Trote y coraje: Apuntes sobre el seminario “El pensamiento crítico frente a la hidra capitalista”

Categoría: foto plana,Poderes Creadores |

foto_de_manuel_zapatistasDaniel Montañez Pico es antropólogo por la Universidad de Granada y estudiante de maestría en Estudios Latinoamericanos en la Universidad Nacional Autónoma de México. La fotografía es de Manuel Melcón, tomada durante el Encuentro “Pensamiento Crítico frente a la hidra capitalista.

A la banda de Guerrero, Playa del Carmen, DF y Oaxaca con quienes armamos comunidad, comidas compartidas, baños en cascadas, pensamientos y sueños rebeldes en aquellos lindos días de primavera chiapaneca. Manolo, Lenin, Julián, Dante, Ana, Isidora, Fer, Ángela, Josefa, Carlos y Tomás.

Entre los días 30 de abril y 9 de mayo de 2015 respondimos con asistencia física e implicación emocional al llamado de los compas zapatistas a participar en el seminario “El pensamiento crítico frente a la hidra capitalista” convocado y organizado por el movimiento y sus comunidades así como por los círculos de apoyo vinculados a la 6ª declaración de la Selva Lacandona. El evento tuvo lugar entre el Caracol de Oventic y la Universidad de la tierra (CIDECI), dándose en el primero la apertura del evento y los homenajes a las figuras de Luis Villoro, Galeano y los 43 de Ayotzinapa, y en el segundo el grueso de las charlas del seminario a cargo de una amplia diversidad de intelectuales y activistas de múltiples regiones del globo afines al movimiento. En la página web del CIDECI https://cideciseminario.wordpress.com se puede acceder a los videos y audios de la casi totalidad del seminario.

1. Parar

El llamado de nuestras, nuestros y nuestroas compas zapatistas fue pararnos unos días a escuchar y pensar. ¿Pararnos? ¿en medio de esta guerra? Sí, pararnos. Latía una idea de fondo: necesitamos armarnos de conceptos e ideas con las que morder la realidad, con las que interpretar los acontecimientos en donde estamos inmersos, con las que soñar desde cada realidad un mundo común que ya tejemos entre nuestras manos. Hay veces que tenemos que pararnos a pensar para poder seguir caminando con un sentido sobre nuestros pasos: y ahora es cuándo, esta era la idea base del llamado y el encuentro. Por ello, era un ejercicio de compartir cada experiencia de lucha, pero el enfoque en esta ocasión trataba de ser más teórico, la pequeña riña entre el Sup y la compañera del 132 sobre el formato del evento fue una forma de argumentar y debatir esta cuestión(1).

Por pararse a pensar los compas entendían a producir pensamiento crítico desde la experiencia de cada trinchera en un doble sentido, tanto en el de destripar la naturaleza, cambios y elementos de las formas que adquiere actualmente la explotación de la humanidad y sus políticas dentro de la estructura de las relaciones sociales basadas en el Capital, como en el de valorar y reflexionar sobre los límites y potencias de los horizontes y utopías que ya estamos construyendo como expresión de lucha y de reconstrucción de tejidos sociales que albergan formas de vida más dignas y justas. No hubo casi espacio para voces y posiciones reformistas en el sentido de tratar de arreglar y hacer más vivible el sistema de relaciones basadas en el Estado y el Capital, sino que la apuesta y el sentido de “lo crítico” dentro del pensamiento hacía alusión a una posición teórica y vital enfrentada a la base civilizatoria que habitamos.

Desde este punto de vista escuchamos diversas palabras que articularon una infinidad de temas. Se debatió en términos más economicistas sobre el alcance e impacto en nuestras sociedades de la financiarización de la economía, las nuevas formas de despojo y/o acumulación por desposesión y su intersección con el patriarcado, el racismo, el imperialismo, el colonialismo y las renovadas formas de explotación, precariedad del trabajo, criminalización de la resistencia y guerra contra las poblaciones y la naturaleza que generan estos procesos; pero también hubo lugar para la explicación y valoración de los horizontes sociales que albergan diferentes pueblos, comunidades y movimientos actuales, cómo ensayan otras formas y relaciones políticas, económicas y geográficas, sus formas propias de justicia, educación, producción de conocimiento, así como sus estrategias de lucha frente a la “hidra capitalista” como metáfora de las múltiples facetas que muestra la estructura capitalista que ataca nuestros territorios.

