Julián Conrado: ¡Alzado en canto! (Videos)

Categoría: Sonidos, videos y fotos |

alzado-en-canto_julian-conrado

El cantor Julián Conrado fue detenido ilegalmente mientras buscaba atención médica, el 31 de mayo de 2011 en el estado Barinas en Venezuela por fuerza de seguridad del estado venezolano y colombiano. Desde entonces los pueblos en lucha exigimos su inmediata liberación, asilo y justicia, frente a aquellos que pretenden una extradición.

Julián Conrado es un perseguido político:

Por lo tanto no puede ser entregado al gobierno que lo quiere muerto

¡soberanía es asilo!

 

 

 

 

 

 

#DondeEstáAlcedoMora

4 respuestas a Julián Conrado: ¡Alzado en canto! (Videos)

  1. Barrotes de la Conciencia

    ¡LIBERTAD PARA JULIAN CONRADO!

    Este mes se cumplen dos años de la encarcelación del camarada Julián Conrado

    y quién es Julián Conrado, es uno más de los utópicos que en nuestro mundo sueñan

    con la construcción de una sociedad más justa e igualitaria, donde todo aquel que nazca

    tenga por seguro el acceso a una vida digna, el derecho a la salud, a la educación, a la

    alimentación y a la cultura, y que todo esto no sea un lujo, sino un derecho. Es por tanto

    que todo aquel que se sienta un verdadero revolucionario ha de sentir como propia la

    injusticia que se viene cometiendo con el camarada, vamos pues todos los luchadores,

    todos los soñadores, todos los que apostamos a que un mundo mejor es posible, y

    démosle el apoyo al camarada para que liberen su voz y siga cantando como los gallos

    en la madrugada indicando que llegó un nuevo amanecer.

    Camarada Julián, yo te oigo, yo te interpreto y te sueño libre, llevando tu canción

    necesaria a todos los que la quieran oír, para así despertar su conciencia y ternura, y

    elevar la moral revolucionaria. Basta ya de injusticias como esta, que contravienen aquel

    pensamiento de nuestro Comandante Ernesto Ché Guevara, que dice: “Si eres capaz de

    temblar de indignación en cualquier parte del mundo donde se cometa una injusticia,

    somos compañeros”. Entonces temblemos, porque aquí en nuestra Patria Bolivariana y

    Revolucionaria, se está cometiendo una. ¿Qué pensará el panita Alí, el camarada Ernesto

    Ché Guevara, o quizás Salvador Allende? ¿Qué hacer ante esta realidad insoslayable?

    Resulta muy cómodo aplicar la máxima que “ojos que no ven corazón que no

    siente”. Suena como un lugar común, ¿no les parece? Vergonzoso. A mí me duele sentir

    como siento, ver como veo, apagarse día a día la luz que ilumina la esperanza a muchos

    camaradas que no aceptamos que se encierre el pensamiento, la conciencia y la lucha

    del hombre por el hombre, tras barrotes fríos e inertes. ¡Ya basta! ¿Quién va tomar el

    toro por los cachos? ¿O quién le pondrá el cascabel al gato? ¿Quién decidirá liberar al

    Alí Primera de Colombia, al camarada de los sueños justos, al ruiseñor de la canción

    necesaria de la hermana Colombia?

    Recordemos siempre que la historia la escriben los hombres, pero esta será quien

    nos juzgue. Camarada Julián, permíteme usar tu grito de guerra: ¡Amando Venceremos!

    ¡Camarada Julián Conrado, presente! Con el respeto y la solidaridad revolucionaria, una

    utópica más de las luchas del pueblo,

    Zulika King

    En Guatire, la Villa Heroica, a los 2 días del mes de mayo de 2013Barrotes de la Conciencia

    ¡LIBERTAD PARA JULIAN CONRADO!

    Este mes se cumplen dos años de la encarcelación del camarada Julián Conrado

    y quién es Julián Conrado, es uno más de los utópicos que en nuestro mundo sueñan

    con la construcción de una sociedad más justa e igualitaria, donde todo aquel que nazca

    tenga por seguro el acceso a una vida digna, el derecho a la salud, a la educación, a la

    alimentación y a la cultura, y que todo esto no sea un lujo, sino un derecho. Es por tanto

    que todo aquel que se sienta un verdadero revolucionario ha de sentir como propia la

    injusticia que se viene cometiendo con el camarada, vamos pues todos los luchadores,

    todos los soñadores, todos los que apostamos a que un mundo mejor es posible, y

    démosle el apoyo al camarada para que liberen su voz y siga cantando como los gallos

    en la madrugada indicando que llegó un nuevo amanecer.

