Programa especial yukpa en VTV ¿porque es especial? (Video)

Categoría: foto plana |

Es impresionante que luego de 13 años de Constitución Bolivariana, todavía le cueste a algunos venezolanos y venezolanos, comprender uno de los mas hermosos principios constitucionales como lo es asumirnos un pueblo multiétnico y pluricultural, es decir: diverso.

Esta diversidad, es lo mas importante que ganamos con la constitución y marca y sentencia nuestra posición antimperialista, es decir, rechazamos la homogeneidad que nos impone el sistema capitalista y asumimos entre otras cosas esos rasgos que constituyen nuestra identidad, como lo son la herencia indígena y africana, pues la española a fin de cuentas se nos impuso con la conquista.

Es tal nuestro rechazo, desconocimiento, o desintereses, por este principio, que cabe preguntarse: ¿es que acaso nos avergonzamos de ese legado indo-africano?, ¿es que nos blanqueamos al punto de negar esta herencia?

Pareciera que si, basta con ver a nuestras mujeres con rasgos indígenas o negros tiñendo su cabello de amarillo, o aquellas que se alisan el cabello ensortijado, para vivir esclavos de las planchas, secadores y otras técnica de peluquería que bien podrían ser técnicas de tortura.

Pero además de transformar nuestro físico, rechazamos este legado negándolo, invizibilizandolo, esgrimiendo que aquí si acaso somos morenos, en el caso de lo negro, y en el caso de lo indio, de ese menos hablamos o hacemos referencia, a pesar de que esta presente en toda nuestra cotidianidad con la arepa, con el casabe, con cientos de vocablos y nombres en nuestras ciudades y pueblos, entre otros aspectos. ¿Qué diría Mariategui de esto en pleno proceso revolucionario venezolano?

Cuando lo hacemos visible, entonces lo hacemos de manera «especial»: ciertos días al año o efemérides, ciertos programas «especiales» como el recientemente realizado por William Castillo presidente del canal 8, VTV, y donde la posición y actitud del periodista revelaban una gran incomodidad, quizás por el tema: está bien asumir la invitación a criticar que hizo el presidente Chávez, pero no tanto, o quizás porque el tema indígena; a pesar que el ADN de la mayoría del pueblo venezolano, de acuerdo a estudios realizados en los años noventa, es 70% indígena, es un tema complejo, poco conocido o manejado por la mayoría de las venezolanas y venezolanos.

¡Que bien hizo su trabajo el imperio! nuestra desmemoria es su mayor logro, habernos instalado en la cultura blanca occidental su gran triunfo. Por eso lo indígena nos es ajeno, es que ni siquiera recordamos que de allí venimos la mayoría del pueblo venezolano.

Si el proceso revolucionario, se asume revolucionario de verdad, creo que lo primero que debe hacer es asumir lo multiétnico y pluricultural como razón y guía de toda la transformación, pues en ella esta la cosmovisión que necesitamos para ir hacia un modelo distinto, en lugar de optar por el reformismo y el desarrollismo, que se está imponiendo en cada acción política que observamos y vivimos en la cotidianidad.

No es «especial» un programa con el pueblo yukpa, porque debería ser tan cotidiano y frecuente que no nos sorprenda, que vernos frente a ese universo diverso que nos constituye sea el reconocimiento permanente de la otredad y no un hecho puntual, «especial», como si de un fenómeno se tratara.

El racismo que se oculta en ese tratamiento de especial, no se limitó al programa de Castillo, ha sido el mismo tratamiento para todos los programas del sistema de medios públicos de esta semana relacionados con los yukpa. RNV también hizo el suyo, y tan o mas sesgado que el de Castillo, pero de Jesús González el conductor de ese programa no nos sorprende, pues a fin de cuentas es funcionario del Ministerio de Pueblo Indígenas (MINPI).

«Especial» pareciera una categoría además alarmante, aterradora, que se inscribe en el universo de lo «anormal», y que decir del racismo que encierra cuando la imagen que la acompaña es de un «indígena», y el tono que se le da a la entrevista por ser «especial», es la de favor.

La política comunicacional, no puede ir hacia una nueva estética y ética, mientras no se asuma desde esa diversidad, bien lo decía Lorena Freitez en el Foro Comunicación y Revolución: «…uno de los grandes problemas culturales,… una de nuestras asimetrías es la producción de contenidos y eso pasa por derrotar nuestras barreras culturales y clasistas… demasiados pruritos no dejan que las expresiones populares del pueblo se expresen así como son…»

Y eso lo decía Lorena, refiriéndose a la cultura urbana, las expresiones de los barrios en la ciudad de Caracas, ¿que dejará para nuestros hermanos y hermanas indígenas?