2. Insistir

Pese a la diversidad de posturas era posible captar un posicionamiento general que parecía reunir a casi todas las intervenciones: apostar por lo real, entendido como aquella insistencia en dirigir la mirada, nuestras brújulas y calendarios hacia los ritmos y estrategias de nuestros movimientos y comunidades que ya están ensayando otras formas de relación social. Apostar, insistir en que esta fuerza de lo común se reproduzca, expanda y teja caminos conjuntos con sus afines, atravesar las apariencias y comprender la multiplicidad de sus luchas y estrategias bajo este horizonte común fundado en la pluralidad. Este es también un posicionamiento frente a una coyuntura, la de la aparición actual de iniciativas progresistas emergentes en todo el globo que apuestan por la vía electoralista y estatista. No se debatió casi sobre el Estado más que para comprender su papel dentro de las brutales formas de represión en las que se despliega la acumulación de Capital en la actualidad (2). ¿Cómo se habría leído en esos días un acontecimiento actual como el referéndum griego frente a la troika? No lo sabemos, pero podemos especular que hubiera habido un entusiasmo generalizado al ver expresado el rechazo de la mayoría del pueblo griego frente a las medidas neoliberales de austeridad que pretenden imponer sobre el país los organismos internacionales y los gobiernos del norte de Europa, sin embargo, habría convivido seguramente con la sospecha y la tristeza de ver que se trata de un ejercicio de enunciación y rechazo colectivo cuyo horizonte es más bien renegociar una deuda más vivible en vez de abolirla y apostar por reforzar y expandir las numerosas experiencias de autonomía y construcciones autogestionarias que laten profundamente desde hace años en numerosos sectores del pueblo griego (3).

El posicionamiento apostó, una vez más, por los movimientos y las instituciones forjadas desde los pueblos y comunidades frente a los renovados intentos, tildados de oportunistas, de una izquierda progresista que apuesta por el reforzamiento del Estado y sus técnicas de impulso al ciclo de Capital mediante la promoción del consumo, el neoextractivismo, la alianza con potencias económicas emergentes, la promoción del subimperialismo y la desaparición de la potencia del cambio social mediante la cooptación de las organizaciones sociales en nuevas experiencias de corporativismo.

Este posicionamiento se vio reflejado tanto en los homenajes a personajes queridos como en la muestra de la alianza con algunos movimientos concretos. En los homenajes a los compas zapatistas, Luis Villoro y Galeano, se enfatizó en la recuperación de la memoria de sus vidas concretas dedicadas a tiempo completo a la defensa y promoción de esta insistencia sobre lo real. Vidas heterogéneas pero encontradas, la de un intelectual comprometido en cuerpo y alma desde su trinchera universitaria con el movimiento zapatista y la de un compañero maestro en una de sus comunidades torturado y asesinado por apostar y luchar por otra forma de vida. En las muestras de apoyo y alianzas con movimientos concretos destacaron la presencia de los padres y madres de los 43 estudiantes desaparecidos de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa y la de la sección femenina del Movimiento de Liberación Kurdo. Movimientos heterogéneos pero encontrados, el de unos padres y madres que construyen dignidad, memoria, lucha y justicia en alianza a más movimientos frente a un Estado mexicano que se señala como el culpable de los desaparecidos y la de un pueblo encerrado y reprimido por la estructura de varios estados que construye su patria desde una base social comunitaria en medio de la guerra apostando por la edificación, en sus propias palabras, de una “Modernidad alternativa”. Movimientos que resisten a una guerra continua abierta y de baja intensidad concentrándose en fortalecer sus propias formas de lucha como formas de vida que son en si mismas un ataque de dignidad frente a la indignidad generalizada de la hidra.

3. Provocar

Detrás de la convocatoria a pensar y la reafirmación del posicionamiento junto a los pueblos y las comunidades frente al Capital, latió, como siempre, un objetivo principal en esta nueva invitación zapatista: provocar. Provocar a cada quien a que desde su trinchera actúe como entienda necesario para construir ese mundo donde quepan muchos mundos. Provocar enseñando, mostrando y reflexionando sobre su experiencia de más de 20 años de rebeldía y construcción de autonomía en medio de la guerra. Provocar a actuar y a compartir, ¿cómo? al trote y con coraje (4), así lo resumió el subcomandante insurgente Moisés cuando, ante la alerta creciente de violencia estructural e impunidad en el país, invitó, frente a aquella máxima zapatista de caminar al ritmo del más lento, a trotar, pues no siempre se puede caminar despacio y tendremos que cargar si es necesario a quien se rezague. Sin prisa y sin pausa hay que acelerar la marcha de las luchas y las alianzas en este nuevo envite de despojo de nuestros bienes comunes, conocimientos, fuerza de trabajo, amores, amistades y rebeldías.