    Camarada Julián, yo te oigo, yo te interpreto y te sueño libre, llevando tu canción

    necesaria a todos los que la quieran oír, para así despertar su conciencia y ternura, y

    elevar la moral revolucionaria. Basta ya de injusticias como esta, que contravienen aquel

    pensamiento de nuestro Comandante Ernesto Ché Guevara, que dice: “Si eres capaz de

    temblar de indignación en cualquier parte del mundo donde se cometa una injusticia,

    somos compañeros”. Entonces temblemos, porque aquí en nuestra Patria Bolivariana y

    Revolucionaria, se está cometiendo una. ¿Qué pensará el panita Alí, el camarada Ernesto

    Ché Guevara, o quizás Salvador Allende? ¿Qué hacer ante esta realidad insoslayable?

    Resulta muy cómodo aplicar la máxima que “ojos que no ven corazón que no

    siente”. Suena como un lugar común, ¿no les parece? Vergonzoso. A mí me duele sentir

    como siento, ver como veo, apagarse día a día la luz que ilumina la esperanza a muchos

    camaradas que no aceptamos que se encierre el pensamiento, la conciencia y la lucha

    del hombre por el hombre, tras barrotes fríos e inertes. ¡Ya basta! ¿Quién va tomar el

    toro por los cachos? ¿O quién le pondrá el cascabel al gato? ¿Quién decidirá liberar al

    Alí Primera de Colombia, al camarada de los sueños justos, al ruiseñor de la canción

    necesaria de la hermana Colombia?

    Recordemos siempre que la historia la escriben los hombres, pero esta será quien

    nos juzgue. Camarada Julián, permíteme usar tu grito de guerra: ¡Amando Venceremos!

    ¡Camarada Julián Conrado, presente! Con el respeto y la solidaridad revolucionaria, una

    utópica más de las luchas del pueblo,

    Zulika King

    En Guatire, la Villa Heroica, a los 2 días del mes de mayo de 2013

    zulika king
    15 mayo, 2013 at 12:38 PM
    Responder

  2. JULIAN CONRADO ¿QUIÉN DIJO MIEDO?

    Dos años, si aunque no lo crean, ya casi se cumplen dos años de aquel triste episodio que llenó de pena ajena a muchos de los nacionales, incluyéndome entre ellos. Un 31 de Mayo de 2011, en Barinas, estado Barinas y en tierra de Revolución Bolivariana, se capturaba a Guillermo Torres alias Julián Conrado, hombre llano, agudo en su análisis y con un profundo amor por la humanidad. Aquel que tantas canciones le ha dedicado a Bolívar y al Bolivarianismo, a nuestra revolución Bolivariana y a nuestro comandante eterno Hugo Chávez.

    Ese Julián, el de los sueños y la utopía de que un mundo mejor es posible, está privado de libertad en nuestra amada República Bolivariana de Venezuela. Se preguntarán los que leen este artículo, ¿cómo un revolucionario como Julián puede estar preso aquí en la República Bolivariana de Venezuela, en una revolución con visión humanista?

    Pues esa es la pregunta que tantos y tantos revolucionarios del mundo nos hacemos. ¿Cómo es que bajo ese sofisma que llamamos relaciones diplomáticas bilaterales y acuerdos presidenciales, nos permitamos olvidar que en REVOLUCIÓN NO PODEMOS NI DEBEMOS TRANSIGIR NI TRANSGREDIR los límites MORALES ÉTICOS Y POLÍTICOS que nos diferencian de los imperios a los que tanto cuestionamos y combatimos? ¿A quién o a quienes favorece la injusta e inmoral encarcelación de Julián Conrado? Son preguntas que pululan en el ambiente, dignas del mejor y más perspicaz análisis de los y las revolucionarias en cargos de gobierno o no.

    Me llama mucho la atención, que cuando abordo el tema de Julián Conrado con algunos representantes del Gobierno Nacional, estos se tornen evasivos y hasta temerosos de hacerlo. ¿Es que Julián Conrado pasó a ser parte de esa triste y lastimosa historia de nuestro pasado reciente que nos avergüenza afrontar? Es una posición cómoda y por demás cobarde, no asumir como propia la causa del camarada de la dignidad colombiana y nuestra americana.

