Así protestaron los Yukpas junto a colectivos en la Vicepresidencia (Video)

Categoría: Sin categoría |

Por: Aporrea tvi.

El miércoles, aproximadamente a las 9 pm, los yukpa llegaron a Caracas a buscar respuestas, lo que para ellos es de suma importancia: «La Verdad».

En el Tukuko, se encontraron y partieron en un autobús desde Machiques. De Kuse, Río Yaza, Chaktapa, Toromo, Kasmera y otras lejanas comunidades que sobreviven en el mapa mental de estas comunidades ancestrales. Alistaron sus pertrechos y tomaron la ruta que los llevaría a protagonizar uno de los eventos más significativos de este año.

Sabino Romero acompañado de Lucía su compañera de incansables luchas, junto a Carmen «Anita» Fernández, madre de tres jóvenes yukpas asesinados; Vicente Annane, Adolfo Maikishi, Jackelina Méndez, Franklin Parapera forman parte de una lista de 48 yukpas que arribaron a Caracas, como en tiempos ancestrales: a pie. Decidieron bajarse del autobús en Tazón, al ser presionados por funcionarios de la Guardia Nacional, quienes los conminaban a llegar al helicoide escoltados por ellos, como si de niños se tratara o fuesen seres manipulables, pero los yukpa son firmes como la roca y estaban bien determinados con su plan, se enfilaron para la ciudad a cumplir con sus objetivos.

En el camino quedó Cristobal , hijo de Carmen Fernández, quien fue detenido en Valencia y enviado dos días después a Maracaibo y de allí a su casa, según las últimas informaciones.
Luego de ser recibidos por los movimientos sociales, solidarios con su causa, los yukpa se hospedaron en AIPO, organización que brindó su espacio para descansar del viaje en que trataron de desgastarlos, sieenidos por la Guardnal en varias alcabalas, por más de 4 horas en algunas paradas, sin saber hasta ahora quién daba esas nefastas órdenes de amedrentamiento.

Uno de los objetivos de este viaje, era llegar hasta la Vicepresidencia, para pedir explicaciones y descubrir la verdad sobre la titularidad de las tierras y el destino de los 250 millones aprobados por el Presidente el 12 de octubre del 2011, en el cual se comprometía el gobierno de pagar las bienhechurías de las haciendas que se encuentran en la lista de la demarcación de tierras de la zona de Perijá.

Al día siguiente, luego de la rueda de prensa en la Plaza Bolívar, se dirigieron a la Vicepresidencia de la República, donde esperaban ser recibidos, pero allí se encontraron con un muro gigantesco. Por varias horas sufrieron los embates de un ente todopoderoso que nunca los pudo atender, la Vicepresidencia se hizo inexpugnable. Durante dos días esperaron a que los recibiera un ente que se supone debe estar al servicio de todos los venezolanos, y más aún, en este caso, donde se han cometido flagrantes violaciones de los derechos humanos.

Mientras tanto, Los amigos solidarios, afuera manifestaban a favor de estos ancestrales colectivos, quienes una vez más dieron un ejemplo de resistencia, que ya quisieran tener otros movimientos que se evaporan en el quehacer de agotadoras luchas. Allí no hubo atención estadal, pero si mucha solidaridad, mucho amor, reconocimiento y admiración a los que nos dan un ejemplo a seguir, a esto indómitos caribes de la Sierra de Perijá.

Al no ser recibido en Vicepresidencia, el día viernes 10 , se dirigieron a Miraflores donde fueron atendidos por funcionarios del nuevo Ministerio de Seguimiento, quienes les facilitaron un autobús para el regreso. Retornaron sin «La verdad» que tanto buscan, el destino de los pagos de las bienhechurías y la completa y justa demarcación de sus ansiados territorios, de los cuales son legítimos dueños, aunque a muchos cueste entender esta necesidad vital, que para ellos significa la madre tierra.

Protestas de yukpas y colectivos frente a la Vicepresidencia

Declaración de Sabino Romero

Mapuches se solidarizan con la causa yukpa

#DondeEstáAlcedoMora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.