A nosotros nos provocó. Siendo casi sólo estudiantes de una maestría en Estudios Latinomericanos en la UNAM, que es algo así como un estacionamiento de dos años donde te dan plata por estudiar y producir una tesis y cuando se termina te quedas medio bobo sin saber muy bien qué hacer, poco después de esta provocación lanzamos a rodar una humilde aportación al pensamiento crítico en forma de revista digital (http://laguadana.org) que apunta buenas maneras, y recientemente gestionamos inminentes proyectos de educación popular y cooperativas en gastronomía y difusión cultural rebelde en la Ciudad de México, como forma de luchar frente al imperialismo clasista pedagógico y la dictadura del salario y las agendas culturales del Estado y sus compinches que se encuentran en absoluta bancarrota espiritual separadas del acontecer de la vida, las comunidades y los movimientos con potencia de cambio. Pero esto ya es hablar de sueños, y eso trataremos más de efectuarlos y compartirlos al calor del fuego de la hoguera común, aquella misma en torno a la cual se tejieron desde hace siglos los sueños y construcciones de otras sociedades, aquí y ahora, en medio de la guerra, de nuestros compañeros, compañeras y compañeroas cimarronas, aquella misma hoguera que continua calentándonos el alma desde entonces, pues todas las llamas forman parte de un mismo fuego.

Madrid 6 de Julio de 2015

_______________________________________________________

(1) La compañera de la Ibero y del 132, Mariana Favela, en una intervención muy locuaz y encendida, expresó una crítica que ya se estaba escuchando por los pasillos en relación al formato del evento donde no había debate y la producción y transmisión de conocimiento era muy “vertical”. El sup Galeano, como moderador de su mesa, recogió la crítica y al día siguiente la respondió al comenzar la primera sesión de intervenciones aludiendo a que nunca se había presentado esa idea de evento, que “esto no era la escuelita zapatista” y que se había convocado a escuchar y pensar dentro de un formato de seminario más “clásico”.

(2) “Mújica es igual a Peña Nieto” , así comenzó el compañero Raúl Zibechi una interesante y polémica intervención donde pretendía, mediante esta metáfora y desde diversos datos contrastados, criticar a los gobiernos progresistas actuales de América Latina presentándolos como reproductores del neoliberalismo y el neoextractivismo más voraz. Pese a poder compartir, como casi siempre, las lúcidas argumentaciones del compañero uruguayo, para quienes vivíamos en México se hacía una metáfora un tanto apretada, tanto por las diferentes trayectorias personales y capacidades cognitivas y emocionales de una persona como Enrique Peña Nieto en comparación con José Mújica, como por la brutal represión que la estructura del Estado mexicano en connivencia con el Narco despliegan en el país actualmente. Que sean ambos dos estados y gobiernos capitalistas no significa que sean lo mismo y no sabíamos en qué medida ese tipo de metáfora podía explica la realidad o fomentar acciones políticas estratégicas para la defensa y proyección de nuestras comunidades.

(3) Este es un ejercicio corto de imaginación política coyuntural que no tiene que entenderse como una reflexión cerrada, y más contando con que seguramente a los primeros que convendría la salida del euro de Grecia sería a la troika para contar con un país cercano que funcione como cantera de mano de obra barata a la que poder superexplotar, el purismo estratégico puede caer en ceguera social y en idealismos de ricas palabras y pobres realidades.

(4) La disertación del compa Moisés sobre el coraje fue muy comentada en aquellos días, el subcomandante hizo alusión a la fuerza negativa del miedo que te puede hacer salir de tu escondite en medio de la selva cuando escuchas los helicópteros que te andan buscando, dando por resultado el que te descubran y te maten, por lo tanto, vencer el miedo, la valentía y el coraje, en este caso, residían en la templanza, la inmovilidad, la espera y la inteligencia: en quedarse quieto frente al movimiento exterior, o, lo que es lo mismo, la quietud como una forma de concentración para sobrevivir o asestar el golpe maestro, la quietud como lucha, la quietud como movimiento.

 
laguarura.info, colectivo de usuarios
Grupo de Facebook · 1052 miembros
Unirte al grupo
laguarura.info Medio digital de la Organización Indígena Intercultural Wainjirawa y del Encuentro por una Integración Abyayala Desde Abajo, espacio d...
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *