Bienaventuranzas para demonios resentidos

Categoría: Poderes Creadores |
foto: Yuri Velecillo

foto: Yuri Velecillo

Juan Carlos La Rosa Velazco

Bienaventurado el que no asiste al brindis de sus empleadores

ni se encanta con las fotos de sus cachorros, marihuanos en Madrid, coqueros en Seatle.

 

Bienaventurados el que no fía la ropa barata que trajeron del imperio

ni encarga unas pantuflas con grama incorporada.

 

Bienaventurados los que viven en San Jacinto

que no es el norte del norte,

pero si el Mall de los hijos drogos de su mami

en el que pueden comprar seguros

los siete pases habituales de la gente efectiva.

 

Es un infierno en el que pudimos sembrar nuestro orgullo

bajo el cáncer de los asbestos

después del arrepentimiento cristiano de los jíbaros.

 

Bienaventurados los que no son del equipo de los 13 del PSUV

ni de ninguna mafia ordenada por la coptación.

 

vivirán sin la vergüenza de la sumisión,

sin la mácula de la complicidad

y sin mierda carmoníaca en las gargantas.

 

Bienaventurados los que no aceptaron una beca JEL

porque su intitulación será libertad del conocimiento

sueño de dignidad contra el sueño mediano de los analfabetas funcionales.

 

Bienaventurados los que creen que la madre escuela es su barrio mugriento

 

los que desprecian el claustro de las autoalabanzas,

los que desprecian la barbería académica donde se afeitan las mediocridades

y no orinan como perros en las matas de nin de las universidades.

 

aprenderán pronto que rebelarse implica reir a medianoche en la mesa de los mendigos,

no repartir migajas en horas de oficina.

 

Bienaventurados aquellos para los que sólo existe el recreo

y sus cantos son obras efímeras de un puro corazón.

 

Bienaventurados los que no cruzan por el paso peatonal de los pobres

que el Tigre Belloso pintó en Plaza de Toros

y los que no pagan para titularse en una piñata de diplomas.

 

Bienaventurados los que se la pasan contentos

con ganas de quemar palacios y construir solares.

 

Bienaventurados los que salieron aplazados en la evaluación cualitativa del sistema,

 

Bienaventurados los que no tienen pin ni washap,

porque tendrán libres las manos,

 

para lanzar las primeras piedras

y enviar por sms

las más rabiosas consignas.

#DondeEstáAlcedoMora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.