Del obsceno operativo militar montado contra hermanos yukpas

Categoría: Sin categoría |

Del  obsceno operativo militar montado  contra hermanos yukpas 

O  de las preguntas de un sector de la elite criolla ministerial: ¿Qué son estos indios?, ¿animales?, ¿seres humanos? ¿Tienen alma?[1]


Por: María de los Ángeles Peña.

Para empezar, no milito ni me financia ninguna ONG internacional, tesis manejada por un sector de inteligencia policial del gobierno para justificar así su mirada sesgada, cómoda, irresponsable respecto  a las exigencias de comunidades yukpas en el marco del conflicto por la tierra. No caeré en el chantaje que sale solo cuando le conviene al ministerio para asuntos indígenas, según el cual, “ningún no indígena debe acompañar  la lucha de los yukpas”, argumento que ha sido usado para justificar los resultados de su bochornosa gestión.

De entrada expreso mi repudio e indignación a la violación sistemática de la dignidad[2] de hermanos y hermanas yukpas quienes fueron sometidos a mas de 28 horas de tortura psicológica, estrés y violencia, todo esto  expresado de manera infame durante el trayecto Zulia Caracas. El bus donde venían los indígenas, fue detenido por más de 5 puestos de control de la Guardia Nacional. En todos, fueron asediados por los efectivos armados quienes  los acusaban de secuestradores y narcotraficantes.

A esta indignación  le sumo el trato ignominioso que a las puertas de la vicepresidencia, algunos policías  y militares, uniformados unos y otros vestidos de civil, le aplicaron a los indígenas y a mi persona, al momento de entrar a una reunión que al final fue un engaño, una burla, para con la humanidad de estos hermanos y hermanas yukpas

 

El cerco comunicacional, espejo de las asimetrías del poder o lo que es lo mismo Rosita en los medios y los yukpas violentandos

 

El panorama político nacional da cabida para todo menos para los yukpas. Claro. Es que están manipulados. Ponga el caso en la DIM, busque a los culpables, sino invéntelos,  y que no aparezcan que esta gente viene a echar vaina. 

El peso en las noticias del caso de la modelo, la fuga del pran, los fiadores, su libertad, la sobre exposición de su foto en minifalda al  lado de un chico armado (hierro y jeva, macho irreductible) en contraposición con el silenciamiento y la falta de investigación periodística del caso yukpa (¿investigación periodística, especie en extinción?) expresan las dimensiones reales del enemigo: la frivolización de la información, la falta de compromiso humano, la autocensura y la cultura de auto chantaje electoral. Rosita es ahora muy buena porque en twitter ha expresado  que su caso lo han querido usar en contra del Presidente.  Y  como las mujeres yukpas, que no  tienen  twitter,(¿y no ike hay una ONG internacional?), solo sus muertos, su dignidad, su rabia ante el maltrato militar,  pues que se jodan.

Esta comodidad informativa que no lleva a ninguna indagación real ha conspirado para que el pueblo yukpa continúe siendo violentado. Por una parte, el silenciamiento o solo la versión del MINPI. Y por  la otra, la acusación ganadera  que no disimula su odio contra los yukpas quienes exigen sus derechos territoriales. Ambas vertientes, independientemente de la ideología aparentemente confrontada,  más bien evidencian que son  brazos de un monstruo que se llama RACISMO, expresión perversa de la herencia colonial.

 

Refiriéndome al manejo de los medios del gobierno, para nadie es un secreto que  esta realidad  se ha enfrentado a nivel mediático con  un cerco comunicacional difícil de romper  y que se ha alimentado solo de la versión oficial[3]. En las tímidas apariciones del hecho, el tratamiento comunicacional ha sido el mismo de la contienda política de estos años: aquí hay dos  bandos de yukpas que están confrontados.  Esta lectura ha limitado la comprensión del conflicto, la ha ahogado, la ha asfixiado. Además, es importante mencionar que muchos periodistas, productores y documentalistas, tampoco han reconocido que ante temas como este, deben al  menos, esforzarse un poco mas. Bajarse de su tribuna profesional, y de nuevo, amplia la mirada  de la contienda electoral.

No han  sido entrevistados por ejemplo, al defensor especial de los pueblos indígenas,  la comisión permanente de la  AN,  las organizaciones indígenas de BASE que existen, diputados indígenas. Por el contrario, se han limitado solo a entrevistar  a los  yukpas que el ministerio ha enfrentado. No es que las instancias indígenas gubernamentales  tengan mucho que decir pues hasta el momento tampoco se han pronunciado,  y cuando lo han hecho  ha sido  en el marco de una ambigüedad deshonrosa; pero es vital visibilizar que estos indígenas en cargos especiales en materia indígena, tienen también responsabilidad en este problema.

