Maduro llama a dirigentes de Sutiss “anarco-sindicalistas”

Categoría: ¡Ahí están, esos son! |
Por: María Ramírez Cabello (Correo del CaronI)

Por cuarta vez esta semana, el presidente de la República, Nicolás Maduro, cargó en contra de los sidoristas. No sólo reiteró que el paro iniciado hace 18 días en la Siderúrgica del Orinoco Alfredo Maneiro (Sidor) es “ilegal”, sino que calificó a los dirigentes sindicales frente a la protesta como “anarcosindicalistas populistas”, una corriente que surgió del sindicalismo revolucionario y que tuvo un rol destacado en Francia y España.

“¿Qué es anarcosindicalismo? Anarquismo en filas sindicales, no puede ser que de un día para otro llegan y paran la empresa. ¿Es que no respetan las leyes?, yo le pido a la fiscal general que actúe de acuerdo con la ley. Ya basta, le están haciendo un daño al país, no lo podemos aceptar”, dijo, durante un acto de juramentación de milicias obreras en el estado Carabobo.

Reiteró que la paralización de Sidor pone en riesgo la construcción de 300 mil viviendas y nuevamente vinculó el paro de la acería con la visita a Guayana de los -hoy expulsados- diplomáticos norteamericanos.

En cadena nacional de radio y televisión mencionó que hay dirigentes que se paran en los portones a “ofrecer mentiras” como un bono contractual de 500 mil bolívares, lo que le valió para catalogar a los dirigentes de “irracionales, demagogos y populistas”.

“No quiero decir más hoy, pero tengo mucho que decir, lo que estoy esperando es que la clase obrera de Sidor sin miedo regrese completica y reactive la producción de las cabillas, del acero y del hierro (…) responsabilizo ante el país a un grupo pequeño de anarcosindicalistas populistas si este año no le podemos entregar (sus casas) a 300 mil familias humildes”.

El mandatario nacional sostuvo que “por última vez” llama a la recuperación del equilibrio y el criterio por parte de “los dos sindicalistas que tienen saboteada Sidor”. “Sidor le pertenece a la patria, le pertenece al pueblo… Iremos a recuperar Sidor con todo el pueblo de Venezuela”, añadió.

Las ofensas golpearon la historia del movimiento siderúrgico que ha sido referencia de la lucha sindical nacional e indignaron a los sidoristas, que reclaman irregularidades en la estimación de conceptos de la hoja de cálculo salarial, que la prima diurna sea extensiva a todos los trabajadores, el retroactivo del tabulador y un bono compensatorio por el mal cálculo de las utilidades.

Las aseveraciones de Maduro se dieron, además, un día después de que el presidente de CVG montado en la plataforma de un camión interviniera el espacio de los empleados en el portón III de la estatal e intentara quebrar una protesta que nació de los trabajadores de base y que obligó, días después, a que Sutiss asumiera las riendas del reclamo.

Osorio felicita y agradece

Con el sinsabor a flor de piel, los sidoristas ratificaron que hasta tanto no se firme el cronograma de pago y se defina el monto de la compensación permanecerán en los portones.

A las 6:00 de la tarde aproximadamente, el titular de la CVG, Carlos Osorio, volvió al portón luego de 28 horas de haberse levantado de la mesa para presentar una propuesta, la misma revisada por última vez en la tarde del viernes y que no se firmó por no contener la precisión de los pagos y el monto del retroactivo, por el cual los sidoristas solicitan un anticipo de Bs. 40 mil con fecha de pago antes del 15 de noviembre de este año.

El general bajó el tono y no sólo felicitó a los trabajadores, sino que les agradeció. “Yo les agradezco todo esto que ha ocurrido aquí, porque nos ha enseñado a todos a aprender, a aprender que somos de la misma patria, a sensibilizarnos… he recorrido todas las áreas, y he visto en áreas los techos cayéndose, algo por allá podrío, pero tenemos que hacer esfuerzos para acomodar lo que tengamos que acomodar, no venimos a pelear con nadie”.

