Elecciones en Chile: cambian los payasos pero el circo sigue

Categoría: Guarureando |

unnamed

Por Pablo Masilla Quiñones

Las últimas elecciones dan cuenta de la crisis de la democracia en Chile, hemos llegado a las abstenciones de votación más altas desde el año 1989 en que retorno el sistema de derecho (cuando termino la dictadura), tan solo 5,5 millones de un total de 13,5 millones de personas habilitadas para votar han asistido hoy a las urnas, cifra que decae todos los años con más fuerza y que da cuenta del poco crédito que hoy la población tiene de los políticos y particularmente de la centro izquierda. Solo debemos hacer recuerdo de las últimas elecciones presidenciales donde los partidos de la concertación democrática fueron derrotados por la derecha, en aquellas elecciones, la falta de una nueva propuesta política por parte de esta coalición, y la perdida de confianza de la gente en los políticos y las instituciones, hizo que un gran numero de personas restara su apoyo anulando el voto, lo que abrió la posibilidad de que la derecha llegará al poder.

Michelle Bachelette y la nueva mayoría, no es más que el triunfo de la pequeña minoría que sostiene el poder político y económico en el país. Poco se ha hecho en los gobiernos de la concertación de partidos de centro izquierda durante los últimos 30 años para terminar con el mercado de la salud y de la educación (sobre los cuales hoy se levantan los principales movimientos sociales del país), el despojo de tierras indígenas (el Estado ha garantizado la acumulación por desposesión), el medio ambiente (tema sobre el cual se han levantado grandes movimientos sociales contra proyectos emblemáticos como Freirina, pascua lama, centrales termo eléctricas e hidroeléctricas), las brechas sociales entre ricos y pobres (Indicadores de la encuesta CASEN de pobreza modificados para evitar dar cuenta de la disparidades), etc.  Aspectos que en este país se encuentran bien amarrados y delimitados por las leyes generadas en el contexto de la dictadura militar y que han sido perfeccionados y profundizados en el contexto de la democracia, favoreciendo la formación de negocios extremadamente lucrativos que han beneficiado a pequeños grupos capitalistas nacionales y extranjeros. 

La nueva mayoría, es parte del viejo engaño y robo al que hemos estado expuestos, por ejemplo, en sus filas aparecen nombres como los de la familia Perez Yoma, reconocidos usurpadores y especuladores de tierras y de agua, denunciados por los movimientos sociales (MODATIMA), que mantienen en una severa crisis al pequeño mundo campesino que aún resiste en Chile.

La nueva mayoría es la continuación y profundizaciön del modelo instrumental implementado por la dictadura neoliberal, la prueba más clara de esto es que no se haya generado ningún esfuerzo por cambiar la constitución política del año 1980, que nos rige hasta los días de hoy, creada en dictadura, y perfeccionada en democracia. Sobre lo cual, hoy, miles de chilenos reclaman por la creación de una asamblea constituyente que permita construir una nueva base constitucional amplia, diversa e incluyente.

Asimismo las directrices económicas establecidas por los chicago boys a través de sus medidas de reajuste económico expresadas en el ladrillo (libro que compendia el plan económico del país) son parte de la receta aplicada en todos los ámbitos de la sociedad. Hoy Chile es el ejemplo mundial del modelo neoliberal, y es tanto así, que en este país el neoliberalismo es algo legal. Sin embargo para quienes vivimos dentro de este largo país, sabemos que no solo se nos ha impuesto un modelo político económico, si no que se nos ha implantado un estilo de vida, que permea todas las relaciones sociales y se introduce en nuestra vida cotidiana, intentando transformar nuestra posición de ciudadanos a usuarios-consumidores.

La nueva mayoría, no es más que la continuación y la consolidación de este modelo de libre mercado, claros ejemplos se encuentran en el modelo forestal, pesquero y minero que sustentan las bases de la economía Chilena, y en torno a los cuales el desastre ambiental y social son evidentes, temas que desde hace algunos vienen movilizando amplios movimientos sociales contra los impactos del modelo extractivista. Esto explica porque Michelle Bachelet ha recibido grandes premios por parte de Barrick Gold y por la fundación Rockefeler, y ha sido aplaudida por los capitales nacionales como una de las mejores presidentas que ha tenido el país. 

Solo para dar cuenta de las incoherencias, Chile hoy reclama ante la Haya por conflictos en los limites marítimos con Perú y niega la salida al mar a Bolivia, reclamando soberanía. Lo que no se cuenta es que en este país, donde se cree aún que el mar es de todos los chilenos, se ha entregado por medio de la ley de pesca la explotación de todos los recursos económicos a cinco familias, matando la actividad pesquero artesanal. 

Más grave aún se vuelve el panorama, cuando se analiza la persecución de los movimientos sociales y la represión (denunciada reiteradas veces por el instituto nacional de derechos humanos) ejercida por medio de la ley antiterrorista, que legitima las prácticas asesinas y represivas de la dictadura militar, mediante la cual hoy se mantiene en prisión política a gran parte de los dirigentes políticos, lideres espirituales y jóvenes mapuches,  que reclaman por el territorio y la autonomía. Esta ley maldita y la fuerte militarización del territorio mapuche, fueron bien aplicadas en los gobiernos de Ricardo Lagos y Michelle Bachelette, por medio de las cuales se ha mantenido impune el asesinato político de muchos de nuestros weichafe.

La gran celebración de hoy es la de los ricos y no del pueblo!!!

Pero ya se volverán a abrir las grandes alamedas donde pase el ser humano libre!!!

Miles que hoy luchan desde abajo saben que hoy es nuestro tiempo!!

#DondeEstáAlcedoMora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.