Su silencio ha cooperado a que periódicos como La Verdad, de circulación en Zulia, hayan armado todo un  linchamiento contra Sabino Romero y su familia. Nada han hecho, ni siquiera por dignidad identitaria. Nada. Y  allí sigue este periódico aupando un genocidio ganadero contra los yukpas. Por ello son responsables. Por no hacer nada. Esta situación ha llevado a que sean los mismos indígenas vulnerados, amenazados de muerte o los que tienen a sus familiares asesinados, quienes expongan en los  escasos minutos cedidos en los medios, que parte del problema es la alianza militar política ganadera que tiene en jaque al pueblo yukpa. Esto a su vez los pone en mayor riesgo pues asumen las denuncias, solos, sin entes claves como la defensoría especial indígena.

En lo que va de año 7 han sido los yukpas asesinados por el  conflicto de la tierra.  Sus muertes responden a un mismo patrón o modus operandi de muertes por encargo. Hasta la fecha ningún ministro o ministra, jefe militar o policial de alto nivel se han pronunciado ante estos hechos. No ha habido condena oral, palabra expresada pública y notoriamente para por lo menos disimular que ante los ojos del poder gubernamental o la hegemonía de poder, los indios, también duelen.

A Carmen Fernández, en junio de este año, luego del asesinato de sus hijos, al momento de poner la denuncia, policías de Machiques la encerraron y le preguntaron sobre  los nombres de cada uno de sus hijos y luego le juraron que “a todos esos malandros los vamos a matar y nos beberemos su sangre”. Al día de hoy, Cristóbal Fernández quien viajaba en el bus, y luego detenido en una de las alcabalas de los militares patriotas, NO HA APARECIDO.

 

Los esfuerzos  del Ministerio para Asuntos Indígenas han estado dirigidos a dividir a los yukpas. Juega este ministerio a crear las condiciones de odio entre ellos y ellas, colaborando así a la versión sesgada de alto nivel de que  la raíz del problema es la supuesta manipulación de una gran red de ONGs internacionales que quieren debilitar al comandante.

Le ha hecho falta  a este ministerio, dignidad, lectura, humildad, creatividad, conocimiento indígena, para poder responder a las demandas de los indígenas yukpas. Algunos de sus funcionarios han incluso justificado[4] los disparos que ganaderos les propinaron a dos mujeres yukpas, expresando frases como

“bueno, algo malo habrán hecho”. NINGUN  funcionario le vio la cara a la abuela Leticia, quien vino a Caracas junto a Zenaida, para visibilizar el hecho. Una abuela mayor. Herida en la pierna. Le limpié su herida. Le vi su rostro de tristeza y desamparo, y esta indignación, es la que el gobierno usa para buscar algo que no existe. Y de allí no se mueve.

La soberbia ministerial o el prejuicio racial instalado en el hacer

Admitir que en tema yukpa no es fácil, es asumir que los orígenes del despojo terriotorial que aun pesan en el presente responden a un sistema ideológico que a pesar socialistas y capitalistas (usando la nomenclatura actual de aparente relación de fuerzas), es por sobre todo RACISTA Y DISCRIMINADOR.

Aunque sabemos que no existen razas, y que este termino fue  inventado por la europa colonial para justificar su dominio,  a nivel mental, cognitivo, a nivel de actitudes, opiniones, el conflicto yukpa  ha puesto en evidencia la superioridad de una raza (la criolla, mestiza,  profesional, burocrática, militar, ganadera) sobre otra (los indígenas que sin zapatos caros, sin el carnet del minpi, sin el padrinazgo ganadero, sin títulos profesionales, defienden su dignidad y exigen justicia).

Son atroces, obscenas, las expresiones de violencia simbólica a la que  han sido sometidos los yukpas (las violencias  materiales son evidentes). Ayer mismo, ante el llamado de una supuesta reunión en vicepresidencia, pude presenciar el maltrato de los militares contra las mujeres yukpas. Terrible. Vergonzoso. Sus expresiones de incomodidad, desprecio,  ante  por ejemplo la solicitud de las cedulas de identidad, las ordenes gritadas bueno háganla cola, muévanse, rápido, cedula en mano, el brazo  de un militar usado como cerco, epa , que pasa y dónde está tu cedula[5] , la orden de una mujer militar, pasen sin los niños que estaban aun siendo amamantados, son una vez más expresiones viles del racismo y prejuicio que opera hacia los indígenas.

