El Estado gobierno sigue en deuda con los Yukpa

Categoría: ¡Ahí están, esos son! |

arias_en_machiques_caso_sabino

23 de mayo de 2014

Sociedad Homo et Natura

 

En lo que se refiere a los derechos humanos de los pueblos indígenas, en especial de la nación Caribe Yukpa, el Estado Gobierno venezolano se niega a honrar sus compromisos estipulados en la Constitución y en las leyes de la República, y los de los acuerdos internacionales firmados que hoy tienen rango constitucional. El Estado Gobierno sigue en los albores del siglo XXI actuando en política y derechos humanos de los pueblos indígenas de una manera epiléptica que va desde políticas basadas en la violencia física, para imponerse ante las comunidades indígenas y sus líderes, hasta la inconstitucional política de dejar hacer, dejar pasar. Creemos que este comportamiento político de algunos representantes del Estado venezolano en instituciones con competencia en el tema en cuestión es una posición tomada de rechazo a la diferenciación cultural y étnica (en este caso del pueblo Yukpa) recogida en la Constitución de 1999.

Para zafarse de sus responsabilidades, el Estado en los tiempos de la Colonia y de la República (en sus primeros gobiernos) le entregó esta responsabilidad legalmente a los Misioneros Capuchinos; en la llamada Cuarta República a la Dirección de Asuntos Indígenas (DAI) del antiguo Ministerio de Educación y a la Oficina Indígena del Instituto Agrario Nacional (IAN). Hoy es un asunto del inoperante Ministerio del Poder Popular para los Pueblos Indígenas, donde su Ministra es reconocida desde su creación para representar a los pueblos indígenas en los actos protocolares de Estado.

La violencia de Estado y de ganaderos armados en Machiques

Los picos de la gráfica de la violencia racista se mudan en la historia del país a distintos hábitat y pueblos indígenas. Hoy el pico de la violencia institucionalizada aparece contra el nativo en el pueblo Yukpa, o como ayer, en los Cuibas de La Rubiera o en Planas, o en los Piaroa del Valle de Manapiare, o más recientemente, en los lejanos poblados Yanomami. Son los hacendados casi siempre, o los mineros ahora, los móviles generadores de la violencia en alianzas la mayoría de las veces en el caso del Zulia con efectivos del Ejército del Fuerte Macoa, o de la Guardia Nacional (hoy Bolivariana), así como ocurre en Brasil, Colombia, en México, o mejor dicho, en América toda.

No es casual que de los seis presuntos sicarios, autores materiales del asesinato del cacique Sabino Romero, cinco sean policías y uno vinculado al GAES-GNB, y no esté detenido hasta el momento ninguno de los presuntos ricos hacendados autores intelectuales del crimen, pese a las órdenes de captura hechas por el CICPC. Aún se espera que el Estado ordene la investigación para determinar quiénes asesinaron a los otros siete dirigentes Yukpa del río Yaza, que ante el fracaso de la demarcación de sus hábitat y tierras, se conformaron en vanguardia junto con Sabino por el rescate de su territorio original y tradicional invadido por la terrofagia agrupada en la Asociación Ganadera de Machiques (GADEMA).

Hoy continúan las amenazas de muerte a jóvenes indígenas del Yaza

Ante el pago chucuto de las haciendas iniciadas a raíz de la muerte de Sabino ha continuado el estado de violencia; el Ministro de Agricultura y Tierras, Iván Gil, en entrevista con el diario Panorama 23/05/13, deja por fuera las haciendas solicitadas por las familias de las comunidades del Centro Originario Chaktapa donde pertenecía Sabino y todos los otros indígenas asesinados: “Estamos hablando del pago total a 40 predios de los 50 que hay, son 249 millones 181 mil 625 bolívares, estos recursos provienen del Fondo de Eficiencia Socialista y serán cancelados a través el Inti” (http://www.panorama.com.ve/portal/app/push/noticia67406.php). Los Yukpa del Yaza siguen moviéndose para ocupar las haciendas no canceladas, el presunto propietario de la hacienda Araguaney, el abogado Alfredo Socorro y representantes de la Primera División de Infantería 12 Brigada de Caribe del Fuerte Macoa del Ejército de Machiques esperan que los dirigentes indígenas del Yaza intenten ocupar esta hacienda ubicada en su territorio ancestral para asesinarlos tal como manifestó un jefe militar en reunión con indígenas en la sede del Fuerte Macoa. Así mismo, la Gobernación y el INTI no permiten que los Yukpa Macoita ocupen la superficie total de la hacienda El Capitán con el cuento de que la genética obtenida de las vacas de Diego García necesitan la mejor parte de los potreros de la hacienda para su mantenimiento, dejándole a las familias Yukpa los cerros que el ingeniero Eduardo Reina negoció entre el 2008-2009 con los García cuando estaba al frente del proceso de demarcación de tierras representando al Ministerio del Poder Popular para el Ambiente Zulia, organismo rector para aquel entonces del proceso nacional de demarcación del hábitat y tierras indígenas.

