Por movilización de Caciques Yukpa en Caracas enviarán comisión interinstitucional a la Sierra de Perijá

Categoría: foto plana |

 Sociedad Homo et Natura

Comisión interinstitucional gubernamental de Caracas verificará este viernes 16 en Machiques las denuncias formuladas contra los títulos de tierra por parte de varios caciques del pueblo Yukpa entre ellos el Cacique Mayor de Kamarachón Jesús Peñaranda Yaspe del sector Río Negro.

Durante una visita de tres días en Caracas, fue llevado a la Vicepresidencia de la República, a la Procuraduría General de la República, al Ministerio Público y al Ministerio de Relaciones Interiores y Justicia su descontento por dársele derechos y aceptar los intereses y la presencia de los capitales mineros para explotar sus territorios, así como de unos 50 hacendados y más de 100 violentos parceleros campesinos Wayuu y parceleros criollos. Contra los capitales mineros, los Yukpa llevan más de medio siglo guerreando, y desde que se inició el proceso de demarcación, en el año 2004, vienen peleado contra los segundos por ser fuerzas ocupadoras de su territorio original hoy mal reconocido por el Gobierno a través de los títulos entregados el 15 de diciembre pasado.

Luego de no permitir los indígenas Yukpa y Barí el acceso a sus territorios a Corpozulia y a cuatros empresas internacionales del carbón desde el año 1992, y además de afirmar públicamente el Presidente Chávez en siete oportunidades que la explotación del carbón en el Zulia no va, al igual que el ex Presidente de Corpozulia, General Martínez Mendoza y la ex Ministra del Ambiente Jaqueline Faría, ahora bien, en nombre de qué desarrollo que se le va a reconocer ahora derechos a los mineros dentro de los títulos otorgados a los pueblos Yukpa y Barí el pasado 15 de diciembre. Por eso repetimos que son chimbos los títulos, y ni un paso atrás, ya que estas son conquistas de las múltiples movilizaciones tanto del movimiento indígena como ecologista del Zulia en 27 años de lucha ininterrumpidos.

Las 231 mil 570,10 hectáreas a entregar al pueblo Barí son en la realidad 20 mil nuevas hectáreas de superficie reconocidas, pues faltan por reconocer los espacios solicitados por 12 comunidades que como animales viven desde 1960 encerrados entre alambres de púas y portones con candados cerrados en el medio verdes potreros de doce haciendas ubicadas a ambas márgenes de la carretera Machiques Colón.

Hay comunidades, como Senkae, ubicada en el Parcelamiento Campesino Río Negro donde la Familia de José y Alexander Mercario tiene que irse al poblado rural Cachamana a vivir en una casita del tamaño de un gallinero que compraron porque tiene 10 años de pleito con otras familias Barí porque ya no caben en las 120 hectáreas que en 1973 les otorgó el IAN cuando la dirigente campesina de Acción Democrática Adela Vilchez los consiguió deambulando en los camellones entre las fincas porque los hacendados los habían despojado a sangre y fuego de su territorio original de la cuenca baja del Río Negro; o la comunidad Kumanda que solicita parte de la hacienda El Edén, hoy San Ricardo, y una pequeña hacienda llamada La Embajada, porque quedaron fuera del proceso de demarcación al negarse a aceptar vivir para siempre en un potrero de la hacienda primero mencionada.

Las 41 mil 630,07 hectáreas que reza el título entregado el 12 de octubre de 2009 al extremo norte del territorio a las comunidades Yukpa de los ríos Apón, Aroy y Tinacoa el mismo Gobierno en boca del Ministro Tareck El Aissami reconoció públicamente que iba a ser eliminado porque limitaba el territorio de los indígenas. En verdad pierden al oeste hacia la frontera con Colombia miles de hectáreas de bosques. Porque ahora se les va a imponer este espacio limitado.

Los Barí fueron asesinados, perdieron  el 90% de su territorio:

A.- Entre 1910-1940, les despojaron de 6.300 Km2 (16.00 km2 – 9.700 km2) las empresas Shell, Creole y Colpet: Creando  Los Campos Río de Oro, Casigua, Campo 1, 2 y 3, Rosario, Puerto Barco, Tibú y Alturitas, caminos, vías férreas, oleoductos.

B.- Entre 1940-1983, les despojaron de 7.800 km2 (9.700 km2 – 1.900 km2) los hacendados y colonos (campesinos/ex-trabajadores petroleros y parceleros): Transformaron sus bosques en pastos cruzados por miles de kilómetros de alambres de púas. Perdieron las tierras en río de Oro, Catatumbo, Socuavo, Tarra, Lora, Tibú, Santa Rosa, Negro y Aricuaizá (Lizarralde, R).

Si esperan los indígenas más años para que dichos derechos a de los terceros  se vayan disolviendo poco a poco en el lapso de unos años a su favor es convalidar la violación a la constitución, a las leyes y a los convenios internacionales a favor de los pueblos indígenas firmados por Venezuela que tienen hoy rango constitucional, y entonces para qué leyes, años de lucha y revolución, por Dios más muertos, cárceles y sacrificios; vaya hombre en nombre de qué y para qué. Acaso no basta esta historia de genocidio, etnocidio y ecocidio contemporánea en Venezuela. En el lapso de unos años no habrá nada a su favor, así nos los dice la historia queridos hermanos aliados.

Así mismo los once caciques Yukpa elevaron valientemente su voz para plantear la violencia ejercida y la criminalización mediática contra Sabino Romero Izarra, su familia y los moradores de la comunidad Chaktapa por parte de dirigentes campesinos invasores del territorio Yukpa ubicado entre el sector Tukuko y Yaza ante el supuesto robo de cientos o miles de reses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.