México, Brad Will. 7 años de su asesinato y la herida no cierra

Categoría: foto plana,Luchas |

 

 

Bradley Roland Will (1970-2006)

 Aquí puedes leer y compartir la versión en inglés

 

Por Braulio Hidalgo y Costilla

 

Brad Will; 7 años y la herida sigue abierta.

Prendí el motor de la camioneta azul suburban que tan sólo hace tres días me habían prestado; acomode el asiento  y los espejos laterales y me moví para la casa del Centro de Medios Libres (CML); ahí hubo convergencia de, videastas, radialistas, promotores, productores, serigrafístas, escritores, poetas, hackers y gatos. Ese día mi karnal Warrior me llamó y como de costumbre me explicaba todo en inglés, pues en esa época tocaba estar hablando en otro idioma, recuerdo claramente que me dijo, “brotha, I need a favor, come, we are where we always”.

Era 2006, tan solo brillaba el mes de septiembre en el calendario. Eran días de festejo para el poder patriótico mexicano. Al llegar a la colonia roma donde se encontraba el CML, estacione en ese callejón tan estrecho la camioneta e inmediatamente se asomó el Warrior. Minutos después por fin me estacione, apague el motor y cerré bien la troka. Ahí en la calle converse una media hora con mi karnal (Warrior), me comento. “Karnal, allá arriba esta my friend, es una persona con la que he trabajado y que en momentos con Earth First jugamos un papel importante; es documentalista, periodista y uno de los fundadores de Indymedia en aquella batalla de Seattle. Necesito un paro”. Subimos las escaleras y al entrar a la casa, como siempre, bien recibido por olor a café y un poco de bulla; alguien siempre te recibía amablemente

Al saludar me incorporé a la plática y empezamos a tocar el tema de lo que pasaba en aquel entonces en la Oaxaca rebelde; ya más de un mes la resistencia magisterial se había estructurado en todo el Estado de Oaxaca, con casi 100 mil kilómetros cuadrados de superficie, desde  la montaña hasta la costa, daban una lección de organización social entre afromexicanos, indígenas y mestizos; dispuesto a defender la dignidad como pueblo contra el régimen del Partido de la Revolución Institucional;  encabezada por el ahora exgobernador Ulises Ruíz Ortíz (URO)

Mira te presento a Brad ( con una seña particular me llama el Warrior al rincón del sillón), me siento y lo saludo.

-Hola, cómo andas –habla Brad acelerado y con ganas como de querer salir de la casa-

– Find, a little tired, but here we walk… And my name is Braulio, if you want call me bros.

Interrumpe la conversación  y menciona ya con su maleta en la mano y con una sonrisa a la distancia ya interpretada de que debemos salir. Mire el reloj y me fije que era ya tarde, casi la media noche.

-Hey men, I’ll be honest with you, I need a contact in Oaxaca will welcome me, can you helpme?

Por momentos pensé, si la banda conoce a varios en Oaxaca, porqué el Warrior me pide que apoye a Brad. Mientras digería la respuesta, prendí un cigarro barato, pero que se disfrutaba mucho, y que ahora ya no existen. Fume dos o tres veces y respondí.

-Mira karnal, lo que, okay, okay; The problema is the night, in this moment it is difficult; my friends maybe can´t answer yours telephones; but in the morning I help us

Con intranquilidad y no convencido con mi respuesta, el Warrior me comenta.

-Mira bros, es urgente, él va terminar agarrando rumbo, pero es mejor cubrirlo de una; cómo ves?

Inmediatamente acepté y le dije, va, sube tus cosas y vámonos.

Prendí la camioneta azul metálico, y nos fuimos Brad y yo, con rumbo a la colonia Escandón. Hicimos una parada, le pregunte que si tenía hambre, y fuimos a comer unas tortas muy cerca de Dr. Vértiz, ya por donde viven mis primos. Después de cenar le grite a Raúl y sorprendido bajo y me cuestionó por qué llegaba sin avisar, le dije que necesitaba un paro, y me la reboto de una, casi que ni tiempo me deja de explicar cómo era la vaina y ya estaba subiendo por las llaves.

Le explico a Brad.

-Okay, don´t worry brotha, it is my cousin, him will go a Oaxaca, in  express service; only pay for the gas. Him have the instructions; and, visit al Drakstady, el te va ayudar hermano; say, Braulio te manda saludar, this is important. Don´t forget you, this is your pass.

-Right, I catch you , please, call a Warrior and explicate this situation; see you later, and thanks.

Estas fueron las ultimas palabras que cruzamos mi tocayo y yo.

Bradley Roland Will, periodista y documentalista independiente, fue asesinado hace 7 años un 27 de octubre; justo mientras le daba seguimiento y cobertura a los enfrentamientos ejecutados y financiados por el exgobernador Ulises Ruíz Ortíz. Esa tarde, salió con su cámara en mano y su moto, para dirigirse con integrantes de la APPO, a cubrir el sabotaje que intentaron hacerle a radio UABJO; eso como a las 10 am; de ahí se dirigió a Calicante, una de las barricadas que había sido amedrentada y rafageada por grupos paramilitares financiados por el PRI; los vecinos constataron los hechos como lo muestran las notas y videos del día en aquel 27 de octubre del 2006.

