Manifiesto de Manicuare: Rescatemos la Península de Araya

Categoría: Sin categoría |
Manicuare, Estado Sucre

Manicuare, Estado Sucre

Nosotros hoy venezolanos y venezolanas por medio de esta presente, habiéndonos reunidos los días 07 y 08 de noviembre del 2012 en el pueblo de Manicuare del municipio Cruz Salmerón Acosta de la península de Araya, declaramos para Venezuela y el mundo nuestro más absoluto rechazo al proyecto de construcción de un Puerto de Aguas Profundas.  Leonino plan éste que insertado  bajo la visión desarrollista e industrialista de la más nefasta filosofía neoliberal retoma no menos que enarbola al aparente derrotado y claudicado proyecto ALCA, que hoy día se reviste de camuflajes distintos para emerger con siglas distintas  (IIRSA); pero con igual contenido destructor no menos que atropellador para con los pueblos y la Madre Naturaleza.

Pareciere que PDVSA lo que toca y pasa bajo su control lo convierte in situ en deficiente e inoperante. Esta industria que teóricamente se vocifera, desde los alaridos estatales, es de todos los venezolanos resulta ser no más que el feudo de una nueva burguesía. Es esta misma empresa estatal, direccionada por una política de corte neoliberal, que se propone llevar a su concreción, en Araya Estado Sucre, un Puerto de Aguas Profundas.

Ahora bien ¿Qué implica la construcción de este puerto? Para ello es necesario ver el vínculo directo que presenta el levantamiento de dicho puerto con la Salina de Araya y con el Astillero a construir en el sitio llamado Peñas Negras. Bien, lo que afirmamos con conocimiento de causa es que el fin único a perseguir es el construir este puerto para permitir el arribo y salida de grandes buques para el trasporte de Petróleo y otros tipos de materiales de índole industrial. La ejecución de este proyecto obtendrá materialización en un espacio de importancia de biodiversidad marina no menos que de vocación pesquera, rica en camarones, mejillones, calamares, con bancos de pepitonas y otros rubros de naturaleza marina generando así un ineludible impacto social.

En relación con la Salina existe una política cuya estrategia aunque parezca inverosímil consiste en la progresiva destrucción de la misma. Tal conducta se expresa de la siguiente manera: los medios técnicos utilizados para la explotación de la sal destruye todo el lecho de la Laguna Madre, pero también acaba con la artemia (dejando solo podredumbre y fango) con lo cual el proceso natural de reproducción de la sal es lento o casi nulo. Hoy la salina está más contaminada que nunca, porque el excremento humano es uno de sus componentes principales. La destrucción de la misma originará la desaparición de un importante nicho ecológico marino y a su vez la migración de centenares de trabajadores hacia el Puerto de Aguas Profundas. Este arraso ecológico y social también dejará una importante población laboralmente desocupada, siendo un elemento éste más que incidirá en la migración inducida por la construcción del Puerto de Aguas Profundas. El propósito estatal se constriñe en generar el desplazamiento, hacia la Península de Araya, de más de treinta y cinco mil nuevos trabajadores, lo cual indudablemente creará un caos demográfico de ingentes proporciones para el Estado y la nación.

Otro elemento a considerar es cómo desde la institucionalidad estatal se dedican principalmente a torpedear y neutralizar los grupos organizados y de defensa de estos espacios en aras de los intereses corporativos.
No dejamos de dar a conocer, por otra parte, el caso del joven sindicalista Argenis Vásquez, asesinado al enfrentarse a las transnacionales. Hasta ahora no se ha encontrado responsable directo de tan vil asesinato y el Estado en su competencia no responde a develar y encontrar los culpables directos e indirectos de este homicidio.

Otro aspecto resultante de esta problemática es que en la actualidad el agua es insuficiente en esta población, ésta será conducida hacia el Astillero mermando la disponible para el consumo humano. También existen planes agrícolas de regulares proporciones que ameritan del agua y causan un impacto negativo ya que la deforestación y destrucción de las plantas autóctonas, reforzarán la desertización e influirán al mismo tiempo en el período de lluvias; el problema de la energía eléctrica es otro de los fenómenos interdiarios; agreguémosle la carencia habitacional. Todo esto es una debacle total. Lo que está claro es que el Estado con estas perspectivas políticas y económicas no se erige como el defensor de los asuntos ecológicos y populares, sino en pro de los intereses de las grandes corporaciones y transnacionales del mundo capitalista, con una visión claramente desarrollista propia del más rancio neoliberalismo.

Esto es un proyecto completo, que incluye otros elementos, como la rehabilitación camaronera ubicada en la zona, en particular una localizada en Puerto Torito, siendo caladera natural y ancestral de nuestros pescadores artesanales, que se oponen a estas prácticas por la experiencia de Chiguana… una camaronera que vertía sus desechos químicos al golfo alejando la pesca por años”.
Un lamento que se escucha dice lo siguiente “Este pueblo era hermoso hasta que llego PDVSA”.

Como consecuencia de todo lo anterior nacen las siguientes propuestas acordadas colectiva y popularmente.

a)  Celebración de un festival ecológico a realizarse los días 15, 16 y 17 de marzo en Araya. En donde habrá  un encuentro artístico-popular a través de canciones, poemas y pintura, además de las discusiones y ponencias técnicas-científicas no menos que populares sobre esta problemática.
b)  Movilización Popular y Apoyo Nacional
c)   Tomar los medios de comunicación para transmitir con rotunda efectividad este atropello sociecológico.
d)  Acto de los pobladores y demás venezolanos que se unan a esta lucha en contra del Puerto de Aguas Profundas; en contra del Astillero y por el rescate de la Salina de Araya.
e)  Forjar una documentación Jurídica y científica que sustente nuestra denuncia, de este modo legal, fundamentados bajo el amparo de la justicia, evitar la concreción del nefasto proyecto de aguas profundas.

Los que estuvimos en la reunión y los que no pudieron asistir por ser un día laborable (7/12/2012) convocamos a los Poderes Creadores del Pueblo para hacer acto de presencia los días 15, 16 y 17 de marzo del 2013 en la población de Araya, como parte representativa del soberano, para evitar la destrucción del espacio al cual Cruz Salmerón Acosta le canto diciendole “Azul de aquellas cumbres tan lejanas hacia la cual mi pensamiento vuela”.

POR  NOSOTROS, NOSOTRAS Y LA MADRE NATURALEZA

Una respuesta a Manifiesto de Manicuare: Rescatemos la Península de Araya

  1. Tenemos infraestructuras preexistentes para la acuicultura de camarones y macroalgas, solo falta la voluntad, para impulsarla.

    Fernando Blanco
    29 octubre, 2013 at 10:20 PM
    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.