Creación del Colectivo Social Francisco Javier Sierra Corrales 20 de mayo de 1993

Categoría: Luchas |

PROTESTA-SOCIAL

Es propicia la oportunidad, a 21 años de la célebre sentencia que ordenó el enjuiciamiento de CAP, fecha histórica que no solo la derecha pasa por debajo de la mesa sino que la burocracia centrista “bolivariana”, también la silencia, la invisibiliza; para proponer al mundo jurídico del país (Jueces, fiscales, policías, operadores de justicia, Abogados y estudiantes, profesores de las Escuelas de Derecho y sobre todo comunidades en general, víctimas de la mala praxis de la constitución bolivariana), la creación del “Colectivo Socio Jurídico 20 de Mayo de 1993”, el cual tiene como fundamento o Preámbulo, lo siguiente:

Fundamento Filosófico o Ideológico: El Ius-Comunismo”. El Ius-Comunismo es una filosofía que genera un movimiento que lucha y aboga por un derecho y una justicia comunista, tanto en lo substantivo como adjetivo, o para ser más preciso; un movimiento ético-político-jurídico que propugna una legislación “hacia” o “al” comunismo, ya que en el comunismo, ni habrá derecho ni habrá legislación porque será el día de la comunidad, el séptimo día, habrá una sola constitución que será la comuna sustentada en el amor y el trabajo.

Base Legal para su Funcionamiento: La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, la cual es una ley mayor, inmersa dentro de la estrategia del Ius-Comunismo, va hacia o al comunismo, dicha constitución ha sido mancillada tanto por la ultraderecha pro yanqui como por el centro prevaricador chavista, quien se ha apropiado de ella para menoscabarla y disminuirla en su ideal transformador en tránsito a la comuna.

Misiones:

El Ius-Comunismo mientras lucha, a nivel macro, en esta fase de transición por una legislación y una costumbre comunitaria, en lo concreto desarrolla varias misiones temáticas, entre ella:

En lo penal, la “Misión Abolicionista de la Pena”.

En lo Laboral y Social “Misión Autogestión y Consejismo”

En lo Económico Político Social: “Misión Plan de Desarrollo Nacional”

En la Seguridad Nacional y Ciudadana: “Misión Redadas Sociales”, “Misión Distrito Motores de Desarrollo Urbanos” y “Misión Zonas Económicas Campesinas

Misión Abolición de la Pena

Nace la “Misión Abolición de la Pena”. La pena que es un castigo, ya no existirá en la comuna, porque este es el régimen del no estado y de la igualdad absoluta, al no haber propiedad privada y al no ser el hombre extranjero en ningún sitio, cuestión que haga que exista la comunidad de tierras, bienes y hombres iguales y libres, no habrá necesidad ni de leyes ni de castigo para que el ser humano cumpla con todos los requisitos de una buena ciudadanía siendo las transgresiones muy escasa y su enmienda será a través del amor y del trabajo. Pero plantear eso ahora, y para ya, la verdad que no estamos tan desquiciados para hacerlo; por eso sostenemos la filosofía del Ius-Comunismo, un actuar en tránsito hacia o al comunismo, y entre ellas las acciones concretas o de temas específicos, como esta de “abolición de la pena”.

La pena no resuelve el problema de la criminalidad definitivamente y para siempre, puede de una forma relativa y circunstancial amainarlo o reducirlo de una forma que daría la sensación de solución, pero esta es una solución efímera, en donde luego insurje el problema con más fuerza y decuplicado en su violencia.

La solución definitiva al problema de la criminalidad, es con la eliminación de la propiedad privada que genera regímenes de explotación del hombre por el hombre, las religiones que son distorsiones de la verdadera espiritualidad y atacan la psiquis del hombre convalidando y aupando estados esclavistas (El capitalismo es uno de ellos, aunque disfrazado); y con la instauración de la comuna de amor y ley sin parcela ni fronteras (Comunidad de tierras, bienes y hombres iguales), pero si tanto la abolición de la pena como sus generadores o causantes, la propiedad privada y los estados de explotación que le son derivativos como las religiones, entre ellas la peor el cristianismo, son consignas macro y de largo plazo; el “colectivo 20 de mayo”, debe ir quemando etapas, es decir, buscar metas a corto plazo o soluciones a temas coyunturales y locales.