A la llegada de miles de personas a la comunidad de Calicante, municipio de Santa Lucía del Camino, los ánimos se complicaron. Alrededor de 40 personas armadas, con calibres cortos y largos, disparaban a quien se moviera. Hay unos que dicen que fueron horas de tensión y balacera.

El portal de Huffington post, en un artículo de investigación, fechado el 29 de mayo del 2012, explica que esa tarde trágica, fueron claramente identificados los agresores, arropados en el cuerpo paramilitar PRIista; de hecho Brad Will, filmó con claridad a los agresores. Dos de los agresores, que se muestran en los videos que grabó el propio Brad, fueron detenidos horas después de su asesinato, y liberados en el transcurso de esa semana. Sus nombres son Abel Zárate conocido como “El Chapulín ” y Manuel Aguilar Coello “El Comandante; al igual que un tercero de nombre Pedro Carmona. En 2006, el periodista Jhon Ross, escribió para el website CounterPunch

“Despite the appalling absence of resolution in Will’s death three years after the fact, his killers have long been plainly identified. A front-page photo in the national daily El Universal on the morning after the shooting that has since been displayed around the world frames up four Santa Lucia de Los Caminos’ police agents firing at the Indymedia photojournalist from 35 meters away. Two of the cops, Abel Zarate AKA “El Chapulin” and Manuel Aguilar Coello “El Comandante” were arrested immediately after the murder and then inexplicably cut loose several days later…. From August through November, 26 militants were gunned down by URO’s police death squads that each night rode through the city firing on APPO barricades. No one has ever been charged in the killings.”

“Ross also reported former Oaxaca state prosecutor Rosa Lizbeth Cano Cadeza had issued arrest warrants for four APPO demonstrators: the same four who had driven Will to a local Red Cross hospital after the shooting.[i]

La teoría de que Brad Will había sido asesinado desde una azotea, se ha desmoronado con el tiempo, aun a pesar de que la PGR mantiene su teoría de que fue alguien cercano a la barricada; de ahí que esté preso el “tirador solitario”, como lo nombra la misma Procuraduría General de la República haya actuado solo; la investigación del Huffington post añade:

“Manuel de Jesús López López, Oaxaca’s current state prosecutor, told the Mexican newswire Notimex that the Attorney General’s office had collected “sufficient evidence to support the investigation” into Lenin Osorio Ortega. López also stated that the state’s current work was based on research conducted by the National Commission on Human Rights, (known by the Spanish acronym CNDH). According to a flurry of news articles published yesterday in Mexico, the investigation and capture of Osorio Ortega was a joint undertaking between Oaxaca state officials and Mexico’s national Attorney General’s Office, the Procuraduría General de la República (PGR).[ii]

La herida no cierra

Los años pasan y no hay un esclarecimiento de su asesinato. Hay que precisar que Bradley Roland Will, llevaba el día de su asesinato una playera de Indymedia Project; un periodista reconocido en los medios independientes de Brasil, Venzuela y el propio Bolivia; dan fé de todo su trabajo. Brad fue asesinado mientras grababa la injustica del poder político que arrojo a que más de 2 millones de personas se organizaran por una vida mejor. Brad, no fue el único asesinado durante la gestión de URO, más de 26 personas fueron asesinadas en barricadas por escuadrones de la muerte; los mismos que mataron a Brad.

En este recorrido se han creado redes, blogs y plataformas de apoyo para honrar la memoria de quien fue un militante con una mística muy clara sobre el quehacer del  freemedia. Les dejamos una lista de notas, videos y artículos sobre el caso para que se informen y difundan el tema. Hay un especial que muestra fotos sobre Brad de diferentes etapas de su vida y en sus diferentes colaboraciones en el mundo. Igual un bookstage para quienes deseen firmarlo; una iniciativa para dejar mensajes para que no muera la flor de la palabra en Brad. Al igual están obligados a ver el video que grabó y que finaliza justo cuando le disparan; es la versión completa que produjo Mal de Ojo e Indymedia; su video póstumo que nunca logro ver.

Justicia para Brad ya!

No más muertos ni criminalizados por hacer periodismo independiente!

Aquí les dejamos igual una canción que cantó y escribió Brad Will, a propósito de la batalla de Seattle; una canción agitante que muestra la capacidad de creación para combatir, incluido desde la música. Un video que publicó la plataforma http://blip.tv ,donde el mismo Brad formo parte de la idea fundadora.

A continuación la Lista.


[i] http://www.counterpunch.org/2009/10/28/three-years-later-brad-will-is-still-dead/ Consultado el 24 de octubre del 2013

[ii] http://www.huffingtonpost.com/erin-siegal/who-killed-brad-will_b_1543070.html  Consultado el 24 de octubre del 2013

Una respuesta a México, Brad Will. 7 años de su asesinato y la herida no cierra

  1. Pingback: Su labor inspiró a mucha gente: Brad Will | SubVersiones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.