 

 

Cronología de la violación sistemática de la dignidad del pueblo yukpa o  30 horas de tortura psicológica que nos recuerdan los operativos militares y policiales que se armaban en Venezuela por la llamada cuarta, cuando se les impedía a los waraos venir a Caracas a denunciar que se estaban muriendo de cólera

 

Martes 6 noviembre de  2012

Salida: 6:40 PM

Sale bus de Machiques de Perijá con 51 YUKPAS[6], hombres, mujeres y niños, todos seres humanos, venezolanas y venezolanos, a Caracas a exigir audiencia con vicepresidente ante impunidad de 10 yukpas asesinados (7 solo en año 2012), dilucidar donde está el pago de las bienhechurías de las haciendas anunciadas por la ex ministra indígena, denunciar el mal manejo de la política indígena del minipi que impone líderes desde caracas irrespetando incluso la constitución, exigir protección

Miércoles 7 noviembre 2012

Llagada a Caracas 11: 30 pm. Un trayecto de máximo once  horas fue llevado a 30 horas

CERCA DE 30 HORAS  SECUESTRADOS EN UN BUS POR MULTIPLES PARADAS MILITARES:

1.     Alcabala en el puente del lago. Maracaibo. 4 horas retenidos

2.     Comando regional numero 4, destacamento 42, punto de control Yaracal, estado Falcón. 3 horas retenidos. A las mujeres yukpas los militares les  gritaban y les obligaban a revisar sus pertenencias. “me querían revisar toda, y yo les dije que si querían verme las pantaletas, me tenían cansada”, expresa una de las mujeres yukpas.

3.     Comando regional número 2. Destacamento 25, segunda compañía. Estado Carabobo. 40 minutos. En esta parada, varios  militares suben al bus apuntando con armas y separan mujeres de hombres.

Comando regional número 2. Destacamento 24. Puesto de control de servicio vial. Estado Carabobo. 1 hora

4.     Comando regional numero 2. Destacamento 24. Punto de control  Peaje Vial. Valencia. Aquí es detenido Cristóbal Fernández. Hijo de Ana Fernández, la misma mujer yukpa quien al momento de poner la denuncia de sus hijos asesinados, los policías la amenazaron de que iban a beberse la sangre de todos sus hijos. Aun no aparece Cristóbal. 2 horas y media

5.     Punto móvil de control  improvisado de la Guardia Nacional, autopista regional del centro, en un punto entre paracotos y charallave. Militares se montan en el bus, y les dicen que ellos tienen informaciones respecto a un bus que está secuestrado y que tiene droga. Un grupo de yukpas, sintiéndose burlados  deciden  bajarse del bus y caminar logrando asi  caminar cerca de 500 metros. Llega un militar en moto “de dos soles” de apellido Guillén quien les asegura que deben esperar al yukpa detenido pues según este, ya venía en moto. “esperen a mi coronel que ya viene con el amigo de ustedes, esperen a mi coronel”. Los yukpas deciden luego colocarse en medio de la autopista para atrancar la via como manera de presión para que los dejen ir. Trancan asi la via, con sus cuerpos y palos.

6.     Luego de esta acción, los militares no insisten más en la venida del tal coronel ni en la mentira de que venía Cristóbal. Los yukpas, cansados, sin dormir, sin descanso, sin agua, sin pausas para comer, se montan en el bus para seguir. El bus arranca y es escoltado con motos y carros hasta  la altura de tazón.

7.     Comando regional  5 destacamento 56 punto de control Tazón, los militares  obligan al bus a entrar. Los yukpas de nuevo deciden bajarse del mismo y “llegar a pie a Caracas, para que Chávez sepa la verdad”. Militares quieren  que el chofer meta  el bus al puesto de control. Hacen acto de presencia  “muchas camionetas y motos y los yukpas gritaban que  “si quieren el bus, llévense el bus”.

Aparece a la salida del puesto de control junto con los militares el viceministro yukpa Hilarion Romero,  quien hace énfasis en que se calmaran. “Querían detener la voz del pueblo yukpa, y nosotros yukpa rompimos  la barrera del traidor”

8.     Los yukpas atraviesan la autopista, expuestos a ser atropellados, cansados, debilitados por el estrés sometido; llegan a la bomba de gasolina, donde por llamada telefónica de movimientos sociales de Caracas, comunican que van a buscarlos para que llegasen por fin a Caracas.

9.     Llega la Ministra para asuntos indígenas, les exhorta a que la acompañasen a un “hotel” para reunirse con paz, pero “sin criollos”. Mucha confusión. Las mujeres yukpas interpelan a la ministra “porqué nos haces esto?, ¿no ves que estamos con nuestros hijos?, ¿por qué nos odian tanto?, nosotros no queremos hotel, queremos justicia.