“Yo pido perdón donde haya cometido errores”, sostuvo Osorio, al recalcar nuevamente que todo lo que se acuerde será en el marco de la justicia.

El comité ejecutivo de Sutiss recibió el acta presentada por la empresa e informó a Osorio que la analizaría y después los convocarían. La revisión iniciada anoche será retomada hoy.

El presidente del Sindicato Único de Trabajadores de la Industria Siderúrgica y sus Similares (Sutiss), José Luis Hernández, manifestó su preocupación por las declaraciones del mandatario nacional, Nicolás Maduro, y consideró que de intentar arrestar a algún líder sindical tendrán que meter presos a los más de 13 mil 500 trabajadores de la acería.

“Para los trabajadores de Sidor lo que está pasando en Guayana no es más que una media luna que viene siendo representada por los que han saqueado las empresas en los últimos 30 años y que después de ser sindicalistas ahora representan las cúpulas de los despachos de aluminio y de hierro”, afirmó.

Estimó que la posición asumida por Maduro es la misma asumida por la Fuerza Bolivariana de Trabajadores (FBT), que no goza de credibilidad. “Queremos que se respete la posición seria de los trabajadores, que exigen el respeto de la hoja de cálculo, vacaciones, tiempo de viaje, prima diurna y que devuelva 30 meses de retroactivo a los trabajadores por la negligencia, son ellos los responsables de la anarquía y del descontento que tenemos los trabajadores en Guayana”.

Recalcó que los sidoristas son humildes, responsables y con temple de acero y recalcó, en alusión al llamado del presidente Maduro de activar a la Fiscalía General de la República, que esta institución “debió activarse para encarcelar a los que se llevaron las riquezas de Guayana”.

“La decisión que ha tomado en cadena nacional no es más que una manipulación por parte de los que hoy en Guayana son rechazados por el pueblo”, agregó.

“Carlos Osorio ha hecho el papel de anarquismo, tiene un compromiso con la dirigencia del sector aluminio, para los sidoristas tiene 14 días mintiéndole al país y diciendo que va a arrancar a la planta y no lo va a poder hacer porque Sidor tiene meses produciendo por debajo de su capacidad por no contar con insumos”.

Piden disculpas públicas

El trabajador Sandy Márquez exigió al presidente Maduro disculparse públicamente no sólo con los sidoristas sino con Guayana. “Párese firme y pídanos perdón a nosotros. El obrero es digno de su salario, aquí tenemos productos y nosotros mismos nos vamos a autosustentar (…) Lo justo tiene que darse”.

El trabajador de Talleres de Cilindros, Leiva Rederick, recalcó que muchos de los trabajadores que respaldan el paro “somos chavistas, maduristas, socialistas y revolucionarios, aquí no hay guarimberos, que vaya y le pregunte a Justo Noguera, él consiguió los insumos que necesitábamos y arrancamos sin máscaras, sin lentes, sin botas y sin mascarillas y repuntamos la producción. Los trabajadores no quebramos empresas”, insistió.

“No somos locheros, no estamos haciendo ninguna petición que no se pueda cumplir, aquí está unido todo el comité ejecutivo con la base trabajadora”, agregó, al llamar al presidente Maduro a acudir a los portones de Sidor para hacer un gobierno de calle.

“Te pedimos que rectifiques, rectificar es de sabios”, dijo el trabajador Freddy Herrera, de la Acería de Palanquillas.

La estatal cumple hoy 18 días de paro sin las puertas de diálogo cerradas pero con un descontento generalizado, que se ha ido acentuando con el pasar de los días y que pone a prueba la resistencia no sólo de los trabajadores sino también de las autoridades del mermado emporio industrial de Guayana.

“Éste es un movimiento noble”

El desconocimiento de los reclamos de los trabajadores y las reiteradas acusaciones del presidente Nicolás Maduro contra los sidoristas en huelga han sido consideradas una ofensa para el movimiento siderúrgico.

