mucho y eso implica que hasta se supone que a un salidor le pueda ser difícil que lo sea.

-Pero la verdad es que el combate político es un combate de persuasión; si se comprende desde el punto de vista de la democracia, y además, siempre ha habido una voluntad de sacrificio por parte de los cuadros políticos de la revolución en relación a bueno: yo me resteo con una candidatura en tal o cual sitio porque soy un soldado, y voy. Pues, resulta que aquí no hubo ningún soldado que diera el primer paso para poder ofrecerse en circuitos difíciles.

¿Se pudiera considerar entonces que este proceso electoral está muy teñido por la mano de Ramos Allup?

-Sin duda que Ramos Allup ha pasado a protagonizar un juego estelar; porque es el hombre de la oposición con el que el gobierno dialoga, y porque, a su vez, Ramos Allup ha podido constituir en la oposición el pacto del ‘huevo frito’ con sus peores adversarios a lo interno, de acuerdo a las noticias, después de haberles dicho petimetres y todas las descalificaciones, “mariposones”, que salen de la boca de Ramos Allup a la gente de Primero Justicia.

-Sin embargo, hoy comprenden que la división interna de la oposición genera la necesidad de un encuentro entre iguales; de posturas políticas relativamente moderadas que tienden a la socialdemocracia o al socialcristianismo en contra de las posiciones más neoliberales dentro de la misma oposición que representan María Corina Machado y Leopoldo López.

-Además, los que están dispuestos a generar más confrontación directa con el gobierno; a diferencia del sector que piensa que mimetizándose, haciéndose los camaleones, pueden pasar desapercibidos para poder generar el cambio en la gente hacia un factor de transición moderada con este pacto del huevo frito.

-Por supuesto, Ramos Allup es el artífice de eso. Constituye, además, la garantía del gobierno de la posibilidad de tener un puente de diálogo con algún sector de la oposición que en este momento tiene el control de la estructura fundamental electoral, como es la MUD, pues no solamente hay que protegerlo sino también que hay que consentirlo mucho, ya que se trata de la garantía de la gobernabilidad en este momento en el país desde la perspectiva del gobierno.

#DondeEstáAlcedoMora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.