Fue precisamente en esta hacienda de El Capitán donde el 12 de Octubre el 2011, Elías Jaua, entonces Vicepresidente Ejecutivo de la República Bolivariana de Venezuela, en un acto de soberanía, cortó un alambre de púas para anunciar la decisión del Presidente Chávez de devolverle las tierras a los indios, afirmando que: “El proceso de invasión, conquista y de genocidio que se inició hace más de 500 años acorraló (a las etnias). Hace apenas 50 años todavía en estas tierras se vivió el proceso de colonización y desplazamiento forzoso de las comunidades indígenas que fueron despojadas de este amplio territorio”, sostuvo el vicepresidente (http://www.eluniversal.com/nacional-y-politica/111012/gobierno-formaliza-toma-de-predios-para-los-yukpas).

El 11 de febrero de 2014 los Yukpa del territorio al cual pertenece Sabino ocuparon la hacienda Mi Deleite y el 19 de marzo la hacienda La Delicia, quedando por ocupar en esa área el Araguaney, el Carmen y otras dos pequeñas haciendas, más el Parcelamiento la Estrella. En estos espacios del Yaza desde el 2009 es donde se han realizados los enfrentamientos más fuertes entre Yukpa contra la alianza ganadera, sicarios y efectivos de las fuerzas armadas. Allí han muerto ocho indígenas y otros tantos heridos y desaparecidos.

Los últimos heridos ocurrieron en tres momentos distintos, el 3 de enero de este año Silverio Romero Martínez, hijo de Sabino, fue herido por tres sicarios motorizados cuando visitaba la hacienda la Materita adquirida por el Gobierno el 15 de noviembre de 2013. El 16 de febrero, el hijo de Carmen Fernández, Rodolfo Fernández Fernández de 16 años fue golpeado con un machete por efectivos del Ejército del Fuerte Macoa en la comunidad Kuse, y el 20 de febrero, Leandro Romero Izarra, hermano de Sabino, fue golpeado por un grupo de efectivos del Ejército que le abrieron la cabeza a patadas, cuando lo trasladaban en un camión de Elvis Daniel Alemán al fuerte Macoa. Leandro fue detenido a fuerza de pistola y armas largas por el hacendado Socorro y el grupo de efectivos del Ejército y montado en el camión frente a la hacienda recién ocupada Mi Deleite. Fueron recibidos por la Fiscalía de Maracaibo y el Médico Forense del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas de Maracaibo, el día 25 de febrero de 2014, según Oficios N° 24-F45-0176-14 y 24-F33-0456-14. Hoy los expedientes duermen en la Fiscalía 20 de Machiques.

El Gobierno Regional, el MAT y el INTI son los principales culpables de los que le pueda suceder a estos dirigentes Yukpa del Yaza, dado la tardanza de las compras de estas haciendas ya prometidas desde el 9 de marzo de 2013 por el Gobernador del Zulia en reunión con los líderes de la zona de Chaktapa y familiares de Sabino y Alexander Fernández Fernández en la Residencia Oficial en la ciudad de Maracaibo.

El Plan Yukpa se volvió sal y agua

La ocupación de las haciendas ubicadas en los territorios originales de los pueblos y comunidades Yukpa asentadas en la cuenca del río Yaza desembocó, por una parte, en enfrentamientos violentos ejecutados por efectivos del Ejército y la Guardia Nacional, ordenados por el General Izquierdo Torres en su estadía por el Fuerte Macoa de Machiques contra las comunidades indígenas y 44 activistas de los movimientos sociales solidarios con las luchas indígenas, el viernes 22 de agosto de 2008, en un paraje en la entrada del Yaza denominado La Cuesta del Padre en la carretera Machiques-Tukuko, y, por la otra, el día domingo 24 del mismo mes y año, en el pronunciamiento oportuno a favor de los indígenas Yukpa por parte del Presidente Hugo Rafael Chávez Frías durante la alocución de su programa Aló Presidente (http://www.aporrea.org/ddhh/a81326.html).