Y esto sin profundizar en cuanto al contenido mismo de los diversos programas que se han realizado sobre los yukpa, donde se evidencia una línea comunicacional institucional orientada a generar la matriz de opinión de que este es un problema entre yukpas, y no un problema de los yukpas con los ganaderos, militares y sicarios, y unas políticas públicas indígenas y unas instituciones burocráticas, ineficientes, racistas que aunque este constituidas por indígenas, que es el caso del MINPI, esta impregnada de la misma cultura liberal burguesa que decimos combatir, y para prueba el invento del MINPI de unos «caciques mayores» que no son mas que unos empleados de nómina del ministerio que están por sobre los caciques de las comunidades, que si son elegidos por la comunidad y no por el ministerio.

Llegará el día que lo «extraordinario se convierta en cotidiano» como decía el Che cuando hablada de la revolución, y nuestra herencia originaria no sea una vergüenza sino un orgullo, y en lugar de ocultarlo, nos regodiemos en mostrarlo. Y no tenga que haber programas especiales, porque serán rutina conocer y ver a nuestros pueblos originarios con sus problemas y sus fortalezas, con toda su cultura de la que tan poco sabemos.

El canal 8, RNV y todos los medios del sistema de medios públicos, son medios del pueblo, y como tal deben mostrar al pueblo tal como es, no debe depender de una decisión de ninguno de sus presidentes o directores, y mucho menos de decisiones del alto nivel del gobierno. Ni Helena Salcedo, ni William Castillo son dueños de los medios que dirigen, y si tienen que seguir alguna orientación o línea, es la que el pueblo organizado o no, esta demandando.

Ya lo vimos en el Foro Revolución y Comunicación, donde la presencia yukpa con Zenaida Romero y su bebe a la cabeza, acompañados del movimiento popular de Caracas, portando grandes pancartas dentro de la sala Ana Julia Rojas, fueron obviadas por todo el panel, y solo se hicieron visibles los yukpa en ese espacio, gracias a la intervención de Reinaldo Iturriza. Y que decir de la cortina de Vanessa Davies… sin comentarios.

La orientación de esta política comunicacional, es guiada en el marco de un proceso que dice llamarse revolucionario, y por lo tanto debe hacer transparente todo, y quienes crean desde sus puestos de mando que ocultar, negar e invisibilizar ayuda al proceso revolucionario, están bien equivocados, por el contrario contribuyen a su destrucción, y esos y esas si son los verdaderos contrarevolucionarios.

No vengamos a llorar cuando nos arrase el pueblo con el hastío que señalaba Iturriza en el mencionado foro, y que él define como desmovilización y desinterés, y volvamos a los tiempos de abstención, ya que nos ha dado por medir todo desde el tema electoral. Y señalo lo electoral, porque estamos próximos a varios períodos electorales, y donde las cifras del 07 de octubre evidencian, un crecimiento de la oposición, que debería ser preocupante a las filas del chavismo. Ni siquiera eso, ni los llamados del presidente a redimensionar la política comunicacional parecen impulsar los cambios que se requieren.

Te doy el espacio mediático, en el caso yukpa, luego de un forcejeo de tres semanas, de movilizaciones y protestas, y cuando te los doy te doy 20 minutos, te apuro, te descalifico y de paso oriento la línea por donde no es: conflicto entre yukpas. ¡No señor! Así no es la cosa, y es bueno que lo sepa el país, los espacios que se han alcanzado en estas últimas semanas, han sido logrados por la movilización y la protesta, no porque el tema lo ameritara, no porque la burguesía ganadera está matando al pueblo yukpa. Y entonces cabe preguntarse ¿porque ocultamos los embates de la derecha de Machiques?, ¿a quien protegemos al gobierno de Chávez o al gobierno de los ganaderos de Máchiques?, ¿o será que nuestra ceguera no nos deja ver y asumir que el tema indígena nos parece sin importancia?, ¿cual es el problema que estén matando indios?

Una consigna surgida al calor de estas movilizaciones ha sido ¿de qué socialismo estamos hablando, si al pueblo yukpa lo están asesinando?, pero también surgió otra consigna que es otra interrogante: ¿donde están los medios de la revolución?, todas evidencian la invisibilización. Quien quiera negar y satanizar esta protesta, entonces se coloca al lado de la reacción fascista que bien se ha dejado colar dentro del seno de las instituciones públicas. Por eso el espacio que se da para atender este tema es especial, pues es solo un permiso que me doy para atender por cansancio este “peo” y ya, a fin de cuentas es eso, solo un “peo”, y no hay conciencia de los 520 años de resistencia y lucha de nuestros pueblos originarios.

Seguiremos en pie de lucha por la generación de los espacios mediáticos del pueblo y por el pueblo sin intermediarios, con las herramientas que siempre hemos usado, voz y movilización.

Si los medios del sistema público están secuestrados, la voz del pueblo se alzara sobre el silencio que ellos imponen…

¡Sabino somos todos y todas!, ¡Yukpa somos bastantes!

 

Vea el programa en el siguiente enlace:

#DondeEstáAlcedoMora

Una respuesta a Programa especial yukpa en VTV ¿porque es especial? (Video)

  1. Pingback: Fiscalía descubre que bala que mató a cacique Sabino fue disparada hace 16 años « El Chigüire Bipolar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.