YARE, LA PLANTA, EL RODEO, AHORA URIBANA

Categoría: ¡Ahí están, esos son! |
Uribana3
Por Opción Obrera
27 de enero de 2013
Otra muestra más del fracaso del gobierno en las penitenciarías. Independiente de los avisos por Globovision, o por donde sea, nada dice de dónde salieron las armas de los reclusos. ¿Es que solo fueron los de la GNB los que realizaron la masacre? Ni en la cárcel como coto cerrado el gobierno bolivariano es capaz de imponer su “seguridad”.
El gobierno bolivariano hace uso de la represión “humanística” de la GNB para tratar de imponer el orden en otra cárcel donde la población penal supera con creces la  capacidad prevista. 54 muertos y 88 heridos, muchos de ellos de gravedad que han copado la emergencia del hospital Ruiz Pineda de Barquisimeto, ha sido el saldo de una requisa “anunciada”, según la ministra para el servicio penitenciario Iris Varela, por la prensa y la televisión de la burguesía además de su replicación por las redes sociales en internet.
El viernes 25 de enero, medios burgueses como Globovisión y El Impulso difundieron la noticia de esa planificada requisa por parte del ministerio de Varela con el apoyo de los cuerpos de seguridad que custodian la instalación penitenciaria de Uribana, cercano a la ciudad de Barquisimeto. La ministra Varela alega que por sus perversos intereses informativos los presos se amotinaron y ofrecieron resistencia a 500 efectivos de la GNB con el soporte disuasivo de 20 tanquetas blindadas, según informa en un artículo Johan Castillo en Aporrea.org el 25/01/2013 a las 06:39 pm. En esquivar su clara responsabilidad la ministra Varela “Señaló que hace 48 horas recibió información sobre violencia por “ajustes de cuentas entre bandas que hacen vida en el centro penitenciario”. Por ello, informó que se requirió el apoyo de la GNB para realizar una requisa en el recinto y desarmar a los reclusos.” (Aporrea.org, 25/01/2013 09:12 pm). La ministra Varela confirma así que esperó, desde el miércoles 23 cuando se entera de “ajustes de cuentas entre bandas que hacen vida en el centro penitenciario” al viernes 25, 48 horas, para hacer la tan necesaria requisa, pero también para que los “pranes” se organizaran ante ella.
Según las declaraciones de la ministra se tendría que aceptar que los reos se organizaron para enfrentar la requisa “humanista” de la GNB porque Globovisión, o cualquier otro medio burgués, informaron de la misma antes de iniciarse. En realidad son los “pranes” armados a partir del negocio carcelario, y el gobierno lo sabe, quienes mandan dentro del recinto donde los cuerpos represivos del Estado son arte y parte.
El sistema carcelario venezolano es un gigantesco negocio a mantener aunque sea una total afrenta a los postulados “humanistas” bolivarianos. El sistema de justicia, permanece inalterado permitiendo que miles de procesados permanezcan presos sin juicio ni condena por años alimentando el monstruo carcelario, el mismo que no conoce de algún capitalista o burgués de relevancia puesto tras las rejas.
Como colofón a los sucesos de Uribana, la ministra Varela anunció el traslado inmediato de los sobrevivientes al centro penitenciario de su escogencia. Los casi 2.000 “pobres presos”, de una cárcel construida para 840, irán a engrosar de ese modo el hacinamiento en otras del país. Todo un caldo de cultivo para el negocio de las armas suministradas por sus esbirros, el retraso procesal del sistema de justicia burgués, y la restructuración de los clanes a partir de los “pranes” y sus “luceros” en otros centros penitenciarios. “Hoy cerramos un capítulo de violencia en el avance de la política penitenciaria con la evacuación de este centro”, anunció también la ministra Varela (VTV 26/01/2013). En realidad es arrastrar la arruga hasta que suceda otra masacre en algún otro centro penitenciario.
Para darle una salida social a la crisis penitenciaria hay que destruir los fundamentos de (in)justicia que el Estado capitalista y burgués promueve al defender a los dueños de los medios de producción y su propiedad privada. La insolvencia bolivariana reside en su carácter de protector de la clase dominante y su papel de administrador del Estado en plena bancarrota mundial del capital de la cual veremos más sus efectos los asalariados este año. Son las cruentas relaciones de producción capitalistas las causantes de que los que nada tienen y los más jóvenes (entre 18 y 23 años está la edad de la mayoría de los procesados de Uribana) den con sus huesos en las cárceles. Las cárceles venezolanas son el centro de retención de los más desposeídos del país que sobreviven de la informalidad del empleo porque para el Instituto Nacional de Estadística basta que hayan “trabajado” 4 horas en la semana cuando es  realizada su encuesta que declara que el desempleo en diciembre cerró en 5,9%, pero que entre los que están en capacidad productiva entre 15 y 24 años, es de 14% (ine.gov.ve).

El gobierno de los trabajadores y de los que nada tienen es la alternativa para destruir a ese Estado, su justicia burguesa y el sistema carcelario abyecto que asesina en nombre del “humanismo” de manos de sus instrumentos de represión militar y policial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.