En el caso venezolano, en donde existe una alta impunidad hacia los delitos de cuello blanco (Especulación financiera y económica con precios y medidas de cantidad y calidad), de traición a la patria y a la  sociedad, manipulación y terrorismo mediático, uno de los instrumentos más eficaces del imperialismo yanqui para la dominación global, conquista las mentes y los corazones, los delitos de la burocracia, quinta columna del capitalismo mundial, como la corrupción y la prevaricación, el mal llamado terrorismo tradicional que ahora es utilizado por la burguesía, en sus desesperos por reconquistar el poder, cuando pierde elecciones, algo inaudito hasta hace 20 años, conjuntamente con un nuevo tipo de terrorismo creado por la derecha como es la utilización de la delincuencia y de los delincuentes en sí mismos, como arma política y de control social (“Autodefensas” antes y ahora las “bancrim” en Colombia y los supuestos carteles de la droga mexicanos, ejemplo “los templarios”, un gobierno dentro del gobierno), lo más inmoral o falso en Venezuela, es que a la par de la no penalización, despenalización de hecho y las altas cifras negras de estos delitos susceptibles de ser cometidos por el imperialismo y sus lacayos y su cómplice la burocracia, es proporcional, a la alta represión a los delitos susceptibles de ser cometidos por los pobres y los presos provenientes de esta clase integran casi el 100% de la población penitenciaria.

Pero a la par de esta situación, la derecha que saca ventaja por el hecho de no ser ni reprimida ni penalizada por los delitos de cuello blanco, anteriormente mencionados, pero al mismo tiempo “denuncia” de una forma bastante farisea la violación de los derechos humanos por parte del gobierno chavista, a las insuficientes y muy tímidas represiones que les hacen a sus acciones subversivas y terroristas, y a la situación de los presos comunes y la represión a los pobres; y tiene toda una infraestructura con financiamiento desde el imperio con dólares a una series de ONG, dedicadas las 24 horas del día “a la defensa de derechos humanos”, teniendo acceso directo y a cualquier hora a cárceles y retenes así como a organismos policiales y fiscalías asimismo se reúnen cuando les da gana con los jueces quienes lo reciben raudamente.

Esta situación concreta y coyuntural de Venezuela obliga a que por un lado la misión abolición de la pena, tenga que ver por la represión a los pobres que indiscriminadamente hace el gobierno centrista chavista, sobre todo con la penalización de las luchas populares y obreras (Que no son guarimbas sino luchas reivindicativas criminalizadas por la burocracia colorada) y con criminalización de las invasiones por falta de vivienda, pero a la par, y al mismo tiempo debe pedir, exigir, que le apliquen justicia en contra de los enemigos y traidores a la patria que conniven con el imperialismo en su agresión hacia el país y la sociedad venezolana, cuya expresión es la autodenominada “salida ya”, a la par de luchar por la reforma penal para que se criminalicen los delitos de cuello blanco, en unos casos y en otros se le adjudiquen penas largas proporcional al daño social causado con penas largas y a la subversión o terrorismo de la derecha, cuya norma fundante debe ser el anti-imperialismo bolivariano y el estado social impreso en la constitución del 99.

Para resumir debemos decir que la lucha coyuntural es sacar a los presos pobres y meter preso a los ricos felones y terroristas, a la par que luchar por la reforma penal.

Con estas pocas letras sintetizamos a muy grosso modo lo que sería la misión abolición de la pena del colectivo 20 de mayo, hoy en su día.

Cuando volvamos por acá hablaremos de la misión autogestión y consejista.

#DondeEstáAlcedoMora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.