Yumare en la memoria

Categoría: ¡Ahí están, esos son! |

La persecución y saña contra revolucionarios no es historia nueva en nuestro país y, peor aún, tampoco es una historia inconclusa a pesar del proceso de cambio liderizado por el compañero presidente Chávez. Hoy cuando recordamos el vil asesinato de nueve compañeros un 8 de Mayo de 1986 durante el gobierno de Jaime Lusinchi, en lo que fue llamada la MASACRE DE YUMARE, seguimos reclamando justicia y libertad.

Hacemos puntual énfasis en los casos de Sabino Romero y los compañeros indígenas Yukpa de la Sierra de Perijá criminalizados por hacendados y sectores del mismo gobierno. Apenas el 13 de Abril pasado (hace menos de un mes) fueron asesinados los indígenas yukpa Silfrido Romero y Donal Romero Ramos familiares del cacique Sabino Romero, quien además hace tres días sufriera una emboscada e intento de detención por efectivos militares sin causa justificada. Sabino Romero es el líder indígena más emblemático de la Sierra de Perijá y de los pueblos indígenas de esta zona que luchan por su territorio ancestral y contra las transnacionales mineras. Cabe recordar que Sabino estuvo detenido 18 meses durante este gobierno mientras se le levantaba un juicio amañado e inconstitucional, afortunadamente luego de estos 18 meses fue declarado inculpable de los delitos de los cuales se le acusaba.

Igualmente es de relevancia mencionar la situación de los compañeros del colectivo FRIO (Frente Revolucionario de Inquilinos y Ocupantes) en el Estado Lara, los cuales el pasado mes de marzo fueron reprimidos brutalmente por la Guardia Nacional Bolivariana mientras realizaban una protesta por el derecho a la vivienda, hechos que dejaron saldo de varios detenidos (con privación de libertad incluida), mujeres lesionadas, niños y adolescentes golpeados y hombres salvajemente vejados y torturados. Algunos compañeros de este colectivo aún se encuentran detenidos por el simple hecho de ser revolucionarios.

Para ser revolucionario de verdad no basta una gorra, franela roja o decirse “chavista”, para ser revolucionario de verdad no es suficiente con ser un “buen burócrata” como dicen algunos para justificar posiciones, para ser revolucionario de verdad no hay que militar en partidos sino en la solidaridad, la dignidad y la lucha incansable contra las injusticias del sistema.

Hoy recordamos a Rafael Ramón Quevedo Infante, Ronald José Morao Salgado, Nelsón Martín Castellano Díaz, Dilia Antonia Rojas, Luis Rafael Guzmán Green, José Rosendo Silva Medina, Pedro Pablo Jimenes García, Simón José Romero Madriz y Alfredo Caicedo Castillo, los hermanos asesinados en Yumare un día como hoy por el gobierno de Jaime Lusinchi.

¡Los que mueren por la vida no pueden llamarse muertos!

¡Volvemos por todos los caminos!

#DondeEstáAlcedoMora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.