Estos sucesos fueron motivo, en primer lugar, para rehabilitar, por orden de Chávez, a la Comisión Nacional de Demarcación de Hábitat y Tierras de Pueblos y Comunidades Indígenas, que había paralizado todo el trabajo del proceso de demarcación de los territorios de los pueblos Barí y Yukpa desde el mes de octubre del 2006, en segundo lugar, para pagar las bienhechurías de las haciendas ocupadas, y, en tercer lugar, para la posterior aprobación, anunciada el 12 de octubre de 2008, del “Plan Integral para la Defensa, Desarrollo y Consolidación de los Municipios Fronterizos Machiques de Perijá, Rosario de Perijá y Jesús Mará Semprúm del Estado Zulia. Comunidades Indígenas Yukpa”, a través del Decreto Presidencial Nº 6.469 emitido el 14 de octubre y publicado en Gaceta Oficial Nº 39.046 del 28/10/08 con un monto de 235.447.475 Bolívares Fuertes a gastar en 180 días (http://www.aporrea.org/ddhh/a81326.html).

Este Plan Yukpa impulsado por diez ministerios y coordinado por el Ministro Tareck El Aissami fue un rotundo fracaso, sólo sirvió como un intento frustrado de cercar las comunidades indígenas de Bases Militares, dividir los líderes indígenas, imponer a Amalia Pérez como representante del Ministerio Indígena sobre los caciques mayores y los caciques de las comunidades, aislar y criminalizar a Sabino, crear las condiciones para el enfrentamiento y su posible asesinato, su encarcelamiento posteriormente en el Fuerte Macoa (10 meses) y en la Cárcel de Trujillo (7 meses) violando así la Constitución y las leyes de la República, así como los convenios internacionales firmados con la ONU y la OEA, un juicio amañado e impuesto en Trujillo por el Magistrado delincuente Eladio Ramón Aponte Aponte y la criminalización de la organización defensora de los derechos humanos indígenas y de los ecosistemas de la Sierra de Perijá Sociedad Homo et Natura, y su Coordinador General profesor Lusbi Portillo. Con presiones y dádivas a caciques y dirigentes indígenas logran El Aissami y Nicia Maldonado neutralizar el liderazgo y presencia del profesor Portillo en todas las comunidades indígenas de la Sierra de Perijá, sumándose luego a este complot, los sicarios y paramilitares al servicio de dirigentes políticos de la ultra derecha ganadera afiliada a GADEMA.

La última vez que los Yukpa vieron al Ministro El Aissami fue en la comunidad Toromo, cuando con la Ministra de Salud y varios Viceministros estuvo casi 20 horas conociendo las necesidades de las 120 comunidades Yukpa de la Sierra de Perijá. Todo esto fue grabado, televisado y recogido por escrito. Pero Tareck se fue para más nunca volver, Chávez lo sacó de esta tarea, como posteriormente del tutelaje del juicio que se seguía contra Sabino, Alexander Fernández Fernández y Olegario Romero, ubicando para este asunto y para la demarcación del hábitat y tierras indígenas, al Vicepresidente Ejecutivo Elías Jaua. De esta nefasta política deviene el debilitamiento y división actual del liderazgo Yukpa, la muerte de dirigentes yukpa y varios heridos, y el fortalecimiento del sicariato ganadero.

Otro nuevo Plan Yukpa

A raíz del asesinato de Sabino, el Gobierno Regional, las Secretarías Indígena y Agraria de la Gobernación, el Ministerio de Agricultura y Tierra (MAT) Maracaibo y el Instituto Nacional de Tierras (INTI) comienzan hablar de elaborar y presentar un Plan Integral para desarrollar las haciendas entregadas con la participación activa de las comunidades indígenas. Todo se quedó en veremos. A los días, el Presidente Maduro le entregó 89 millones de bolívares a la señorita Aloa Nuñez, Ministra del Poder Popular para los Pueblos Indígenas, quien fue a reunirse con los caciques Yukpa en la comunidad Neremü solicitándoles a cada uno de ellos la presentación de dos proyectos. (Locura total).

Hoy, se acentúa el caos y la desesperanza entre los Yukpa, el hambre, la desnutrición, las enfermedades, el desempleo y la muerte en todas las comunidades Yukpa de la Sierra de Perijá. Los llamados centros pilotos y las comunidades ubicadas en la línea fronteriza con Colombia entre las altas montañas de la Sierra de Perijá están tomadas por las distintas formas de delincuencia organizada binacional. Estamos en presencia de una invasión silenciosa de repercusiones nefastas no sólo para la cultura y la supervivencia del pueblo Yukpa, sino para la soberanía de la patria. Este estado de cosas tiene puentes con el sicariato ganadero. Es urgente acordar un Plan Integral de Paz para el Pueblo Yukpa. No se puede seguir con la política de dejar hacer, dejar pasar.

La ONU exige indemnizar a las familia de Sabino y Carmen

Luego de conversaciones previas con el Secretario del Gobierno Regional y con el Defensor del Pueblo en Asuntos Indígenas del Zulia, el 3 de marzo se les presentó a sendos representantes por escrito y verbal los términos de la indemnización de ambas familias y de las infraestructuras en beneficios de las otras familias moradoras del Centro Originario Chaktapa. Este plan fue publicado por nosotros el 03/05/14 en Aporrea y en la Red Latina sin Frontera (http://www.aporrea.org/ddhh/a187503.html y

http://redlatinasinfronteras.wordpress.com/2014/05/05/venezuela_pueblos-originarios-sabino-y-alexander-y-la-indemnizacion-de-sus-familia/).