El secretario de Finanzas de Sutiss, José “Acarigua” Rodríguez, reivindicó el espíritu de lucha del movimiento, que señaló ha sido combatiente y siempre de izquierda. “Este movimiento tiene más de 50 años, éste no es un movimiento improvisado. No puede venir nadie ni de centro, ni de derecha ni de izquierda contra este movimiento, nosotros combatimos con fuerza”.

“Nunca le hemos faltado el respeto a nadie. Eso sí, somos críticos y autocríticos y éste es un movimiento noble que, a pesar de todo, es capaz de rectificar, no le tenemos rencor a nadie, no perseguimos a nadie para que nadie nos persiga; exigimos respeto, pero respetamos”, dijo.

“En los años de la IV República combatimos a Carlos Andrés Pérez, Lusinchi y Luis Herrera en huelga y combates aquí; y quiero recordar que hubo un compañero desaparecido que es Melchor Rosas, hubo compañeros presos, tenemos nuestra historia y nos sentimos orgullosos de nuestra historia, este es un movimiento que lucha y nunca hemos pedido limosna”.

Recordó que el dirigente político Alfredo Maneiro siempre planteó que cuando hay una disputa entre el partido y los trabajadores, “hay que quedarse con los trabajadores y eso fue lo que nosotros aprendimos”.

“En 2001 y 2002 hubo un golpe de Estado y este movimiento se movilizó y nos fuimos a Edelca y dijimos ‘si no aparece Chávez le bajamos la cuchilla al país, eso hizo este movimiento. Igualmente cuando el paro petrolero, nos robamos las unidades autobuseras para ir a Anaco y gracias a Dios estas plantas siguieron trabajando a pesar de que muchos traidores apostaron a que esto se paralizara, eran tiempos de transnacionales”, recordó.

El presidente Nicolás Maduro ha sugerido que los dirigentes que han llevado la vocería del conflicto en Sidor han tenido apoyo de diplomáticos norteamericanos, una tesis que insisten en negar los trabajadores, más cuando las mayorías de las corrientes que respaldan el paro son de clara tendencia oficialista.

2 respuestas a Maduro llama a dirigentes de Sutiss “anarco-sindicalistas”

  1. Pingback: ¿Y si yo me declaro anarcosindicalista qué? | laguarura.net

  2. El paro en SIDOR y FERROMINERA
    En Guayana, como en todo el país, el gobierno debe responderle al pueblo. ¡No al revés!

    Desde hace años bajo la administración del chavismo en todas las empresas básicas la producción ha disminuido permanentemente a la par que se incrementa la ineficiencia y la corrupción. Son un secreto a voces las mafias enquistadas que controlan los cupos de aluminio y de cabillas, también las insuficiencias en generación de electricidad y en el servicio de agua potable –a orillas de los dos ríos más caudalosos del país–, las fallas en los servicios de salud y en el transporte colectivo.

    Otras mafias como las devenidas en el gansterismo y el sicariato por las direcciones burocráticas de los sindicatos bolivarianos de la industria de la construcción, o la militarización de las empresas de la CVG con la llegada de Maduro a la presidencia de la nación, son el pan de cada día al cual terminan siendo sometidos trabajadores y pueblo en general en un marco nacional de una economía en crisis que hace estragos en el poder adquisitivo de los trabajadores al que hay que añadirle los años de vencimiento de los contratos colectivos en todas las empresas básicas. Todo lo mencionado conduce a un polvorín de luchas con la mecha a punto de ser encendida.

    Las gotas que rebasaron el vaso: a SIDOR aún no llegan los 314 millones de dólares aprobados por Chavez para su plan de recuperación industrial; no hay materias primas para la producción en las 4 empresas briqueteras; FERROMINERA sigue esperando por los acuerdos aprobados; todo el sector de aluminio está hipotecado al monopolio internacional GLENCORE; el sector minero está paralizado y sin perspectivas por las falta de inversión por los acuerdos fracasados con los canadienses, los rusos, y ahora los chinos; la generación y distribución de energía eléctrica está también colapsada.