10.   Llega minibuseta de los movimientos populares y se montan la gran parte de los yukpas hasta llegar a finalmente a Caracas. Paralelo a ello, dos buses de la policía nacional también llega al lugar y por presión de la gente, es llevado al destino, pese al intento del mismo de tomar otra dirección

EL PATRON EN TODOS LOS PUNTOS DE CONTROL FUE EL MISMO: SOLICITUD DE CEDULAS  DE INDENTIDAD.ACTUACION MILITAR CON ACTIUDES INTIMIDATORIAS REVISION DE ANTECEDENTES PENALES. MANIPULACIÓN. MENTIRA. BURLA.DESGASTE PSICOLOGICO.

ALGUNOS DERECHOS VULNERADOS: LIBERTAD AL LIBRE TRANSITO, LIBERTAD DE EXPRESION, PRESUNCION DE INOCENCIA, DERECHO A MANIFESTACION PACIFICA Y SIN ARMAS, DERECHO A LA EXPRESION DE SU PROPIA CULTURA. GARANTIAS DE DERECHOS COLECTIVOS Y TERRITORIALES VULNERADOS.

Jueves 8 de octubre de 2012

11.   Luego de una rueda de prensa organizada por parte del movimiento social y popular, en la plaza Bolívar, centro de Caracas, los yukpas hacen acto de presencia a las afueras de la sede de la vicepresidencia con la esperanza de ser atendidos por el vicepresidente Nicolás Maduro.

12.   Luego de 5 horas de espera, deciden cerrar  parte avenida Urdaneta a la altura del banco central. Cerca de las  6 y 30 pm, les informan que serán recibidos pero que  debían esperar la llegada del vicepresidente, quien nunca llegó, y cerca de las once pm, los yukpas, regresan al lugar de abrigo del movimiento popular.

13.   Sabino Romero recibe una llamada que le informaba que para el día siguiente, a las diez am serán atendidos por el vicepresidente

Viernes 9 de octubre

14.    Desde las diez de la mañana, los yukpas salen a  la cita acordada, van a vicepresidencia y nadie los atendió

15.   Se dirigen a Miraflores donde se encuentran desde las once de la mañana con la esperanza de ser atendidos. Cierro este escrito a las 4:26 y aun están ahí.



[1]  Este episodio recuerda a la Junta de Valladolid debate que fue convocado  por el Consejo de Indias que tuvo lugar en 1550 y 1551 en el Colegio de San Gregorio en Valladolid, en el cual Fray Bartolomé de Las Casas, y el filósofo Juan Ginés de Sepúlveda, discuten que son estos indios que están en la América recién colonizada.

[2] No digo violación de derechos humanos pues parte del sesgo de un sector del gobierno es precisamente que quien habla de DDHH ha de ser un espía terible, acérrimo enemigo de la revolución, oscuro, porlo tanto, busquele el expediente, si tiene algun amigo en el exterior por ahi debe venir la cosa, busque que algo de enemigo del gobierno debe tener.

[3] Este cerco que no es de los últimos dos meses, sino de años, apenas, muy apenas, empieza a resquebrajarse en parte por los cambios de autoridades en materia de comunicación y por la presión de  movimientos sociales que se han esforzado en  denunciar los atropellos.

[4] El pasado 22 de octubre, activistas de movimientos sociales llegamos al ministerio  indígena para exigir reunión con la ministra. En la espera, y ante la denuncia de los recientes enfrentamientos entre yukpas y ganaderos que dejaron dos mujeres  yukpas heridas, algunos funcionarios del ministerio justificaron las acciones violentas contra las mujeres sin disimulo. Varios testigos pudimos  escuchar comentarios cargados de prejuicios contra sus mismos hermanos indígenas.

[5] Luego de que todos los yukps entraron a la salita, fui sacada de la misma por un hombre  vestido de civil quien  me dijo “mira tu agarra tus cosas y me acompañas”. Me mantuvo detenida justificación por más de media hora, preguntándome si era yo periodista, que en qué medio trabajada, que hacía. No alegó ninguna otra  justificación sino que eran órdenes sobre la base de informaciones, indagando en que hacía yo, si era verdad que era  periodista, en qué medio trabajaba.  Dos testigos presenciaron el trato intimidatorio de este funcionario.

[6] El dinero de este bus salió de una colecta que se hizo de manera pública por las redes sociales, mensajitos, llamadas. Pelo a pelo se fue recogiendo una parte del monto para el bus. (Y la tesis de la ONG internacional? Que pasó?).

#DondeEstáAlcedoMora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.