    Cabe destacar que Julián desde su Carraca, mantiene inquebrantable su amor y solidaridad por nuestra Revolución Bolivariana y Chavista, nos alienta a seguir la lucha pese a la desaparición física de nuestro líder. Aunque suene inverosímil y pese a su situación, nos hace análisis de la situación geopolítica mundial y nos recuerda que el enemigo está al asecho permanente, que no debemos descuidarnos ni un tantico.

    La libertad y asilo del cantautor de la dignidad colombiana sigue siendo una decisión política, no hay cargos imputables a Julián en territorio venezolano, y más aún, nuestra Fiscal General Dra. Luisa Ortega Díaz, declaró sin lugar la solicitud de extradición hecha por el Gobierno colombiano en la persona de su presidente Juan Manuel Santos. Entonces, ¿por qué no liberamos a la Patria de Bolívar del vergonzoso episodio de la privación de la libertad ilegítima de Julián? Su salud afectada reclama el otorgamiento de una medida humanitaria y, ¿por qué no trasladarlo a Cuba u otro país hermano donde podría ser tratado medicamente y gozaría de la seguridad necesaria para su persona, en el entendido de que es un perseguido político del Gobierno de Colombia? Los grupos tanto nacionales como internacionales que luchamos incesantemente por la libertad de Julián Conrado, convocados por la solidaridad internacional que nos enseñó el guerrillero heroico Ernesto Che Guevara, el panita Alí Primera, así como otros revolucionarios del mundo, exigimos respeto a la condición de salud, revolucionaria combativa y emancipadora, del Ruiseñor de los cantos libertarios colombianos y del mundo JULIÁN CONRADO.

    Julián ha trascendido las fronteras geográficas con su canto, componiendo canciones a Palestina, Honduras, Bolivia, Venezuela, entre otras naciones, lo cual lo ha hecho meritorio de un gran movimiento internacional que clama por su Libertad. En su página web, ‘Alzado en Canto’ podrán encontrar muchas de estas creaciones. Los invito pues a hacer suya esta lucha, que es la de los oprimidos del mundo, la de aquellos que inspirados por muchos Julianes dedicaron su vida, en el entendido de que UN MUNDO MEJOR ERA POSIBLE. Honremos la memoria de esos mártires, dándole a Julián la posibilidad de seguir multiplicando su mensaje por todos los cielos, por todas las montañas, por todas las praderas, por todos los mares donde sus notas musicales logren sensibilizar e invitar a un guerrero mas a emprender la lucha más noble del ser humano, LA LUCHA DEL HOMBRE POR EL HOMBRE POR SU TOTAL Y DEFINITIVA LIBERTAD.

    LIBERTAD PARA EL HACEDOR DE LOS SUEÑOS INSURGENTES POR LA HUMANIDAD!!!!

    LIBERTAD PARA EL CAMARADA DEL AMOR!!!!!!!!!!!

    LIBERTAD PARA JULIAN CONRADO!!!!!

    AMANDO VENCEREMOS.

    Virginia King

    virginiakingmartinez@gmail.com

    virginia king
    20 mayo, 2013 at 8:45 AM
    Responder

  3. Secuestro de Julián Conrado alimenta ilusión imperial de acabar con nuestro canto
    Edwin “L´Bachi” Velásquez
    @LBachi

    Cuando supe del secuestro de Julián Conrado no pude evitar sentir impotencia y rabia contra el sistema burgués capitalista, y la impotencia se hizo aún más amarga cuando supe que fue acá en Venezuela, en la patria de Bolívar, en la Revolución Bolivariana.

    Julián Conrado, el cantor colombiano, el guerrillero dicen algunos, sí, digo yo, un guerrillero como el Che, así les digo a mis hermanos, un guerrillero que ama, que lucha por su patria, por la patria grande y por los sueños de Bolívar, ese es Julián, que acompañado de guitarra y acordeón vallenatero le rugió en la cueva al imperio, sus estrofas punzantes hirieron más de una vez el purulento costado soberbio de Norteamérica desde suelo colombiano, su voz populachera resonó en la conciencia de mujeres y hombres de campos y ciudades que al son de la cumbia se enamoraron de una Revolución, eso lo logra Julián.

    Y comprendí luego que los cantores tienen precio para el imperio, precio alto en recompensa por su captura, mucho más alto que cualquier político revolucionario de cualquier parte del mundo, porque los discursos se olvidan con el tiempo pero las canciones no, y cada vez que escuchamos una canción con contenido, el alma se ensancha, el corazón se agita, los pensamientos y sentimientos se juntan en uno solo, y el imperio comprendiendo esto fija precio alto por un cantor sin comprender que el canto diseminado entre los hombres nunca más vuelve a su propio intérprete, es un canto indetenible porque su fuerza radica en el seno de las luchas más justas de los pueblos, ese es el canto de Julián.