Ya comenzaron las lluvias en Chaktapa, se van a mojar las casas viejas de Lucía y de sus hijos, y aún no se ha iniciado la construcción de las siete viviendas propuestas dentro del plan de indemnización. Sin embargo, ahora serán seis, pues Miriam Romero Martínez, hija de Lucía y Sabino, fue enterrada el pasado domingo 11/05/14. Su muerte fue por causa de paludismo.

Para este mes de mayo, se le perderán a la familia de Sabino y Lucía varios miles de aguacates por tener dañada la vía de comunicación que va a la Cuesta del Padre, pese a todas las diligencias hechas por el profesor Lusbi Portillo ante la Gobernación del Zulia y varias de sus secretarías e instituciones del Zulia de carácter nacional. Por esta razón cabe preguntarse cuál Plan Yukpa estaban elaborando, o cuando enviarán una máquina para arreglar el camino tal como se quedó en los acuerdos de indemnización el pasado 3 de marzo en el aniversario de la muerte de Sabino Romero Izarra en el Despacho del Secretario de Gobierno Economista Blagdimir Labrador en presencia de varios representantes de instituciones regionales y nacionales, entre ellos el Defensor Dr. Eudis Sánchez. No hay entendimiento del problema fronterizo Yukpa por parte de Arias y Maduro. Hay un proceso de involución con respecto a lo ya avanzado con Chávez, Presidente, y Jaua, Vicepresidente.

Continuarán la violencia y los muertos Yukpa si no se terminan de pagar las bienhechurías de las 10 haciendas no incluidas en el pago que gestionó el Ministro Gil, y que meses antes ya el Gobernador del Zulia se había comprometido en cancelar. Habrá que ir de nuevo a la calle y a las Naciones Unidas a exigir derechos.

#DondeEstáAlcedoMora

Una respuesta a El Estado gobierno sigue en deuda con los Yukpa

  1. que contradicción tan penosa, Homo et natura, cuyo único redactor es Portillo, habla en tercera persona de el, habla de el plan yukpa cómo si este fuera un fracaso, decidieron no decir que el gobierno lo implementó cómo un plan para destruir la resistencia y ahora piden casa mal hechas y camiones pa los yukpa, se han sumando a que la vida de los yukpa depende de que no luchen más, que no existan mas sabinos y que se conviertan en un pueblo mendicante.

    En resumen trabajan para decir que lo que falta en Machiques es gobierno, que Chávez fue más allá de las palabras cuando dijo aquella frase “entre ganaderos y indígenas”, inmediatamente mandó a Perijá a su operador mas agresivo: Tareck El Aisami, que implementó el sub plan yukpa en el marco del de control militar llamando plan perijá, aún vigente. En aquel momento le preguntamos a Chávez, ajá, muy bien entre los ganaderos y los indígenas prefieres a los indígenas!, ¿y entre ellos y las transnaciionales mineras chinas, rusas y americanas?.nadie nos respondió por supuesto, pero preferimos ladrarle al carruaje supremo que lamerle las botas a su secretario. Nadie escuchará la justa descripción de los males del pueblo yukpa que se dejan ver detrás de todas las amortiguaciones del discurso de homo et natura-portillo, ¿cómo se puede luchar contra la minería asesorando a el gobierno minero?

    Esta manera de acompañar la lucha yukpa parece estar hecha a la pobre conciencia caritativa de la solidaridad capitalina a los yukpa y a la lucha indígena, que se sienten identificados con esta porque como dijo un profesor gobiernero “aliado” en una asamblea en la época de la huelga de hambre del hermano Korta, nosotros también somos indígenas aquí en Caracas y nuestro cacique mayor es el comandante!.

    Con la teoria de la “involución” post Chavéz estos se metieron en una película de vaqueros a la medida del público consumidor de la clase media urbana chavista: los indios contra y lo malos ganaderos que se resisten a la revolución, antes al menos luchabamos claramente contra el capital trasnacional y los gobiernos lacayos, los ganaderos eran también entonces una consecuencia de la opresión y la colonización dirigida desde el estado, sabiamos y decimaos quienes eran Arias, Soto, Billy Gazca, Abelardo Bracho,Imelda Rincón Ocando y toda la estructura corporativa corrupta y prominera instalada para el genocidio de los pueblos que estorban al gran plan.

    Wanjirawa-La Guarura

    Aana Wainjirawa
    26 mayo, 2014 at 12:10 PM
    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.