La nueva estrategia de EU amenaza América Latina

Categoría: foto plana,Raúl Zibetchi |

General Martin Dempsey, jefe del Estado Mayor conjunto

 

Por: Raúl Zibechi.

El gobierno de Estados Unidos (EU) lanzó en abril una potente contraofensiva para recuperar el terreno perdido en una región que sigue siendo vital para su dominación global. Nadie en su sano juicio podía imaginar que el imperio dejaría disolver su influencia en América Latina sin jugar todas sus cartas. En el nuevo escenario mundial, pautado por la crisis económica y financiera, y cuando el Pentágono necesita volcarse hacia el Pacífico, su presencia en este continente no puede asumir un perfil solamente militar.

El general Martin Dempsey, jefe del Estado Mayor conjunto, debatió el primero de mayo la nueva Estrategia de Defensa en el Carnegie Endowment for International Peace, señalando que no sólo consiste en rebalancear las fuerzas armadas hacia la región Asia- Pacífico, como señaló Barack Obama en enero. Definió la necesidad de construir una red de alianzas alrededor del globo para lo que será necesario resolver los desafíos pendientes, tales como las cuestiones relacionadas con transferencia de tecnología, intercambio de inteligencia y ventas militares al extranjero(Carnegieendowment.org).

En abril el secretario de Defensa, León Panetta, realizó una gira sudamericana que lo llevó a Colombia, su principal aliado militar, luego a Brasil y finalmente a Chile, donde se acaba de inaugurar la base militar de Concón. El propósito de este viaje es participar en consultas con varios de nuestros socios en esta parte del mundo e intentar fomentar alianzas de seguridad innovadoras en la región(http://spanish.chile.usembassy.gov).

La base de Concón, en la provincia de Valparaíso, forma parte de esa política de innovación. Fue construida en 60 días por el Comando Sur y la armada de Chile como campo de entrenamiento para la guerra urbana, las llamadas Operaciones Militares en Territorios Urbanos (MOUT) contempladas en las misioneshumanitarias y preventivas. En septiembre de 2011 el ministro de Defensa chileno, Andrés Allamand, había firmado un acuerdo de cooperación que permite el despliegue de tropas estadunidenses en suelo chileno, ante la eventualidad de que el ejército nacional se vea sobrepasado por alguna situación de emergencia (El Ciudadano, 3/5/12).

Pero el clímax de la minigira de Panetta sucedió en Brasil, al día siguiente de la entrevista con el ministro de Defensa, Celso Amorim, en la que ofreció amplia transferencia de tecnología si opta por la compra de cazas F-18 Super Hornet de Boeing, en vez de los Rafale de la francesa Dassault. El 25 de abril Panetta ofreció una conferencia en la Escuela Superior de Guerra, en Río de Janeiro, en la que detalló su propuesta de amplia cooperación estratégica entre EU y Brasil.

Se dirigió a las elites militares, empresariales y políticas de Brasil, no al gran público. Comenzó diciendo que ambos países se encuentran en un punto crítico de la historia común (Defesanet,25/4/12). Es el momento de esforzarnos en el nacimiento de un nuevo acuerdo, simultáneamente fuerte e innovador, basado en los intereses mutuos de los dos países, como potencias occidentales. Insinuó que Brasil podría llegar a ocupar su ansiado asiento permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU, pero no fue claro.

Llamó a establecer un nuevo diálogo para transformar la relación Brasil-EU en el área de la defensa, involucrando a la nación emergente en las cuestiones militares internacionales y aseguró que las relaciones bilaterales están en su mejor momento desde 1945.

En un párrafo crucial abordó el aspecto más espinoso de la relación bilateral: Brasil es una potencia económica y la cooperación en alta tecnología, que necesita fluir en ambas direcciones, parece limitada por los controles a la exportación existentes actualmente. Respondiendo a esto, tomamos la decisión de librar 4 mil licencias de exportación para Brasil, un nivel similar al que tenemos con nuestros mejores aliados globales.

Panetta agregó que la compra de los 36 cazas F-18 puede transformar radicalmente la relación entre ambas industrias de defensa y concluyó asegurando que Amorim es esperado en Washington en breve para continuar el diálogo.