    Julián se ha convertido en una víctima de las circunstancias políticas e históricas en que vivimos, pedimos el asilo de este hombre que ha mantenido sus convicciones revolucionarias firmes, que ama este proceso revolucionario desde siempre, que lloró a nuestro Comandante Chávez como cualquiera de nosotros, que es un auténtico Bolivariano y además un fiel seguidor y amante Alíprimerista, y aun así, en su condición cautiva, sigue enamorado de este proceso que tiene un significado especial para él, porque en lo profundo de su ser, más allá de su libertad sabe, que mantener la fe puesta en la Revolución Bolivariana es mantener viva la esperanza de ver caer al imperio y de la liberación definitiva de Colombia.

    Que la justicia prevalezca y la Revolución Bolivariana se hinche de dignidad, nosotros somos una cantera de muchos Julian Conrados que la derecha no está dispuesta a tolerar, somos el semillero de futuros cantores y políticos que están dispuestos a entregar la vida en lucha permanente por la vida, por la Patria, por Chávez; esta Revolución es un criadero de ñangaras, una poderosa escuela de formación socialista que con sus acciones sobrepasa el discurso de la izquierda clásica, somos una fábrica de producción y confección de Socialistas que muchos añoran perseguir, torturar y desaparecer hoy o mañana, para la derecha no importa el tiempo, solo les importa que llegue el día, y tener a Julián acá encerrado, es dejarle campo abierto al imperialismo y la burguesía para oprimirnos, es dejarle espacio para pensar que sí es posible callar a millones, es dejarle alientos de poder criminalizar en un futuro nuestros actos que hoy son cantos, misiones y obras, pero que en un mañana negado, para cualquier tribunal proimperialistaburgués, podrían ser crímenes de lesa humanidad.

    ¡Que tu canto de justicia y paz sea lucha viva en los pueblos!
    ¡Que no calle el cantor!
    ¡Viva Chávez! ¡Viva Julián Conrado!

    Edwin “L´Bachi” Velásquez
    20 mayo, 2013 at 10:19 PM
    Responder

  4. Oirá el sabio y aumentara el saber y el entendido adquirirá consejo…
    Este versículo se ha hecho rema en mi vida, en lo personal no soy un gran lector pero si un apasionado oyente de ponentes de la talla del camarada coterráneo JULIAN CONRRADO… Quien con cuya única arma de guerra SU GUITARRA ê armado hasta los dientes con la artillería del pensamiento, aun bajo fuego cruzado, este expresa en sus canciones la abundancia de su corazón; AMANDO VENCEREMOS… Así pues, quien tenga oídos para oír que oiga y quien tenga ojos para ver que vea, para cuando vea las barbas del vecino arder ponga las suyas en remojo…
    Es triste pero necesario saber de héroes anónimos cuyo delito no es más que alzar su voz en protesta ante la iniquidad ê impunidad en la vulneración de los derechos humanos, de lo cual nos embarga la impotencia ê indigna la desidia de las autoridades que contrarío a mi general Ezequiel Zamora y su grito de guerra TIERRAS Y HOMBRES LIBRES.. Manejan el culillo a priori excusados en diplomacia ô cual perro encadenado, aun sin estar ya sujeto al árbol, continúan alrededor de este, vencidos por el costumbrismo, o frustración; Lo cual no es el caso del coterráneo de la gran Colombia JULIAN CONRRADO que a pesar de su cautiverio físico obligado sigue elevando el vuelo de su espíritu alzado en canto y liberando su alma a través de la palabra Recuerdo que una vez me pregunto Como que la verdad nos hace libre si a él le tiene preso? Y le devele el versículo completo que reza: Conocerán la verdad y la verdad os hará libre, Como particularmente las verdades de sus experiencias me liberaron de ignorancia en casos de des humanidad, satanización de héroes, invisibilizacion con trasfondos políticos. Etc.!
    Seguro estoy que su semilla está sembrada en los jóvenes de relevo y su testimonio traspasado fronteras, más sin embargo la libertad y asilo para este soldado de la paz, vendría ser ofrenda de justicia y verdadera condecoración para esta revolución…

    wilmer p
    14 julio, 2013 at 6:27 PM
    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.