    Los reclamos de los sidoristas

    En el caso de las utilidades hasta el interventor Osorio aceptó realizar el cálculo con una nueva fórmula, por lo que la denuncia del acuerdo de José Luis Hernández con el patrón tras 5 años de cálculo incorrecto está superada. En el caso del tabulador, manejado por los adeptos de José Meléndez de Marea Socialista, sucede algo similar. En ambos casos lo importante es el cálculo de lo pendiente por pagar y el cronograma a establecer para enderezar el entuerto con sus ajustes respecto al retroactivo. Así mismo con el concepto de salario para las vacaciones y el tiempo de viaje, permitidos por la actual dirección sindical en su mayoría de los grupos dirigidos por José Luis Hernández y Meléndez.

    La piedra de tranca la termina poniendo el presidente de CVG, Osorio, que primero acepta honrar un cronograma de pagos y luego lo echa para atrás cuando desde el ejecutivo nacional recibe la orden de no proceder con el mismo. Los motivos, aunque no se digan de manera expresa, son la alta erogación financiera que tendría que hacer el Estado en el mismo marco de crisis económica e insuficiencia de recursos monetarios.

    Sobre el paro de los sidoristas

    Marea Socialista y la Central Bolivariana de Wills Rangel se pronuncian en apoyo al gobierno y en contra de la lucha de los trabajadores de SIDOR; el PCV ni lo uno ni lo otro sino todo lo contrario.

    En SIDOR, Marea Socialista llama al … ¡”protagonismo”!, y en contra del paro a la par que “ratifica” que es la conducción mayoritaria sindical. Sin embargo reconoce “la difícil situación económica que estamos atravesando, que hace que los salarios ya no alcancen para nada” (Aporrea.org, 04/10/2013).

    La posición del Partido Comunista de Venezuela (PCV) es la flor de la ambigüedad, para no asumir compromisos. Para ellos no se trata exclusivamente de derechos laborales o de intervencionismo –por lo de la supuesta reunión de la represente de negocios de la embajada yanqui en Puerto Ordaz. Para ellos, el conflicto laboral en SIDOR y FERROMINERA es una mezcla de ambos.

    Se chupan el dedo cuando les conviene. Promueven “exigir que las empresas públicas y privadas reconozcan y honren todas las deudas legítimas que por cualquier causa estas tengan con los trabajadores” o “Que la CVG y la dirigencia de las empresas expongan públicamente y ‘de manera muy clara’, cuáles son las deudas con los trabajadores”. “Exhortan a una ‘profunda atención’ al estado Bolívar, por lo tanto solicitan comisiones conjuntas que determinen ‘responsabilidades concretas’”, para continuar con las súplicas: “Exhortamos al Gobierno nacional a darle continuidad al proceso de investigación de hechos de corrupción en Guayana abierto hace algunos meses y que hoy pareciese estar paralizado”. Y por último cierran con broche de oro, “Invitan a los trabajadores a luchar por sus ‘justas reivindicaciones’”.

    No quieren resaltar la osadía de las bases de luchar por sus justas reivindicaciones por sus propios pies, obligando a la dirección de SUTISS –quienes estaban postrados ante el PSUV y su gobierno– a que asumieran la lucha.

    El gobierno en contra del derecho a huelga

    Maduro en apenas una semana ha amenazado a los trabajadores de SIDOR en cuatro oportunidades. El pasado 5 de octubre salía con lo siguiente: “Espero una rectificación o iremos a recuperar la empresa”, “hay plena libertad en Venezuela, pero otra cosa es que de repente (declaren) la huelga; estoy esperando a que la clase obrera de SIDOR, sin miedo, regrese completica y reactive la producción”. Pretende arrostrarles también la incapacidad gubernamental de no tener hechas 300.000 viviendas de la misión del mismo nombre, para lo que resta de los 3 meses del año. Esta mentira como la de que cada trabajador pide 500.000 bolívares fuertes por el retroactivo, lo que intenta es apelar a la confrontación de los sectores más desposeídos del país –sirviendo de esquiroles– con los trabajadores de SIDOR, de la misma forma como el fascismo de otros tiempos se imponía por sobre los que luchaban por sus derechos.