¿Cómo debe interpretarse este discurso? Sin duda, se produce en un momento clave y delicado. El triunfo de François Hollande es analizado en Brasil como oportunidad para potenciar la alianza con Francia, mientras la presencia de China en la región no deja de crecer. Amorim aseguró meses atrás que la decisión de la compra de los cazas se tomará antes de mitad de año, pero lógicamente después de las elecciones francesas. Este es el momento. Sin embargo, el imperio no suele ofertar una amplia transferencia de tecnología por la compra de tres docenas de aviones. El objetivo parece más ambicioso: el Pentágono realiza su generosa oferta tecnológica y diplomática (el asiento en el Consejo de Seguridad) a cambio de una sumisión militar y estratégica. A mi modo de ver, es un chantaje.

Los cables revelados por Wikileaks señalan que en 2009 EU buscó sabotear la transferencia de tecnología espacial y nuclear de Ucrania a Brasil (Defesanet,13/5/12), dos aspectos decisivos para la autonomía estratégica del país emergente. Pero Brasil ya está desarrollando tecnología espacial con China y tiene su propio y avanzado programa nuclear. El mensaje es claro: si Brasilia no se subordina, el cerco militar será cada vez más estrecho, como lo demuestra la nueva base militar en Chile.

No es sencillo anticipar el camino que tomarán las elites brasileñas. Por mucho menos, Getulio Vargas fue acorralado hasta empujarlo al suicidio. Las próximas semanas develarán buena parte del enigma: la demorada decisión de la compra de los cazas mostrará el estado de ánimo imperante en el país que se propone unir a la región para hablar con voz propia en el mundo.

 

#DondeEstáAlcedoMora

2 respuestas a La nueva estrategia de EU amenaza América Latina

  1. Ejércitos de Colombia y Venezuela despliegan operativo conjunto antiguerrillero

    Jue 24/05/2012 – 00:30

    Por: Laclase.info

    Caracas, 23 de mayo.- La estrecha alianza entre los gobiernos de Hugo Chávez y Juan Manuel Santos se pone nuevamente de manifiesto con el operativo militar conjunto de las fuerzas armadas de Colombia y Venezuela, desplegado para perseguir a una columna guerrillera que entabló combate con militares colombianos este lunes cerca de la frontera entre ambos países, hecho en el que murieron 12 efectivos de las fuerzas represivas colombianas.

    Según el ministro de Defensa de Colombia, Juan Carlos Pinzón, el frente 59 de las FARC se retiraron al estado Zulia, luego del combate. “El simple hecho de que el presidente (venezolano, Hugo) Chávez diga que va a movilizar unas tropas allá y va a hacer unas operaciones nos parece que es al menos un gesto apropiado”, dijo el ministro.

    El gobierno colombiano se ha negado reiteradamente a realizar negociaciones de paz con la insurgencia guerrillera, apostando a una salida militar al conflicto.

    Santos se comunicó telefónicamente con Chávez, quien fue categórico al ratificar su alianza con el régimen colombiano y anunciar la movilización de tropas para coordinar acciones con el gobierno de Santos en la zona fronteriza. Pese a que Chávez asegura ser socialista, lo cierto es que ha realizado pactos en materia militar y de inteligencia con el gobierno proimperialista de Santos.

    La coalición derechista que apoya la candidatura de Henrique Capriles tampoco es ajena a la política interna colombiana. Pese a intentar distanciarse públicamente del ex presidente colombiano Álvaro Uribe en las últimas semanas, Capriles coincide en los hechos con la posición del ex mandatario, el cual desestima la alianza entre Chávez y Santos, y acusa a este último de ser “blando” frente al gobierno chavista.

    “Es el colmo del caradurismo, salir a decir: parece que hay, hubo, incursión de grupos guerrilleros en nuestro país”, dijo Capriles. Varios miembros del equipo de campaña Capriles, un político cuya militancia política se originó en las filas del partido Copei, se han reunido en el transcurso del último año con Uribe, cuyos nexos con el paramilitarismo y el narcotráfico han saltado a la luz pública a través de varios juicios escandalosos que involucran a sus más cercanos colaboradores.

    Carlos Roa
    24 mayo, 2012 at 5:56 PM
    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.