    Nicolás Maduro amenazó a dirigentes de SUTISS con tomar “medidas drásticas”, durante un programa transmitido por La Voz de Guayana, 89.7 FM, y otras emisoras locales junto al presidente de la CVG, Carlos Osorio. Ante su incapacidad no le quedó otra que denunciar saboteo y conspiraciones hasta de la CIA, como causantes de la situación.

    Respecto a SIDOR acusó de “irresponsable” a la dirigencia sindical que asumió el paro: “Tenemos que poner las empresas a producir, tenemos que lograr la fórmula mágica de lograr el objetivo ¿cuál es el objetivo? Producir para la patria”. Maduro declaró que las empresas básicas cerrarían con números ¡¿azules?! (como lo vienen haciendo desde que son gerenciadas por el clan cívico-militar chavista); confesó que siguen soportando los gastos y compromisos de las industrias de Guayana con fondos de otras estatales –es decir, las empresas están quebradas.

    Por su parte Osorio convino que en las empresas básicas hasta ahora en un 90% habían fracasado porque no se estaban “haciendo las cosas bien”. Y en respuesta a eso dijo que están investigando a fondo cada compañía.

    El gobierno en realidad no quiere admitir su culpa ante la situación improductiva y desastrosa en Guayana. Una responsabilidad que no es judicial sino política, por el fracaso del personal gerencial que responde en última instancia al ejecutivo nacional. El gobierno debería dar respuestas al pueblo que le dio el voto y responder en todas las instancias pero hace lo contrario y amenaza.

    No puede ser que el pueblo deba disciplinarse al futuro que prevé el gobierno para sí mismo, es decir, de continuar la burocracia y la imposición sobre todo de militares que, de paso, vienen de cargos en donde también resultaron ineficientes e incapaces para siquiera mantener la producción.

    Para Opción Obrera el deterioro es irreversible mientras sigan gobernando estos incapaces. La salida no puede ser que la crisis la paguen los trabajadores, quienes representamos los intereses mayoritarios de la Nación. Debemos impedir que siga empeorando la quiebra de las empresas del Estado, sector mayoritario en la región de Guayana, en ese sentido se deben abrir los libros administrativos, de producción, de inversiones, de compras, de ventas, de sueldos y salarios, los compromisos adquiridos, para ser revisados por comisiones elegidas por los trabajadores con el derecho a realizar sus propias investigaciones, y ser presentados públicamente para su aprobación y el respectivo seguimiento.

    Respaldamos desde Opción Obrera cualquier iniciativa de los trabajadores en mantener sus métodos de lucha por sus derechos y reivindicaciones cuando pretenden ser desconocidos y hasta pisoteados por el “presidente obrero” Maduro con su convocatoria antiobrera a esquiroles y a las fuerzas del orden del Estado burgués, pero también les decimos que los únicos que pueden sacar de la bancarrota a las empresas de Guayana son sus trabajadores, asumiendo el control democrático de todas las fases productivas así como de las áreas de administración y comercialización.

    Los trabajadores de SIDOR deben restablecer las iniciativas demostradas en marzo de 2008 con la re-nacionalización de la empresa, el control obrero de ellos y para ellos y el país, pero esta vez para no dejárselo arrebatar por los burócratas impuestos a dedo por el ejecutivo nacional. La experiencia de aquellos días aún está fresca en la memoria de los sidoristas, es imprescindible volverla a someter a las bases para que sean retomadas.

    Opción Obrera
    07/10/2013

    http://opcion-obrera.blogspot.com/2013/10/en-guayana-como-en-todo-el-pais-el.html

    Opción Obrera
    9 octubre, 2013 at 8:33 AM
    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.